Análisis de Viola: The Heroine’s Melody

0

Jelle van Doorne es un joven desarrollador holandés que nos deleita con una obra cargada de sensibilidad y unas mecánicas la mar de variadas y entretenidas con Viola: The Heroine’s Melody. De todos sus proyectos, Viola es el primero de ellos en ver la luz a través de Steam y llegar a nosotros de primera mano.

Es realmente sorprendente que una única persona haya sido capaz de crear una obra con un buen nivel de detalle y cuidado sin dejar de lado lo realmente importante: la historia que narra. Se nota el cariño que su creador ha puesto en cada píxel de este juego.

“Todo llega con el tiempo”

Encarnamos la piel de Viola, una niña de Seattle a la que sorprendemos ensayando con su violín, frustrada porque intento tras intento siente que nunca podrá estar a la altura de lo que su madre hubiera querido para ella.

Atrapada en esa espiral de pesimismo y sintiéndose incapaz de progresar, un vórtice surgirá de su violín y la trasladará a un universo de fantasía donde conocerá a unos cuantos personajes muy carismáticos que le ofrecerán su ayuda para avanzar por el mundo buscando la forma de volver a casa y evolucionar, desarrollando su talento, queriéndose a sí misma con sus imperfecciones y descubriendo sus virtudes así como la importancia de dejarse ayudar cuando lo necesitas, sin dejarse llevar por las apariencias.

Nos moveremos por el mundo de dentro de nuestro violín en un sistema de plataformas 2D muy sencillas en un escenario bonito y colorido que va totalmente acorde con lo que nos transmiten nuestros nuevos amigos: amistad pura y desinteresada, luz, ganas de mejorar y optimismo al fin y al cabo.

Los diálogos, que no disponen hasta la fecha de traducción al español, son frescos a la par que profundos y dotan a los personajes de gran carisma y trasfondo propio, consiguiendo que una historia simple como es la de una niña que busca el camino a casa, se convierta en algo digno de recordar con frases que querremos grabar a fuego en nuestro interior para ser mejor personas y ver con otros ojos el mundo.

“A veces, lo único que puedes hacer es quedarte y pelear”

Conforme avancemos, se nos irán desvelando distintas mecánicas del juego como el salto, el estilo de combate y sus elementos (magia, “crescendo”, objetos…), equipo… creando así un tutorial inmersivo y haciendo posible un progreso muy lineal y sin trabas.

Combatiremos porque en nuestro viaje, aparte de encontrarnos con la realidad de las dificultades e inseguridades de Viola, deberemos luchar contra aquellos enemigos que nos vayamos topando usando ni más ni menos que la música. Combinando un estilo de combate RPG por turnos con combinaciones rítmicas de botones para realizar las acciones musicales de ataque o defensa, podremos salir victoriosos con facilidad.

En algunas localizaciones encontramos hogueras en las cuales mejorar la relación con nuestros nuevos amigos con un aspecto que, junto con cierto personaje con armadura y ataques luminosos, nos hará pensar que Jelle van Doorne es un amante de la saga Souls casi tanto como de The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

Debido a su mecánica, es recomendable jugar con mando. Para evitarnos problemas de compatibilidad, podremos cambiar entre controlador de Xbox o PS4 (o teclado si tuviéramos esa necesidad) en el menú de inicio.

Nueve guerreros, nueve elementos, nueve canciones

La música es aquello que une y envuelve todos los componentes de Viola: The Heroine’s Melody, el componente más importante. Está presente de forma activa tanto en la temática (debiendo superar nuestro bloqueo a la hora de tocar el violín para abrirnos paso a través de su interior y volver a casa) como en la mecánica al ser instrumentos lo que tocan Viola y sus amigos para derrotar a los enemigos, abrirse paso a través del mundo, invocar un pájaro, crear una hoguera… pero también lo está de forma pasiva acompañándonos con una buena banda sonora pixel-art melódica a través de cada escenario y escena de descanso y diálogo.

De forma adicional, me gustaría comentar como ejemplo de lo cuidado del juego, que la musicalidad es un factor también muy tenido en cuenta en cosas que podrían pasar desapercibidas como el decorado de los escenarios, los juegos de palabras e incluso el nombre de los logros del juego en Steam.

Conclusión

Viola: The Heroine’s Melody es un juego de plataformas 2D simple con combates RPG por turnos en el que la música juega un papel fundamental. Si te gustan estos elementos por separado y además una historia bonita con un pixel-art colorido lleno de pequeños detalles y animaciones cuidadas, este juego está hecho para ti.

 

7.6

Nota

Puntuación general

Historia
7.0
Jugabilidad
8.0
Gráficos
7.0
Música/Sonido
9.0
Diversión
7.0
Lo mejor
  • Buena trama con sensibilidad y valores
  • La Música envuelve cada apartado a la perfección
  • Originalidad
Lo peor
  • Diálogos sin traducción al español
Autor

Genética

La sinceridad al menos me ha servido para ser una buena crítica. LucasArts fue mi primer amor. Fan de la cultura y la música de los 80, que se note que peino canas. Viva el metal. PRESS PLAY ON TAPE