Sword Of The Necromancer

La leyenda del nigromante

Se cuenta que, en las profundidades de la mazmorra, hace mucho tiempo, un poderoso nigromante logró obtener el poder de revivir a los muertos con ayuda de una poderosa espada. Tema, una bandida de cabello rosado ha emprendido su viaje hacia la mazmorra y con la ayuda de la espada del nigromante luchará contra las adversidades para traer de vuelta a la vida a su querida amiga, Koko.


Entre muertos y mazmorras

Sword Of The Necromancer nos presenta un rpg de acción y con ligeros tintes de roguelike. El juego introduce una mecánica única, revivir a nuestros enemigos para usarlos como arma. Gracias al poder de la espada, podremos usar a nuestros enemigos como aliados una vez los derrotemos, es tan sencillo como situarnos frente al enemigo y asignarles un espacio en nuestro inventario.

El sistema de combate se basa en administrar bien nuestro equipamiento, puesto que contaremos solo con 4 ranuras para administrar armas, consumibles y mejoras. El combate y los enemigos aprovechan las mecánicas del rpg para agregar estadísticas y categorías que interactúan entre sí, fuego, rayo, magia, veneno, entre otros, cada enemigo y equipamiento cuenta con varias estadísticas que presentan una ventaja o desventaja entre sí.

Los consumibles son principalmente pociones que otorgan una mejora temporal, invulnerabilidad, fuerza o salud. Por último, las mejoras son amuletos que otorgan una habilidad mientras estén en nuestro inventario, por ejemplo, una vida extra o un ataque critico más rápido.


La variedad de objetos es significativa, hay varios tipos de armas: arcos, lanzas, hachas, espadas, cada una con habilidades únicas que aportan variedad al gameplay, sin embargo, el limitar el equipamiento a 4 ranuras (3 si tomamos en cuenta que llevamos la espada del nigromante) es una decisión que no termina de convencer, cada enemigo que revivamos también ocupara un espacio, viéndonos obligados a decidir qué queremos conservar según su utilidad en el recorrido.

Si bien deberemos administrar muy bien nuestro equipamiento, existen dos maneras de conservar algo de nuestros recorridos. La primera manera es mediante el cofre, que cumplirá la función de inventario, podremos acceder a este en la sala principal antes de entrar a la mazmorra, en ciertas habitaciones y tras derrotar a un jefe. Usando el cofre, podremos mover algo de nuestro equipo al inventario, teniendo acceso a este al principio de un nuevo recorrido o hasta que encontremos nuevamente un cofre. La segunda forma será gracias a los IR Codes, unos códigos que pueden ser introducidos manualmente o con ayuda de una aplicación móvil y que añadirán a nuestro inventario un objeto predeterminado.

Además de nuestro equipamiento, nuestra protagonista contará con un sistema de niveles, con cada enemigo derrotado ganaremos puntos de experiencia que nos otorgarán ciertas mejoras, fuerza, salud, defensa o un esquive adicional. Los enemigos que revivamos funcionan de forma similar, si logran aguantar lo suficiente sin morir, se verán recompensados con habilidades especiales y se volverán cada vez más fuertes.

Al morir, estas estadísticas se reiniciarán, a no ser que optemos por cambiar la configuración tras ser derrotados en varias ocasiones.