0

Rhapsody: A Musical Adventure – Serenata por el mundo

Vamos a darle un repaso a Rhapsody: A Musical Adventure, título que viene recogido en la recopilación de Prinny Presents NIS Classics Volume 3. Un simpático jRPG de la vieja escuela y que es el verdadero origen de la serie Disgaea, al menos asentando unas bases del sistema de batalla. NIS America suma así el tercer recopilatorio de esos títulos que han estado algo repartidos individualmente en diferentes sistemas.

Aventura romántica de ensueño

Nuestra joven protagonista, Cornet, es una marionetista de gran talento desde pequeña y va siempre acompañada de su marioneta y mejor amiga Kururu. Tras despertar de un sueño en el que es rescatada por un apuesto príncipe, no deja de soñar en un amor idílico, pero para ello tiene que acumular mucho «Inotium«, es decir dinero, para estar a la altura de la realeza.

Ese día, mientras recogían «Inotium«, se toparon con una chica gato mágica y sus minino-secuaces que parece que también lo buscaban, enfrentándose por él. Tras caer derrotados, el príncipe hace acto de presencia y el resto huye. Cornet anonadada, se queda en las nubes. Días más tarde, animada por Kururu, se apunta a un concurso y a partir de aquí empiezan una serie de aventuras que la sacan a viajar por el mundo.

Recompensa pastelera

Recompensa pastelera

Contando con una serie de personajes muy carismáticos, incluyendo a sus antagonistas, la aventura de nuestra protagonista está llena de diversos momentos bonitos y otros algo más trágicos. Por lo que la trama aunque nos lleva en un viaje desenfrenado, siempre existe un hueco para una serie de historias secundarias que comparten relaciones amorosas. Sin olvidar que las marionetas a las que damos vida y que nos acompañarán en ella, también tienen deseos que cumplir y tendremos que ayudarles de igual modo.

Estrategia musical – A toque de Corneta

Sin ser especialmente difícil, Rhapsody: A Musical Adventure cuenta con un sistema de batalla bastante sencillo y eficaz. Para que nos pueda suponer algo de reto, habrá que jugar en difícil que es donde mejor aprovecha todas las virtudes jugables.

Iremos reclutando todo tipo de marionetas y no solo a estas, también podremos reclutar a algunos monstruos que tras derrotarlos querrán unirse a nuestro equipo. Cada uno de estos personajes tiene un elemento y aprenderá habilidades en base al mismo, variarán mucho el tipo que pueden aprender siendo más ofensivas o de apoyo para fortalecer al grupo o recuperarlo. Las habilidades que puedan aprender no siempre serán las mismas, pero en algunas ocasiones se acaban repitiendo entre el mismo tipo de marionetas o monstruos.

La protagonista será la única que no podrá utilizar habilidades mágicas, pero su trompeta a parte de fortalecer al equipo le permitirá utilizar «Rewards«, una especie de dulces recompensas que puede usar según el número de partituras que haya acumulado, tras apoyar a sus marionetas. Estas servirán tanto de ataque como para la recuperación, pero consumirán dichas partituras según su «nivel» de poder.

Habilidades mágicas

Habilidades mágicas

Equipo y venta de monstruos

Como ya indicamos antes, en Rhapsody: A Musical Adventure se nos podrán unir algunos monstruos, estos aparte de poder participar en las batallas, también pueden ser útiles para venderse y conseguir dinero rápido. Eso sí, tampoco tengas mucha prisa en venderlos, pues cuanto mayor sea el nivel de un monstruo más «inotium» te pagarán por él.

No existe gran variedad de equipo, por lo que tenemos una serie de accesorios que aumentan diversos estados y sirven de apoyo con otro tipo de reducciones. Eso no quiere decir que no sea importante equiparlos en cada una de las marionetas que vayamos a usar en batalla. Además, puesto que tenemos acceso rápido a todo nuestro grupo, intercambiar entre marionetas o monstruos antes de una batalla será rápido y sencillo.

Aparte del equipo y los diversos objetos de recuperación que podemos usar, en los cofres vamos a encontrar otro tipo de «objetos clave» destinados a desbloquear ilustraciones en la galería del menú principal del título. Están repartidos por todo el mundo y cada uno desbloquea una serie de dibujos para poder verlos tras la partida.

Toque de trompeta

Toque de trompeta

Belleza artística y sonora por igual

Es posible que los filtros para Rhapsody: A Musical Adventure se hayan quedado un poco cortos, pero el más importante y que le da una mejor sensación visual clásica es el modo CRT. Pese a tener otro suavizado o no usar filtros, lo cierto es que el que mejor se adapta es el de monitor CRT. Tras probarlos, se nota que el suavizado «rompe» parte de varios elementos visuales y los estropea, sin filtros, aunque no queda mal, es quizás demasiado pixelado cuando llevamos a la protagonista a fondos más profundos.

Se echa en falta otro tipo de visionados como el de pantalla panorámica o con bordes en los laterales para decorar.

Pasando a la parte más importante, tiene una estupenda banda sonora y los preciosos temas vocales los cuáles vamos a poder disfrutar en diversos puntos de la aventura. Además de que se encuentra tanto en inglés como en japonés, por lo que es quizá un doble motivo para rejugarlo una vez lo finalices.

Beso de fresa encontrado

Beso de fresa encontrado

Secretos tras una aventura musical

Posiblemente Rhapsody: A Musical Adventure se te haga corto, dependiendo de la dificultad que hayas escogido y si usas una gran variedad de marionetas o monstruos. Pese a que no tiende a ser muy largo, el título sigue guardado secretos tras llegar al final, así que te instará a buscarlos, quizás incluso un poco antes de que llegues a ese punto.

Aparte de eso, las marionetas con las que te puedes topar no siempre serán fáciles de encontrar, si quieres conseguirlas todas vas a tener que buscar muy bien en todos los puntos del mapa.

Es uno de esos juegos, que lejos de ser pesados o repetitivos, te animan a continuar y se disfrutan a cada momento de la aventura. Con una buena variedad de personajes y una trama llena de momentos sentimentales de todo tipo.


8.0

Nota

Puntuación general

Historia
7.0
Jugabilidad
7.0
Gráficos
7.0
Música y Sonido
10.0
Diversión y duración
8.0
Lo bueno
  • Sencillez, dulzura y bastante mimo para un clásico memorable.
  • Una banda sonora que no ha perdido un ápice de brillo.
  • Bonita galería de arte, aunque sin ``lustrar`` a mejor calidad.
Lo malo
  • Pocos filtros y modos de visualización.
  • Sin localización al español, aunque tiene un inglés fácil de seguir.
Autor

Yclan

Iniciado en los videojuegos a los 4 años de edad con la recreativa de Ninja Gaiden y los pinballs, no tardó en convertirse en una de mis aficiones de más envergadura, con una ingente cantidad de títulos terminados a las espaldas, pase a ser coleccionista y empecé a escribir sobre ellos con la experiencia de no pasar por alto ningún género.