Análisis: Superliminal




Superliminal como buen cualquier juego indie nació desde la idea de 6 jóvenes estudiantes allá en 2014 formando el estudio Pillow Castle, influenciados por otros grandes juegos como Portal o Antichamber, su idea era ofrecer rompecabezas basados en una perspectiva forzada.

Su demostración técnica llegó como Museum of Simulation Technology en el Festival de Juegos Independientes donde ganaron bastantes premios y generando un gran interés entre la comunidad.

Tras graduarse en 2015, la mayoría de integrantes de Pillow Castle dejaron la compañía, pero los integrantes que aún quedaban compaginaban su trabajo con el desarrollo del juego y tras 4 años por fin llegó el juego bajo el nombre Superliminal a Playstation 4, Xbox One, Nintendo Switch y Epic Games Store. En 2020 llega el juego a Steam y GOG con novedades en las que tratamos en este análisis.





En Superliminal nos encontramos con nuestro personaje, el cual está sumido en un profundo sueño y que para poder despertarnos, seremos guiados por el doctor Glenn Pierce a través de nuestro subconsciente con constantes salidas de la 4ª pared y conversaciones de lo más surrealistas que busca entregar un mensaje. Superliminal no solo es un juego que se limita a los rompecabezas y es que tiene algo que contarnos.



A través de 9 los niveles y durante unas 2-3 horas de juego descubrimos que nada es lo que parece en Superliminal. Para empezar, debemos entender la mecánica de la perspectiva, la cual se aplica durante todo el juego, podremos hacer que cualquier objeto cambie de tamaño simplemente alejando o acercando dicho objeto hacia nosotros.

Por ejemplo con el ángulo adecuado, podemos hacer que la luna adquiera un tamaño diminuto para poder meterla en una habitación o que quepa en la palma de nuestra mano. Uotro ejemplo, es coger una cuña de queso y convertirla en una rampa para poder alcanzar otra zona diferente.


Partiendo de esta base y a medida que avancemos, el juego nos propondrá nuevos retos, desde juegos con la luz, duplicar objetos o incluso jugando con nuestro tamaño para entrar en una casa de muñecas. Con cada nueva propuesta, el juego consigue sorprendernos y en ese momento de satisfacción que nos encontramos y que harán que nuestra cabeza explote cuando consigamos resolver correctamente los rompecabezas propuestos.




La nueva versión de Superliminal que ha llegado recientemente alargan considerablemente la duración del titulo.

COMENTARIO DEL DESARROLLADOR
Comentario del desarrollador a lo largo de todo el juego; así, podrás conocer los secretos y la historia que hay detrás del desarrollo del juego.


MODO DESAFÍO
En el que se puntuará por nivel y parámetros como el tiempo que se tarde en terminar, los objetos agarrados y los saltos.


WORKSHOP
Superliminal cuenta con la integración de Steam Workshop, pudiendo implementar cualquier objeto 3D en el juego y utilizarlo a nuestro antojo.



En el apartado visual, Superliminal es correcto, sin ningún tipo de alarde gráfico nos muestra esos escenarios de ensueño y que podemos manipular a nuestro antojo y una paleta de colores dependiendo de la situación en la que nos encontremos.



En lo sonoro no hay nada reprochable, ya que la música encaja a la perfección con el tipo de juego que es, dándonos unas melodías muy tranquilas y armoniosas, de esas que suenan en los ascensores.


En resumen, Superliminal es un gran juego donde el concepto ha sido muy bien llevado y derrocha una creatividad exquisita dejándonos momentos en el que nos volará la cabeza pero que nos dejan con ganas de más debido a que no explotan demasiado las nuevas mecánicas introducidas y su escasa duración, quedando a la espera de ver con que nos sorprenden con su próximo videojuego.

Valoraciones

Historia - 6/10

Jugabilidad - 10/10

Gráficos - 8/10

Sonido - 8/10

Duración - 7/10

Valoración final

Superliminal, donde la perspectiva lo es todo y nos sorprenderá con ingeniosos puzzles a través de los sueños

8Notable!

Dejanos un comentario

  • Inicia sesión para dejar un comentario

Comentarios