Monster Train

Los roguelikes de construcción de mazo están de moda. Slay the Spire fue el que encendió la mecha y muchos le han seguido. El título que hoy nos compete es Monster Train, una nueva apuesta a este género desarrollada por Shiny Shoe y editada por Good Shepard Entertaiment, que está siendo un éxito en ventas.


En Monster Train conducimos una locomotora cargada de demonios y tendremos que llegar al final de nuestro viaje evitando que, literalmente, el corazón de nuestro transporte sea golpeado por ángeles. Nuestro tren se divide en 3 pisos distintos más el que alberga el corazón. Podemos situar criaturas defendiendo cada piso menos en el último de todos, donde tan solo el corazón podrá defenderse por sí mismo atacando a los enemigos. Cada zona del mapa nos permitirá comprar cartas (tanto criaturas como hechizos), mejorarlas, quitarlas de nuestro mazo, recuperar vida, entre otras opciones. Al final de cada una de estas zonas, nos invadirá un grupo de enemigos que irá llegando en oleadas para acabar en un mini-jefe o jefe, dependiendo del nivel. En total el mapa se divide en 8 zonas, encontrándonos jefes finales en la 3ª, 6ª y 8ª lucha.

Al comenzar nuestra partida deberemos escoger de entre 2 de los 5 clanes disponibles, uno actuando como principal y otro como secundario. El clan principal nos aportará un héroe, un monstruo que nos ayudará a defender nuestro tren y que podremos ir mejorando a lo largo de la partida. Además de este, también obtendremos otras cartas para el mazo inicial, dependiendo de nuestras elecciones de clan. Unos se centran en tener criaturas con mucha vida y que hagan daño cuando se les golpee o en criaturas con mucha fuerza que bajen rápidamente la vida de los enemigos. Otros se centran en hechizos que aplican efectos de estado o en sacrificar pequeños monstruos para que los más importantes se hagan más fuertes. En la variedad está el gusto y tenemos mucho donde elegir.

En otros juegos, al mejorar una carta, no podremos decidir qué aspecto queremos cambiar: reducir su coste, aumentar su daño o quizás evitar que se descarte si no la hemos jugado. En Monster Train podremos personalizar nuestras cartas a placer en las tiendas, poniendo las mejoras que compremos en los dos espacios que tienen de manera predeterminada para ello, aunque con cierto artefacto se puedan aumentar.


Cuando acabe la partida y hayamos conseguido sobrevivir, o hayamos perecido en el intento, obtendremos experiencia en los dos clanes escogidos, subiendo de nivel (hasta el 10) y desbloqueando nuevas cartas y artefactos. En total hay más de 220 cartas divididas por rarezas y entre 5 clanes, lo que nos deja con 45 para cada clan. Es una muy buena cifra y no jugarás dos partidas iguales así que, aunque pruebes varias veces con el mismo clan habrá que adaptarse en función de las cartas que salgan.

Además de las cartas, encontraremos artefactos, que como en Slay the Spire o Neoverse, nos darán mejoras pasivas en las que basar nuestro mazo y forma de jugar. En total hay 90 y son muy diferentes entre sí. Podremos obtenerlos tanto en eventos como en casillas específicas del mapa o en las tiendas de “trinkets” a cambio de oro.