Análisis de Chernobylite

0

Hace ya 14 años de Stalker Shadow of Chernobyl, uno de los videojuegos que más impacto tuvo en mí como jugador y seguramente en muchos de vosotros. Un título que supuso un antes y un después de un género y que llamó poderosamente la atención de los amantes de la ciencia ficción. Pues éste conjugaba perfectamente los géneros de disparos en primera persona y el RPG, con una historia trabajada y una cantidad enorme de mods que le siguió dando vida más allá de su tercera entrega. 

Ahora, con permiso de S.T.A.L.K.E.R. 2: Heart of Chernobyl, tenemos entre nosotros a un más que digno sucesor de esta increíble saga. Aunque no lo pretenda ni lo necesite, nos llega con casi todos los deberes hechos tras un tiempo en acceso anticipado.

El juego nos llega de la mano del estudio The Farm 51, los cuales tienen varios títulos a sus espaldas de cierto éxito y calidad. En esta ocasión los polacos han realizado un increíble trabajo para recrear toda la zona de exclusión de Chernóbil, que es donde se desarrolla el título, recopilando materiales, referencias, miles de fotografías y hasta escaneos de toda el área con drones. Este trabajo ha dado como fruto la versión más precisa de la zona de exclusión de Chernóbil, un área que se encuentra llena de cantidad de edificios abandonados, pero que también tiene historias que contar, momentos congelados en el tiempo tras la mayor catástrofe nuclear de todos los tiempos y que se encuentra dentro de un marco político histórico mundial. 

Una desgracia que sigue aún a día de hoy, marcando de por vida a decenas de miles de personas tras la explosión del reactor número 4 de la central nuclear y que de alguna manera veremos y viviremos en Chernobylite.  

Una zona muy familiar

Nuestra historia comienza 30 años después del accidente físico y Gorki, un antiguo empleado de la central nuclear de Chernobyl en el fatídico momento, es el personaje al que controlaremos ya desde el comienzo. Se nos desvelará que también estaba involucrado en una serie de experimentos junto a su mentor, un amigo y su esposa Tatiana. 

Estos experimentos estaban relacionados con la chernobylita, un mineral en principio resultante de la explosión del reactor nuclear y que posee propiedades increíbles como la de crear singularidades y agujeros de gusano. Pero la razón fundamental, el motor que impulsa Igor a llevar a cabo una lucha contra un Goliat militar financiado por empresas sin escrúpulos llamado NAR, es ni más ni menos que encontrar a su mujer Tatiana, pues este no recuerda qué pasó tras el incidente y se le aparecen unas extrañas visiones incitando a que la busque y rescate.  

Para conseguir esta hazaña, Igor tendrá que rodearse de los más variopintos compañeros de viaje en la zona de exclusión. Por el camino nos encontraremos con personajes con un ansia enfermizo por la venganza. Locos, dementes, veteranos de guerra sin nada que perder o líderes de la resistencia nos acompañarán en el asalto final a la central nuclear para rescatar (o no) a nuestra esposa.  

Variedad de mecánicas

Para poder gestionar todo esto, en Chernobylite tendremos mecánicas variadas, como la gestión de nuestra base, donde deberemos acondicionar máquinas, muebles, camas y demás accesorios que hagan la instancia de estos compañeros de lucha lo más cómoda posible, pues la relación que tengan con nosotros a través de sus peticiones en forma de misiones y la comodidad serán claves para no perderlos en nuestra lucha y llegar al final. 

Otras mecánicas que el título trabaja bien son la exploración, el farmeo y el looteo mediante misiones secundarias y un radar de elementos que será vital. Conseguiremos los recursos adecuados para construir todo lo necesario en nuestra base, desde camas hasta aparatos de ocio como radios o televisores, pasando por mesas de trabajo para crear y mejorar armas o mejorar la calidad del aire y paliar la radiación. Incluso podremos crear pequeños huertos para obtener hierbas y setas, muy necesarias para crear ungüentos anti radiación o estrés. 

Esto es muy importante, ya que no somos soldados profesionales ni mercenarios veteranos. Somos un físico que busca a su mujer y por ello, cada vez que matemos a alguien se degradará nuestro estado mental. Por suerte, un traguito de vodka y uno de esos ungüentos nos relajará y permitirá recuperar nuestro estado normal contra la radiación extrema y sus quemaduras. También podremos hacer pequeñas mesas de trabajo durante las misiones para diseñar mejoras de armas y medicinas. 

No solo se trata de disparar

En cuanto al plantel de armas, en Chernobylite tenemos un abanico poco variado, aunque creo que eso es lo de menos. Disponemos de tres armas de fuego: un revolver, una escopeta y un AK-47 y dos armas que emplean chernobylita. Todas éstas se pueden modificar en sus respectivos bancos de trabajo para mejorar las partes como la empuñadura, el cañón, el cargador, la mira y el gatillo. 

La exploración es uno de los pilares de este título y lo deja claro en el extenso (aunque no libre) mapa que tiene. No podremos ir libremente por las zonas, pues nos tendremos que ceñir a la parte del mismo en el que esté la misión que hayamos seleccionado para nosotros. 

Pero el detalle es increíble, como había comentado antes y, sobre todo, la densidad de vegetación nos provocará una excelente inmersión. Estas misiones son variadas, desde tareas secundarias que nos sirven para obtener recursos como alimentos, municiones o medicamentos a las que podemos enviar a nuestros compañeros de equipo ,hasta las principales de historia, una que por suerte no es lineal y nos da mucha flexibilidad para mejorar nuestras habilidades. Estas habilidades las iremos adquiriendo por medio del entrenamiento con nuestros compañeros de la base. 

Cada uno de ellos es especialista en un tipo diferente de clase, por lo que iremos mejorando varios aspectos como el combate, la recolección de recursos o las capacidades físicas. Son cinco por compañero, así que nos dará ventajas importantes a partir de la segunda mitad del juego, por lo que obtener puntos de habilidad para canjearlos es algo vital en este título. Estos puntos los obtendremos al conseguir finalizar con éxito nuestras misiones principales y secundarias, por lo que ninguna misión es baladí si queremos aumentar nuestras capacidades, sean cuales sean. 

Sé silencioso y te harás invisible

Otra mecánica que parece fundamental en Chernobylite es el sigilo, y lo es, pero solo en el primer tercio del juego. Evidentemente no contaremos con muchos recursos al principio y cada bala cuenta, pero solo en el primer tercio, ya que al obtener ciertas habilidades de recolección que nos otorgan mayor eficiencia por recursos, la facilidad para fabricar cantidades ingentes de munición y de armamento se dispara considerablemente, por lo que el sigilo pierde su razón de ser y podemos ir más de frente en los enfrentamientos directos con los soldados del NAR. 

Tristemente no todos los aspectos del título brillan con la misma intensidad, siendo el caso de la inteligencia artificial, algo deficiente en algunos momentos en los enfrentamientos con los enemigos, los cuales no son especialmente listos y padecen una miopía terrible 

Hablando de enemigos, tenemos tres tipos. Los primeros son los soldados del NAR que están divididos en soldados normales, soldados elite que llevan casco y finalmente los soldados de armadura pesada a los que habrá que dispararles varias veces para poder abatirlos, ya que la eliminación sigilosa no funciona con ellos. 

También tenemos los monstruos o como se llaman en Chernobylite, las sombras. Estos son seres creados por la chernobylita que nos harán mucho daño al contacto y que pueden teletransportarse gracias a su habilidad de crear agujeros de gusano, pero que pueden ser eliminados a base de disparos. En este caso su punto débil es su centro de energía, la parte que más brilla en verde, y si acertamos ahí, morirán de manera fácil. 

La muerte en Chernobylite no es lo que parece

El ultimo tipo de enemigo es uno solo, el Stalker Negro, y nos acompañará durante todo nuestro periplo por la zona. No puedo contar mucho más de él sin meterme en terreno spoiler, pero solo puedo recomendaros que disparéis sin preguntar cuando os haga una visita inesperada. 

Por último, me gustaría remarcar en este apartado que el juego tiene una mecánica muy particular y que le hace sumamente interesante, que nos permite cambiar la línea temporal mediante porciones de chernobylitaCon esto podremos alterar algunas de nuestras decisiones para así conseguir convencer a un aliado que no quiso unirse a nuestro equipo o información que no pudimos conseguir por tomar otra decisión. Esta mecánica es sumamente importante, no puedo comentar mucho más, pero solo puedo deciros que la muerte en Chernobylite no es lo que parece. 

La recreación mas espectacular de la zona

Gráficamente el título es impresionante en prácticamente todos sus apartados. En exteriores, los bosques se sienten llenos de vegetación, frondosos y oscuros. Lo mismo pasa con las diferentes zonas urbanas, ya abandonadas, donde vemos columpios, bancos, coches y demás elementos urbanísticos medio destrozados, con quemaduras de cuerpos diseminados por doquier por las diferentes zonas. Sin duda, un nivel de detalle increíble que además luce a las mil maravillas.

Si hubiera que sacar algún pero frente a este gran acabado en los exteriores, sería que los interiores adolecen y suponen un contrapunto negativo. Se perciben hechos con menos detalle o mimo, y la variedad de éstos es mas bien escasa. Como digo no están mal del todo, pero hay bastante diferencia con lo visto fuera de las paredes.

Algo que me gusta de Chernobylite es que nos permite cambiar muchas opciones de personalización gráfica, así que en ese sentido creo que es un juego muy escalable. Puedes controlar la calidad de la geometría, del follaje, la distancia de dibujado, las sombras, las texturas, los efectos, el suavizado, los destellos, la eclosión, la profundidad de campo… En mi caso el juego seleccionó automáticamente la opción “Muy Alto”, que es el máximo valor disponible, y me ha funcionado a la perfección sin caídas de fotogramas.

En el apartado sonoro nos encontramos nuevamente con un trabajo excelente, desde los efectos de sonido, muy buenos y realistas, hasta la música, variada y de una gran factura. Destacables son los temas que acompañan a las escenas de la mujer de Igor.

Conclusión

Quitando que técnicamente puede ser un poco irregular y que en cuestión de repetición de situaciones es mejorable, me parece que Chernobylite es una título muy a tener en cuenta. Quizás no sea para todo el mundo ya que esto no es un shooter de pegar tiros sin parar, sino algo mucho más pausado, donde casi siempre será mejor usar el sigilo que ir en plan Rambo. Creo que su trama, la factura gráfica y la variedad de mecánicas que ofrece compensan de sobra defectos como el de la inteligencia de los enemigos o el tamaño limitado de los mapas, por lo que yo recomiendo su compra, eso si, siempre y cuando este sea tu tipo de juego.

8.3

Nota

Puntuación general

Diversión
8.0
Jugabilidad
8.0
Gráficos
9.0
Música / Sonido
9.0
Innovación
7.5
Lo bueno
  • Trama original e interesante
  • Ambientación
  • Variedad en mecánicas
Lo malo
  • Se puede tornar repetitivo
  • IA mejorable
  • Mapas algo pequeños
Autor

DooMknight87

Entusiasta de los videojuegos desde la primera vez que estuve en contacto con uno. Soy desarrollador de aplicaciones gracias a ellos. Actualmente mi plataforma principal de juego es el PC, aunque también me interesa cualquier hardware relacionado con este mundillo.