0

The Caligula Effect 2 – Un mundo de complejos ocultos

Siguiendo la idea original, The Caligula Effect 2 ha querido pulir lo que se estaba haciendo bien en la primera entrega y eso nos lleva a un juego bastante disfrutable a varios niveles. Por desgracia no nos llega en Castellano, algo habitual en los juegos de NIS America y que espero algún día se decidan a “corregir“.

Has despertado en Redo, un mundo creado por una “virtualdoll” llamada Regret, en él las personas evaden los problemas de la realidad y ella los intenta retener apoyada por los Obligatto Musicians. Tu, gracias a la idol virtual χ, ayudarás a otros a salir de ese mundo y volver a la realidad, formando el club “Go-Home“.

Continua así la saga, que aun sin haber jugado a la primera entrega, podemos seguir con facilidad.
Se tarda bastante en profundizar la historia, más si nos dedicamos a las pequeñas historias que el juego va guardando y que acaban siendo interesantes. No todas obviamente, pero muchas de ellas están entrelazadas con diversos personajes terciarios.

La verdad es que no es especialmente apasionante, ya que la mayoría de historias son bastante mundanas, repiten clichés ficticios y generalmente acaban “bien“. Para ser un complejo mundo paradisíaco donde dejar atrás los “estigmas sociales“, están quizá demasiado descubiertos y poco trabajados. Se acaba notando que muchas misiones son un completo relleno de la trama principal y eso lo puede hacer aburrido.

La cadena de influencias – Amigo de mis amigos

Es uno de los apartados más importantes, la red Causality Link, no solo nos dará la información de las diferentes misiones, también el perfil de cada “amigo” que vayamos añadiendo y su conexión con otros grupos o personajes. Casi una autentica red, que nos dará toda la información necesaria para completar las misiones sin perdernos en el camino.

Al completar cada una de las misiones secundarias individuales, también se desbloquearan los datos reales y complejos de cada NPC.

Cuanto más avancemos, más se irá ampliando nuestra red de amigos y misiones secundarias/terciarias, que no dejan de ser importantes ya que mejoraran nuestros estados para sufragar con facilidad los combates.

Nuestros compañeros también requieren un momento de atención y es por ello que tendremos capítulos individuales junto a ellos para mejorar nuestra “afinidad”. Aunque en su mayoría no guardan gran trascendencia a nivel argumental, siguen siendo importantes para mejorar relaciones y adquirir nuevos puntos de conversación en WIRE.

Menú principal

Menú principal

La batalla del despertar – Turnos dosificados

En The Caligula Effect 2, lo que más he disfrutado sin ninguna duda son las batallas, que aun siendo contra un solo enemigo “mini jefe“, pueden acabar alargándose imprevisiblemente.
Y es que tenemos dos modos para jugar como estratega profesional o jugador casual, sin pensar demasiado. El modo automático (casual) dejará a nuestro grupo tomar las decisiones independientemente de nuestro protagonista, por lo que solo deberemos estar atentos a él exclusivamente.
Por otro lado, y es la parte que más se disfruta, desplegar todo nuestro potencial en batallas sumamente estratégicas, escogiendo que acción hará cada uno y en que ritmo de tiempo. Gracias a esto y aprovechando ciertos vacíos entre ataques aéreos, medios y estándar, tenemos la posibilidad de enfrentarnos a enemigos con más del doble de nuestro nivel y salir airosos.

Obviamente se invertirá mucho más tiempo, por que la vida y su defensa será más de 2 veces la de nuestro grupo.

The Caligula Effect 2 - Batalla

The Caligula Effect 2 – Batalla

Dejando esto un poco aparcado, nuestros protagonistas cuentan con varios tipos de apoyo. El principal será el poder de χ que nos brindará turnos más rápidos y un menor consumo de SP para las habilidades.
El otro, serán los ataques especiales de cada protagonista, que pueden romper el ataque enemigo y darnos más tiempo de acción, además de dañarlo. Sin olvidar que tenemos habilidades curativas y objetos, entre otras acciones recurrentes e importantes.

Batallas 2

Batallas 2

Potenciando a tu equipo – La pasividad activa

Otro de los elementos en The Caligula Effect 2 que he visto bien estructurado, es el aprendizaje de habilidades pasivas a través de los “Stigmas” de ataque, defensa o amplificadores, ganando puntos por batalla.
Esto nos ayuda, no solo a mejorar nuestros estados, también son necesarias para algunas misiones a realizar y deberemos equiparlas para completarlas con éxito.

Ganar puntos χ es otra de las mejoras pasivas, para gastar en la tienda o en el menú χ, canjeandolos por canciones de “estado” dándonos apoyo en los combates.

Previsión de ataque

Previsión de ataque

De viaje en metro χ por Redo – Lineas lisas y rectas

En The Caligula Effect 2 nos moveremos a los diferentes puntos a través del Metro, poniendo a nuestra disposición los diferentes puntos según vayamos avanzando.
Inicialmente es probable que pasemos mucho tiempo en la estación de metro y sus cercanías, pero más adelante podremos ir disfrutando de los diferentes niveles. Estos empezarán a ser más variados y dan cierta sensación de actividad, aun así el diseño es demasiado “liso” y “recto”, en general da un aspecto bastante pobre a nivel gráfico.

Pese a eso, lo bueno es que aunque tienen cierta linealidad, han sabido estructurarlos muy bien para hacerlos más dinámicos y tener que recorrerlos por completo. Y es que no solo puede haber objetos o cristales en cada rincón, también podemos toparnos con NPCs fuera de su ubicación original.

Jardín Universitario

Jardín Universitario

The Caligula Effect 2 - Instituto

The Caligula Effect 2 – Instituto

La variedad de enemigos también tarda un poco en pronunciarse en los escenarios y batallas, y no veremos nuevos monstruos hasta que avancemos bastante, siempre y cuando no nos paremos con misiones secundarias.

Donde más falla es en la profundidad del diseño de personajes, que en la lejanía acaban viéndose un tanto planos como de papel. Sin embargo sus avatares tienen una ilustración genial.
En las escenas tampoco mejora demasiado la cosa, viendo incluso movimientos de ojos extraños o de la boca, que no se representan en el dialogo.

Invernadero - Greenhouse

Invernadero – Greenhouse

Música IDOL POP – Abuso sonoro

En este caso, no puedo decir que The Caligula Effect 2 tenga una banda sonora desperdiciada, todo lo contrario, no solo la aprovechan, sino que la han explotado al máximo.
Casi todas las melodías tienen tema vocal y que podremos ir seleccionando según los desbloqueamos y aplican diferentes efectos, como ya mencioné antes. El caso es que vamos a estar oyendo esos temas durante todo el paseo a pie y puede llegar a ser agotador.

Después de recorrer un mismo sitio durante más de 3 o 4 horas, es raro si no acabas aborreciendolo.

Temas extraordinarios, pero que han abusado de su presencia más allá de las fases y que se acaban incrustando en tu mente. Por suerte habrá algunos momentos más relajados y zonas donde la música j-pop está “off”, permitiéndonos un descansito.

The Caligula Effect 2 - Jefe

The Caligula Effect 2 – Jefe

Aprovechando bien el tiempo de juego

Cierro el análisis, tomando en cuenta todos los aspectos del juego, donde han aprovechado bien las fases y el tiempo entre una y otra. La trama es quizá donde nos pueda faltar algo más de trabajo. Y lo mejor sin duda son los combates, que nos dan pie a retos “in-extremis” si aprovechamos bien todas las habilidades. Incluso con 20 niveles o más por debajo.

8.0

Nota

Puntuación general

Historia
7.0
Jugabilidad
9.0
Gráficos
7.0
Música y Sonido
9.0
Diversión y duración
8.0
Lo bueno
  • El sistema de juego en general.
  • Autentica banda sonora j-pop idol.
  • Tiempo entre fases y misiones bien enlazadas.
Lo malo
  • Poca profundidad argumental en las misiones secundarias.
  • No está localizado al español.
Autor

Yclan

Iniciado en los videojuegos a los 4 años de edad con la recreativa de Ninja Gaiden y los pinballs, no tardó en convertirse en una de mis aficiones de más envergadura, con una ingente cantidad de títulos terminados a las espaldas, pase a ser coleccionista y empecé a escribir sobre ellos con la experiencia de no pasar por alto ningún género.