You Suck At Parking – Análisis

0

Demuestra tu manejo aparcando coches en You Suck At Parking, donde el único objetivo es aparcar. A veces, las habilidades de conducción no sirven de nada si no encuentras un sitio donde estacionar. Así que compite contrarreloj, solo o con amigos, y tira de freno de mano en más de cien niveles cuya dificultad va aumentando progresivamente.

La desarrolladora indie Happy Volcano nos trae You Suck At Parking, en su versión final años después del lanzamiento de su beta, en 2020. Nos encontramos ante un juego de carreras en 3D cuyo objetivo es estacionar en un aparcamiento, parece sencillo pero su dificultad está en que no podrás dar marcha atrás, solo echar el freno de mano. Además, tenemos para explorar distintas islas temáticas con sus niveles correspondientes, personaliza tu vehículo y batalla en el circuito a base de choques con tus amigos.

¡A todo gas!

Títulos como Need for Speed y Forza Horizon son los más conocidos cuando hablamos sobre juegos de conducción. Sin embargo, You Suck At Parcking es totalmente novedoso, nos encontramos ante un arcade, donde no necesitamos ser los mejores en la pista para disfrutar. Al iniciar el juego tenemos que escoger entre el modo campaña y el modo online. En la campaña apareceremos en una isla controlando nuestro coche, cada isla está ambientada de forma distinta, y por consiguiente, sus niveles también lo están. Para cambiar de isla necesitaremos tener cierta cantidad de tickets, los cuales se consiguen completando niveles con la mayor puntuación.

Para jugar a los niveles disponibles tenemos que posicionarnos encima de los aparcamientos que hay a lo largo de las islas. En cada nivel nos encontraremos en circuitos, el objetivo es conducir nuestro vehículo hasta los aparcamientos que hay a lo largo de este. Pero no es tan sencillo como se lee, su dificultad está en que solo podrás acelerar y girar para conducir el coche, pues en el momento en el que frenas contará como que estás aparcando, si no estás dentro de un aparcamiento fallarás el intento y comenzarás de nuevo.

Agárrate al asiento

Los controles son extremadamente simples de dominar, solo necesitaremos usar las teclas aswd para conducir mientras nos intentamos mantener con vida. La velocidad y el material del que esté construido el suelo influirá en los giros y el frenado. Sin embargo, la rápida reacción que tiene el vehículo hace que estos movimientos sean casi instantáneos, lo que lo convierte en una conducción muy agradable.

Hay detalles pequeños que pueden pasar desapercibidos pero que, le agregan ese toque final y de dificultad a las carreras. Los coches tienen una cantidad de gasolina limitada, cuando esta se acabe se detendrá y si no está encima de un aparcamiento, contará como intento fallido. Y además, hay un número limitado de coches para cada nivel, si fallas muchos intentos llegará un momento en el que te quedarás sin más coches.

Otro detalle al que queremos darle importancia son los obstáculos que hay a lo largo de cada circuito. Nos podemos encontrar desde barreras que si las tocamos nos desintegran el coche hasta guantes de boxeo gigantes que nos mandan volando por los aires. Aparte, como hemos mencionado antes, cada nivel está ambientado según su isla o zona de aparcamiento, lo que influye en la dificultad de ese nivel. De manera que, si estás en la isla nevada, ya no será un circuito con carretera como la isla principal, ahora conducirás por una pista de hielo que afecta al deslizamiento del coche, en sus giros y la tardanza en frenar.

Preparados, listos, ¡YA!

Un ambiente agradable

El diseño de islas y niveles son originales, coloridos y distintos unos de otros, contando con una gran variedad de escenarios que se mezclan a la perfección con la acción trepidante que ofrecen las carreras. Además, tomaron uso de la perspectiva isométrica, lo cual le da ese toque especial a este juego 3D. Las sombras de los objetos y el movimiento de las acciones son bastante fluidas y agradables a la vista. Simplificando, no podrás evitar disfrutar explorando todas sus islas y volando por los aires entre ellas.

Su banda sonora tan animada complementa muy bien con este estilo de juego, consigue agregar al jugador un impulso enérgico durante las carreras. Además, todas las acciones vienen acompañadas por efectos de sonido. A veces las sirenas de policía o las bocinas de los coches pueden llegar a ser un poco molestos y agotadores, pero qué sería de un juego de carreras sin estos factores.

Nuestro vehículo al principio es uno básico, pero se puede personalizar con diseños extravagantes conseguidos mediante el pase de conducción, de forma gratuita o pagando. Podremos cambiar el color, los vinilos de la carrocería, los efectos al aparcar y morir, agregar accesorios como sombreros, pegatinas para el diseño de la carrocería y distintas estelas.

You Suck at Parching

Creo que estamos en problemas

¡Cuidado que voy!

Aparte del modo historia tenemos el multijugador competitivo, el cual dispone de tablas de clasificación en línea y personal. Cuando el sistema busca una partida en línea, esta iniciará cuando el lobby se llene con ocho jugadores. En este modo conducirás en varias rondas con mapas/circuitos distintos y totalmente aleatorios. El ganador será quien consiga aparcar más vehículos en el mejor tiempo, un truquito para ganar es el uso de la colisión, choca a tus amigos y sácalos fuera del circuito, ¡pero no olvides que venganza existe!.

En los dos modos conseguirás XP al completar carreras, con lo que podrás desbloquear artículos cosméticos. No obstante, solo unos pocos son gratuitos. Como no podría ser de otra manera, porque ya se ha hecho costumbre en casi todos los videojuegos, tendrás que pagar de tu bolsillo por el pase de conducción, donde podrás adquirir una gran variedad de artículos cosméticos.

You Suck at Parking

Aparta trozo de chatarra

Conclusión

A pesar de que la conducción no sea uno de tus puntos fuertes, en You Suck at Parking te lo pasarás en grande. Su sistema de niveles y jugabilidad lo convierte en un título bastante adictivo, no pararás hasta conseguir la máxima puntuación en cada nivel y querrás seguir escalando de dificultad. Si tiendes a frustrarte fácilmente y desanimarte por quedarte atascado no lo recomendamos, pues perderás muchas horas delante de la pantalla intentándolo. Sin embargo, para unas risas con amigos es totalmente idóneo. Su sencilla jugabilidad, su diseño tan colorido, sus diversos niveles y su tan original concepto hace de You Suck at Parking un muy buen juego de conducción.

¿Quieres ver más noticias y análisis como estos?
Échale un ojo a la sección de noticiasanálisis.

9.0

Nota

Puntuación general

Jugabilidad
9.0
Gráficos/Diseño artístico
9.0
Banda sonora/sonidos y efectos
9.0
Lo bueno
  • Una jugabilidad sencilla.
  • Variedad de obstáculos.
  • Islas y niveles distintos en cuanto a diseño.
  • Un concepto de juego original.
Lo malo
  • Puede llegar a ser muy frustrante y adictivo.
[/vc_column][/vc_row]

Autor

MyChlorine

Una apasionada de los videojuegos desde que era un moco andante, pelearme por el mando con mi hermano era mi deporte favorito. Donde haya un juego que te haga asustarte hasta perder la cabeza que se quite lo demás.