Urban Cards – análisis – el juego del depredador

0

Hoy, gracias a la desarrolladora indie Hues Games, vamos a analizar el juego Urban Cards. Se trata de un roguelite de construcción de mazos con un estilo artístico colorido y ciertos toques de humor. Hues Games es una empresa alemana fundada en 2021 cuya primera obra es Urban Cards. Este juego fue lanzado en febrero de 2021 en Steam y en abril de 2022 en Nintendo Switch.

Un juego de suma cero

El juego pone al jugador en la piel de un «emprendedor» de un mundo dividido en varios barrios. Este mundo destaca por vivir un «capitalismo feroz». Todos quieren levantar grandes imperios hosteleros, de oficinas, tecnológicos y demás. Para ello no sólo deben ser brillantes en sus negocios sino acabar con la competencia sea quién sea y de la manera que sea. Si alguien gana, es porque otro pierde en Urban Cards.

Urban Cards

Barrios-facciones

El juego posee tres modos: tutorial, campaña y multijugador. El tutorial es una especie de campaña versión reducida donde se nos explican cosas básicas sobre  las partidas. La campaña es un modo de juego en el que el jugador juega una partida dividida en tres años (partes). Cada parte termina con un enfrentamiento contra un «jefe«, con una baraja muy potente. Justo antes de empezar debemos escoger una baraja de uno de los distritos con la que vamos a jugar. En Urban Cards hay en este momento cinco facciones «distritos»:Oper, Akibara, Gastown, Beach y Polo Norte.

Esos malditos capitalistas…

Cada facción representa una parte modificada de la «sociedad» real y moderna. Por ejemplo Oper tiene cartas relacionadas con trabajadores, oficinistas, empresarios, guardias de seguridad, bancos. En estos momentos la facción Polo Norte está gratis por temas de eventos navideños pero puede que en el futuro sea un DLC de pago. Akibara elementos relacionados con la tecnología: jugadores de videojuegos, hackers.

Cada distrito tiene hasta tres mazos posibles para elegir. Empezamos teniendo únicamente uno desbloqueado. Pero si superamos los dos primeros años de la partida se desbloquean los otros dos mazos de la facción. Esto aporta bastante rejugabilidad al juego.

Urban Cards

Un paso más hacia la victoria

Durante esas partidas en una especie de cuaderno de notas en la que va transcurriendo el año en forma de anotaciones gráficas; tenemos fases de combate contra distintos competidores, eventos, tiendas para comprar cartas o opciones llamadas «deuda y cambio«.

Antes de pasar a explicar cada uno de ellos hay que mencionar tres mecánicas importantes: las vidas, el dinero total junto a la deuda y los objetos. Las vidas son la cantidad de veces que podemos perder en combates de cartas antes de tener que reiniciar la campaña. Se muestran en forma de cerditos en la parte superior izquierda de la interfaz.

Números rojos

El dinero total permite al jugador comprar cartas, eliminar deuda entre otras cosas. Se recibe superando combates contra competidores así como algunos eventos. La deuda de Urban Cards son unos número rojos con los que hay tener mucho cuidado.Esta se adquiere usando distintas cartas en combates sobre todo. Normalmente la deuda tiene un límite en esos combates que puede hacernos perder la partida. A diferencia del enemigo el jugador la acumula durante toda la partida, por lo que hay que usarla con cabeza (la IA siempre empieza con cero de deuda o con poca).

Deuda

Así discurren las partidas

Se puede eliminar de distintas maneras: con objetos. En eventos de deuda y cambio pagando un porcentaje de dinero total. Algunas cartas pueden reducir deuda nuestra o del enemigo. Realmente es una bomba de relojería. Si perdemos un combate por deuda esta no se elimina completamente y podemos encontrarnos con casi la misma deuda y perder de nuevo un combate por una sola carta que nos sume cien «monedas» en números rojos.

Los objetos se pueden adquirir en tiendas o recibir en eventos. También cada mazo empieza con un objeto. Suelen ofrecer habilidades pasivas para los combates: empezar con más dinero y menos deuda, cartas adicionales al principio del turno.

Suelen ser caros de adquirir. En cuanto a las opciones durante la partida los eventos con una exclamación pueden darnos dinero, quitarnos deuda y otro tipo de cosas. Algunos competidores como los prestamistas se especializan en crear al jugador un gran volumen de deuda con extrema facilidad y rapidez.

El camino a la cima…o a la debacle

Es el momento de hablar de la parte fundamental de Urban Cards: los combates. Durante esas tres partes (años) de la campaña además de eventos, tiendas y demás tendremos que enfrentarnos a varios enemigos. En general son rivales con barajas de las cinco facciones, algunos ejemplos son: prestamistas, puerto. Cada facción y baraja tanto para los jugadores como para la IA se especializa en ciertos aspectos.

Durante el combate veremos un tablero de juego dividido en tres partes: una para las cartas tipo negocio en mitad del tablero.  Cerca de esta parte se encuentran las calles de las cartas tipo secuaces de cada jugador y justo detrás las zonas de las cartas tipo trabajador.

Urban Cards

los fiables «gamers»

Los funcionan mediante un sistema de turnos. Al empezar se decide quién empieza mediante una moneda. Cada partida el jugador recibe una cantidad de dinero al empezar el turno determinado por un número junto al retrato. Para ganar o perder la partida el jugador o la IA deben tener una determinada cantidad de dinero (cinco mil, ocho mil, diez mil) o una cantidad de deuda determinada.

Si alcanzamos la cantidad de dinero total se acumula y añade a nuestra cuenta. Si sobrepasamos el límite, el excedente también se acumula. Así que si es posible sobrepasar el límite de dinero total sin riesgos, es recomendable sobrepasarlo.

Vencer con cualquier medio a tu alcance

Quién alcance el dinero total gana. Quién alcance la cantidad de deuda pierde. La cantidad de dinero recibida por turno depende por ejemplo de pasivas aportadas por los objetos o de cartas de los tres tipos (negocio, secuaces o trabajadores). A estos tres tipos de cartas se suman otras como los objetos y las acciones.

A medida que avancemos durante la partida el dinero que se necesita para ganar una partida irá aumentando, lo que supone un aumento progresivo de la dificultad. Igualmente los jefes del segundo año son más poderosos que los del primer año y el gobierno (tercer año), es todavía más complicado.

Moviendo los hilos…de manera adecuada

Los negocios son cartas que suelen aportar una suma de dinero por turno. Normalmente además de costar dinero total (como la mayor parte de las cartas) los negocios aumentan la deuda. Tienen una serie de puntos de defensa, se pueden destruir con cartas de secuaces, también objetos entre otras cartas.

Muchas veces suelen tener efectos si se combinan con otras cartas de trabajadores y secuaces que están en juego, entran o salen del juego. Hay muchas combinaciones entre cartas que generan  simbiosis y sinergia, amplificando a todas las partes beneficiando a su vez al jugador o al rival. Incluso entre cartas del mismo tipo: la carta Compañía de Construcción aporta más dinero cada vez que entran otras cartas de negocio en juego.

Trajeados

Trajeados contra restaurantes

Primera línea de batalla

Las cartas de tipo secuaz son guardias de seguridad, matones, palomas y muchos más que ocupan la parte del tablero detrás de los negocios. Es parte a su vez se divide en tres calles de dos casillas cada una. Pueden defender o atacar negocios así como a otros secuaces, según un valor de ataque representado en forma de guante de boxeo.

Pueden robar dinero al rival para llevarlo directamente a la cuenta de su «jefe» (el jugador o la IA), también pueden aumentar la deuda del rival. Igualmente combinadas con negocios, acciones, objetos, trabajadores o incluso otros secuaces pueden aumentar el daño que a su vez son puntos de vida. También la cantidad de dinero que puede robar por turno, la cantidad de dinero que el jugador recibe por turno.

Retaguardia

Por detrás de los tipos duros encontramos la zona de las cartas de tipo trabajador. Cartas especializadas en generar dinero total de deuda directamente o aumentando la cantidad recibida por turno. Dependiendo de la facción puede que se combinen mejor con negocios, secuaces o con otros trabajadores. Un ejemplo es el Mánager de Elfos con cartas de Elfo.

Una de las muchas claves de los combates sobre todo al final de cada año, donde tenemos enemigos de élite como el Gobierno o el Rey Inmobiliario es tener cartas que permitan robar más cartas o recuperar descartes (cartas usadas en cada turno).

Desbloqueo

Mazo de restaurantes desbloqueados

Tras vencer en cada combate además de dinero podemos desbloquear cartas para futuras partidas y recibir algunas en recompensa. Después de los dos primeros años se desbloquean otras barajas barajas. Salvo el gobierno los enfrentamientos finales de los dos primeros años no son fijos, hay varios jefes distintos que pueden interponerse en nuestro camino al éxito. Igualmente cada facción a pesar de tener todos los tipos de cartas, se centran más en algunos tipos que en otros. Lo mismo cada baraja y competidor. Muchas variables a tener en cuenta.

Una IA despiadada y brillante…¿Verdad?

A pesar del desafío creciente que suponen los combates. La IA de Urban Cards puede resultar en ocasiones desconcertante. Mezclando movimiento lógicos y devastadores con torpezas propias de un jugador que acaba de empezar. Donde más se puede ver es a la hora de manejar secuaces. Imaginemos que tenemos un negocio que nos aporta cuatrocientas «monedas» por turno; con un punto de escudo y la IA posee un secuaz-ladrón que roba doscientas monedas por turno. Lo lógico sería destruir el negocio y hacer perder al rival esas monedas, pero sorpresivamente vemos que en ocasiones la IA prefiere robarnos dinero sin posibilidad de ganar o lanzar una carta potente.

También ante la elección de atacar y reducir la defensa de un negocio; frente a atacar a otro secuaz con igual o más poder de ataque, la IA puede preferir la segunda opción.

Los colores y sonidos del capitalismo más salvaje

A pesar de no ser un estilo gráfico realista ni digno de grandes producciones, Urban Cards posee un estilo atractivo. Escenarios y carlas muy coloridos. Además con colores distintos según la facción: azules, naranjas, amarillos. Unas ilustraciones bastante atractivas con guardias de seguridad llenos de músculos, ratas humanoides, hackers.

Las animaciones de las cartas y demás no están mal y aportan algo de dinamismo al juego. La recreación de un tipo de capitalismo al estilo de la ley del más fuerte es muy interesante y entretenida aportando algo de humor y tal vez incluso de crítica.

Graficos

unos gráficos coloridos e interesantes

En cuanto a la banda sonora puede hacernos recordar a ciertas series y películas de las décadas de 1970, 1980 o incluso 1990 (si, las de Chuck Norris, Steven Seagal y compañía), una banda sonora entretenida, sin más.

Veredicto

Nos encontramos ante un adictivo juego de construcción de mazos con elementos roguelite. Urban Cards promete una gran cantidad de horas venciendo o perdiendo combates contra enemigos desafiantes. Descubriendo poderosas combinaciones entre cartas. Incluso tras desbloquear nuevas cartas. Aprendiendo a ganar dinero de manera despiadada con cualquier carta a su alcance mientras controla los peligrosos números rojos. Son ellos o nosotros.

El jugador tendrá hasta un total de quince mazos para intentar levantar su imperio en medio de la ley del más fuerte. En su camino encontrará enemigos de distinta dificultad, con puntos fuertes y débiles. A pesar de contar con bastante rejugabilidad, Urban Cards puede resultar un tanto repetitivo debido a que hay poca diversidad de opciones: combates, tiendas o eventos. A pesar de ello posee un estilo artístico colorido y  una banda sonora atractivos con algo de humor

¿Estás dispuesto a triunfar en un mundo de depredadores inmisericordes destruyendo vía cartas a quien sea necesario con cualquier método a tu alcance? Urban Cards es tu juego ¿No lo estas? No pasa nada, dale una oportunidad, te atrapará igualmente. Serás una presa fácil en sus redes.

Si quieres estar al tanto de estas y otras reseñas, noticias y ofertas, no dudes en visitar nuestras secciones. También hacemos cosas interesantes en YouTube.

Urban Cards - tráiler Acceso Anticipado

7.5

Nota

Puntuación general

Jugabilidad
8.0
Gráficos/Diseño artístico
7.0
Banda sonora/sonidos y efectos
7.0
Duración
8.0
Lo mejor
  • Buenas y desafiantes mecánicas
  • Multitud de combinaciones posibles
  • Cierta rejugabilidad
  • Estilo artístico colorido y humorístico
Lo peor
  • Animaciones simples
  • Puede resultar repetitivo
  • IA en ocasiones desconcertante
Autor

Bishamon

Profesor de Historia, futuro especialista de Mitología e Historia Militar. Técnico de Archivos. Apasionado de los libros. La estrategia como mayor interés dentro de esa maravillosa pasión que son los videojuegos.