Record of Lodoss War -Deedlit in Wonder Labyrinth-

0

Preview de Record of Lodoss War -Deedlit in Wonder Labyrinth-

7.0

Nota

Puntuación general

Historia
5.0
Jugabilidad
8.0
Gráficos
8.0
Música y Sonido
6.0
Diversión y duración
8.0
Lo bueno
  • Buen diseño y pixelart
  • Buen sistema de juego
Lo malo
  • Falta de una mejor introducción
  • Pocas melodías
  • En inglés

Prólogo:
Viendo algunas de las imágenes, había captado mi atención y gracias a @Playism he podido probar este titulo que aun esta en fase de desarrollo. Me había interesado por que guarda cierto espíritu del original Castlevania Symphony of the Night, algo que pocos juegos han sabido replicar…

Historia:

Deedlit despierta repentinamente en un lugar misterioso y desconocido. ¿Dónde estoy? ¿Por qué estoy aquí? Sin nadie cerca que pueda responderla, sus preguntas acaban en silencio.
En pos de buscar respuestas a sus preguntas, Deed finalmente emprende la marcha, sola…

No tengo más detalles que los propios que vienen en su página de Steam y no parece haberse profundizado demasiado aun, ya que en el propio juego los diálogos son cortitos y escasos, está en una fase muy temprana, al menos la versión jugable, por lo que son pocos los detalles a los que se pueden acceder en relación a la trama.

Sistema de juego:
Es por antonomasia lo que todos llaman actualmente un “metroidvania“, lo que es básicamente un plataformas de acción con tintes de rol, lo que nos lleva a la forma de jugarse y guardar similitudes con muchos juegos que replican la formula.
Contamos con la acción principal, generalmente espadas, aunque también podremos equiparnos alabardas, mazas y otras armas (además de los que aun estén por determinar) y el arma secundaria que es un arco con el que podremos apuntar donde queramos hasta cierto angulo y que usaremos para no solo atacar a distancia, sino además, usarlo para que nuestras flechas reboten por ciertos puntos de una habitación para desbloquear algunas rutas.


También podremos usar habilidades mágicas que iremos adquiriendo en algunas habitaciones, su uso es bastante sencillo, ya que solo deberemos pulsar el botón que las acciona y dejándolo pulsado podremos intercambiar las que hayamos conseguido (2 unicamente hasta el momento).
Los espíritus que obtendremos de forma muy acelerada, nos darán también ciertas ventajas como recuperar puntos de vida y anular ataques de fuego o agua, así como potenciar nuestro ataque con los mismos elementos, por lo que para repeler/atacar estaremos constantemente llamando a un espíritu u otro.

Me ha parecido como concepto jugable una maravilla, sintiendo un poco esa nostalgia de juegos como el mencionado al inicio y también Aria of Sorrow u Order of Ecclesia, soy ferviente seguidor de este tipo de juegos, iniciado en ellos desde los Castlevania de NES, siendo mi tercer genero favorito.
En este caso, este juego ha probado algunas mecánicas que no es que sean particularmente nuevas, pero si le dan cierta frescura.

Gráficos:
Estos son quizá lo que más llaman la atención en un primer vistazo, ya que automáticamente sabes con que juegos asociarlos, solo el concepto ya te indica que tipo de juego es y como está orientado.
De hecho el escaso bestiario que se puede apreciar actualmente, todos tienen similitudes a los vistos en los Castlevanias incluyendo sus ataques y habilidades, no sé si en la versión final cambiará algo, pero queda mucho por delante y por ahora todo apunta a ser casi una “copia espiritual” en muchos sentidos del SotN.
Si es verdad que tiene ciertos conceptos propios y que los escenarios necesitarían un pulido más. Es decir, el fondo de cada uno de los escenarios es estático, no tiene esa sensación de “vivo”, como si han tenido otros titulos que jugaban con la perspectiva de lo que en un momento se llamo “2.5D” o dos dimensiones y media, que daba fondos animados y con sensación de movimiento visual según el “scroll” de avance, en el trasfondo del fondo plano 2D original.

Visualmente la verdad es como decía llama la atención, aunque por ahora lo poco que se ha podido ver, guarda muchas similitudes entre una habitación y otra, sobretodo las primeras, por lo que no se puede percibir aun la variedad que pueda tener el concepto final.

Música/Sonido:
Es el apartado menos trabajado, al menos en cuanto a banda sonora claro, ya que solo creo haber percibido dos canciones (o quizá solo 1) en toda la partida, que si, no es muy larga, pero casi 30 minutos con una misma melodía acaba cansándote, no hay transiciones para el cambio en otras fases y eso realmente desde mi punto de vista le perjudica mucho.
El apartado de efectos sonoros si esta muy bien, muy acorde al uso de armas y efectos de ataque, explosiones y demás.

Espero que la parte melódica la cambien un poco e incluyan más transiciones sonoras en fases que sabemos son completamente separadas unas de otras.

Diversión/Durabilidad:
La parte jugable disponible es tan corta pero tan intensamente divertida que se hace muy amena. Actualmente una primera partida te dura unos 35 minutos y una segunda entre 20/24, ya que el recorrido al ser relativamente corto es fácil de recordar. Según puedo preveer, su duración máxima una vez el juego este terminado, sea posiblemente de entre 4 y 5 horas, ya que toda la acción del juego se desarrolla muy aceleradamente, sin excesivas transiciones de fases o recorridos.

Valoración final

Tiene todos los puntos a favor, excepto la banda sonora (por ahora), conserva muy bien el espíritu de juego, que combina perfectamente con el apartado gráfico y tiene una jugabilidad rápida muy precisa y entretenida. Eso si, me gustaría que mejorasen un poco esos escenarios, que como decía son demasiado planos, eso le daría más atractivo aun, mejorando la experiencia visual.
Espero ver pronto nuevos resultados del avance del juego. Pronto actualizaremos con un análisis del juego completo.

Autor

Yclan

Iniciado en los videojuegos a los 4 años de edad con la recreativa de Ninja Gaiden y los pinballs, no tardó en convertirse en una de mis aficiones de más envergadura, con una ingente cantidad de títulos terminados a las espaldas, pase a ser coleccionista y empecé a escribir sobre ellos con la experiencia de no pasar por alto ningún género.