Neon Blight: Un juego a medias – Análisis

0

Hoy hablaremos sobre Neon Blight, un juego desarrollado por Bleeding Tapes. Una pequeña desarrolladora indie que ya ha desarrollado algunos juegos gratuitos por medio de itch.io. Sin embargo, su primer título lanzado en Steam es un juego que se nota incompleto y repleto de errores. En este análisis te contaremos todo lo que debes saber respecto a este titulo.

Neon Blight

Historia

Durante el juego, tomaremos el papel de Lara, una ex-oficial de policía que decide retirarse y montar una tienda de armas del mercado negro en la distópica ciudad de Neon Blight. Dicha tienda tendremos que abastecerla de mercancía para darle nuestros productos a los aspirantes a rebeldes en su lucha contra las megacorporaciones que gobiernan el futuro.

Jugabilidad

Podemos dividir la jugabilidad en tres factores diferentes: por un lado tendríamos la tienda, por otro las mecánicas de juego y por ultimo el páramo.

La tienda

El juego posee una tienda de mercado negro la cual nosotros somos los dueños. Tendremos que alimentarla y suplirla con armas extraídas del páramo, así como comprarle decoraciones como plantas y algunas cosas más al NPC designado para ello. Así mantenemos la felicidad de nuestros clientes y le ganaremos a la competencia. En teoría está muy bien lo que estamos describiendo, pero puesto en práctica, para lo único que te sirve la tienda es para vender cualquier cosa que encuentres en el páramo y comprar power-ups. Como mucho la única mejora que necesitarás para la tienda será la mejora de inventario, para poder guardar en ello objetos pasivos y tener una combinación de objetos para recolectar más armas y otra para matar jefes.

La tienda sentimos que esta muy mal implementada. No te sirve para nada más que lo mencionado arriba, y a eso sumamos que la supuesta «competencia» de la que se nos habla no existe. Tu tienda es la única tienda de armas que hay prácticamente y a la única que irán los NPC por lo cual, tenerla bonita o no, simplemente es un capricho del jugador. Subirás de estrellas igual y te comprarán igual.

Algo bueno que podemos destacar de la tienda, es que puedes nombrarla como quieras. Parece una tontería, pero es un detalle que sabemos que a muchos les puede gustar.

Mecánicas de Juego

Neon Blight tiene unas mecánicas de un Bullet Hell (Infierno de balas o lluvia de balas) clásico, muy parecido al estilo Enter the Gungeon. Las mecánicas están pulidas, los daños de cada bala son idénticos por tanto puedes arriesgarte a tomar una bala con tal de vaciar tu cargador completo en el enemigo y hacer un daño alto. Las armas necesitan recargarse por lo cual debes pensar bien cuando usar toda tu munición.

Sin embargo, muchas de las cosas buenas que tiene la mecánica de jugabilidad se ven opacadas por bugs dentro del juego que lo hacen prácticamente injugable (de esto hablaremos un poco mas abajo). Un ejemplo de esto podría ser la luz que emiten las armas, al disparar nuestra arma hará una ráfaga de luz en las balas que es algo estéticamente bonito. Pero si te pasas con la velocidad de ataque, disparas un chorro amarillento que no solo rompe la estética del juego al no verse natural, si no que también obstruye la vista de los objetivos y las balas, haciéndote perder corazones por algo que simplemente no pudiste ver.

El Páramo

Este será el lugar donde se desarrolle la mayor parte de Neon Blight y también donde recolectaremos los recursos para nuestra tienda. El páramo a nivel artístico tiene un buen nivel de detalle en cuanto a pixel art se refiere. Todos los diseños se hacen en la misma paleta de colores, ayudando así que todo el páramo se sienta bien visualmente. Sin colores que resalten demasiado o que no cuadren en la misma paleta de colores.

Sin embargo, para que un juego pueda definirse como «rogue» debe tener ciertos aspectos jugables, aspectos que este título carece en ciertos puntos. Así, nos encontramos con que Neon Blight no dispone de generación aleatoria de mapas. El Páramo será siempre el mismo en todas y cada una de nuestras partidas, haciéndolo más similar a un metroidvania que a un roguelike. A esto se le puede sumar que los enemigos tampoco son generados aleatoriamente. Aunque en un punto del mapa varíen 1 o 2 enemigos, siempre habrá el mismo numero de ellos en ese nivel.

Banda Sonora

Hemos de decir que en este punto el juego se queda corto. En varias zonas la música es la misma, ni siquiera cambia aun que cambiemos de bioma. Sin mencionar que hasta hace unos parches, también escuchabas la misma música cuando ibas a pelear con un jefe, cosa que mata el ambiente y la sensación de peligro en el nivel del jefe. Esto ultimo mencionado en relación a los parches, es algo de lo que hablaremos un poco mas abajo.

Jefes y Enemigos

Los jefes de Neon Blight en cuanto a calidad de su pixel art y dificultad nos encantaron. Su pixel art es bonito, limpio, sin colores saturados o puesto fuera de su paleta de colores, haciendo en si unos jefes visualmente bellos. Añadiéndole a esto su aspecto como tal, que los hacen únicos y apetecibles, como el ejemplo de DeathBlade. La dificultad de lo mismos no decepciona, ya que tienen una dificultad moderada. Si estás acostumbrado a este tipo de títulos puede que te lo encuentres fácil, pero si este es uno de los primeros roguelites que vas a jugar, la dificultad esta dentro de una escala relativa que lo hace difícil, pero disfrutable.

Por otra parte los enemigos son otra historia. Los enemigos se sienten exactamente igual, pero con otro aspecto. Si bien es cierto que en cuanto a pixel art son decentes (no comparable con los jefes) su dificultad es nula. No tienes ni que usar el desplazamiento del personaje para combatir contra ellos pues son algo así como una bolsa de armas gratis para vender en tu tienda, poco más.

¿El juego esta en acceso anticipado?

Neon Blight desde el día 1 vino con un montón de errores y no errores leves, si no bugs que prácticamente hacen el juego injugable. Ojo, hablamos en presente por que muchos de esos errores a la fecha de este análisis no han sido corregidos.

Por mencionar alguno de ellos, el primer día la gran mayoría de objetos en vez de poseer una descripción clara, te ofrecía un texto de ejemplo, además a medias por que ni siquiera salía completo el texto (esto fue arreglado)

Si intentabas dormir para pasar el día, se te crasheaba el juego así por la cara, en determinadas situaciones. Solo por caminar por el páramo el juego se crasheaba y por supuesto, tu progreso no se guardaba y perdías lo que sea que hubieras ganado en esa excursión.

El juego como tal, parece un acceso anticipado, cosa que no lo es. Algo que puede molestar a muchos compradores es que el juego tuvo una demo, y en esa demo los errores estaban presentes. Como buenos jugadores reportaron dichos errores y se hizo caso omiso de ellos hasta que se lanzo el juego y comenzaron a arreglar uno por uno a base de parches, pero cobrando el precio completo.

El sonido como mencionamos arriba, básicamente era la misma música todo el rato. Armas que no disparaban, interfaz mal diseñada (sin calidad de vida para el usuario), errores visuales, errores de colisión, etc.

Conclusión

Si quieres apoyar a la desarrolladora comprando el juego, tienes que tener en cuenta que esta repleto de errores, pero estos errores poco a poco son solventados con parches ya que los desarrolladores no han abandonado el proyecto.

Quisiéramos volver en unos meses a jugar el titulo y disfrutarlo sin tener que comernos algún error y por lo que pinta, puede que esto sea posible. Pero teniendo en cuenta el estado actual del título, no podemos recomendarlo a menos que tengas la paciencia para esperar a que concluya su ciclo de parches y que por fin sea mínimamente jugable y disfrutable. No es mal juego, pero es imposible ignorar sus deficiencias técnicas.

4.8

Nota

Puntuación general

Historia
4.0
Jugabilidad
7.0
Gráficos y diseño artístico
7.0
Música y sonido
4.0
Apartado técnico
2.0
Lo bueno
  • Buen Pixel Art
  • Buena dificultad en cuanto a jefes
Lo malo
  • Poco rejugable
  • Muchos errores
Autor

snakimh

Amante de los Roguelites y los juegos con dificultad avanzada.