The Wandering Village – Avance

0

Onbu y su familia

El desarrollador Stray Fawn Studio, creador de  The Wandering Village, lleva creando juegos desde al menos 2016 con estilos artísticos simpáticos y conceptos imaginativos como el juego de supervivencia Niche.

Este estudio suizo está formado por solo un puñado de desarrolladores, que trabajan para crear juegos que no solo son divertidos de jugar, sino que también tienen mensajes con los que los jugadores tendrán que pensar un poco y ver a que se refieren. Ya que van más allá del contexto del juego.

Estos mensajes están presentes a lo largo de su nuevo juego The Wandering Village, en el que el jugador tiene que decidir a menudo cómo quiere sobrevivir a lomos de la gigantesca criatura llamada Onbu.

El nombre de Onbu parece provenir de la palabra japonesa que significa «a caballo», en referencia a la civilización que sobrevive y prospera a lomos de la criatura.

A lo largo de The Wandering Village, los jugadores se enfrentan a diferentes opciones sobre cómo quieren aprovechar o cuidar a la criatura que les da un hogar. Onbu no es difícil de complacer siempre que no le arranques las púas y te acuerdes de alimentarlo de vez en cuando. Éstos pueden ignorar al Onbu, claro, pero eso acabará rápidamente con su sesión debido al veneno y a la falta de recursos.

The Wandering Village 1

Una visión y modo de vida distintos a otros juegos

Hay múltiples maneras de ver el mundo y tu hogar, ya sea desde la vista de la aldea, la vista de Onbu o la vista del mundo. Cada una de ellas ofrece una perspectiva sobre cómo encajan los personajes en el mundo en general. Onbu es una criatura de tamaño normal en este planeta y es genial ver tu pequeña aldea construida sobre su espalda desde la distancia.

La visión del mundo proporciona aún más perspectiva sobre lo pequeña que es la aldea. The Wandering Village funciona como un gran acto de equilibrio en el que tienes que preocuparte de si tus decisiones perjudicarán aún más a tu hogar.

Si Onbu muere mientras estás en él, tu hogar volverá a ser destruido por las esporas venenosas que infectan partes del planeta. Estos hongos venenosos son el antagonista definitivo de The Wandering Village, y casi siempre significan la muerte.

Literalmente, en todas las partidas que hemos jugado hasta ahora, hemos sucumbido a la plaga de hongos venenosos que invaden la espalda de Onbu.

Cuando una nube venenosa recorre la espalda de la gran criatura, infectará a Onbu con veneno al tiempo que crea plantas venenosas alrededor de su espalda. Estas plantas se extienden muy rápidamente y pueden salirse de control si no hay alguien trabajando constantemente para deshacerse de ellas.

The wandering village 2

Supervivencia y recursos

Para sobrevivir, deberás establecer una aldea a lomos de la gigantesca criatura errante y formar una relación simbiótica para permanecer juntos en este mundo postapocalíptico. Pero, por supuesto, vivir a lomos de una bestia viva y que respira conlleva sus retos. Los desafíos incluyen ayudar a mantener la salud de la criatura, crear confianza y mantener a todos con vida.

Tiene un comienzo estandar como cualquier otro juego de simulación y supervivencia, con un tutorial decente para ayudarte a empezar. También hay un Cuaderno de los Ancianos para leer si te encuentras con un obstáculo. En primer lugar, debes crear una aldea construyendo tiendas, granjas y puestos de recolección. A continuación, construye un edificio de investigación y trabaja en el árbol tecnológico, abriendo nuevas instalaciones para hacer crecer tu comunidad.

Los árboles crecen en la espalda de la criatura, y hay piedras y otros recursos que recoger para construir estructuras. También investigarás algunos edificios para colocarlos cerca de la cabeza de Onbu que te permite comunicarte con la criatura. Además, tomarás decisiones como qué camino tomará Onbu en el mapa, así como cuidar de Onbu alimentándolo.

The wandering village 3

Un poco demasiado caótico

Muchas veces parecía que no había forma de salir de ese tipo de agujero. Una vez que consigues atravesar una nube venenosa y esas plantas invasoras empiezan a brotar alrededor de tu isla, prácticamente puedes despedirte de tu asentamiento en varios días. Dado que es una parte fundamental del juego, es una pena que esto impida al jugador acceder a todas las cosas del final del juego.

Aunque no es imposible, esta fuerza negativa en el juego se siente demasiado poderosa de una manera que domina al jugador, incluso en la dificultad más baja. Esperemos que Stray Fawn Studio ofrezca más formas de enfrentarse a la amenaza de los hongos en el futuro, a medida que el juego avance en el Acceso Anticipado de Steam.

La gestión del crecimiento de la población también es una parte importante de este juego, ya que en más de una sesión perderás a un gran grupo de personas porque tenías muy poca comida. Gestionar tu población con los recursos que tienes es imprescindible si quieres ir sin perder grupos de personas. Eso también significa aumentar la producción para asegurarte de que tienes suficientes cultivos y cocinas para tu población.

Los jugadores menos inclinados a preocuparse por la gigantesca criatura de ficción pueden aprovecharse de ella, robándole sus recursos naturales como la sangre y la bilis.

La sangre puede utilizarse como fuente de alimento, mientras que la bilis puede usarse como combustible para deshacerse de los hongos venenosos que surgen. Sin embargo, dañarás al Onbu y harás que pierda la confianza en ti con el tiempo.

The wandering village 4

Música y Sonido

En cuanto a la música es recomendable usar cascos pues, la música de este juego esta tan bien realizada que te hace estar en un entorno relajado pese que tus aldeanos estén muriéndose de hambre. Por otro lado, los sonidos están muy bien logrados tantos los que hace Onbu como los que realizan el pueblo.

Por ello es recomendable, como bien he dicho, el usar cascos para que no te pierdas en ningún momento los maravillosos sonidos de Onbu, ya sea que este «evacuando los intestinos» como cuando no te hace caso.

The wandering village 5

Conclusión

He disfrutado jugando a The Wandering Village. Y sin duda alguna me he encariñado de Onbu el cual me ha acompañado en esta larga travesía.

Habrá que seguir el juego cuando salga del Acceso Anticipado y ver qué más se ha añadido al juego. Tal y como está ahora el juego es entretenido, pero carece de una salida práctica al caos que se puede formar de buenas a primeras. Si las simulaciones de supervivencia son tu juego favorito, te aconsejo que pruebes The Wandering Village.

Ahora con tu permiso, Onbu reclama. Tal vez este hambriento o preguntándose por qué tiene picaduras como de mosquitos.

¿Quieres ver más análisis como esté? Échale un ojo a la sección de análisis.

Autor

Alfonso López "Retamar"

Un Casi Filólogo que juega videojuegos desde que tiene uso de razón. Juegos de RTS, Medievales, Lucha y demás juegos bélicos. Un Isleño que viviendo rodeado de Palmeras