Análisis: Amnesia: Rebirth




Hace 10 años, que se dice pronto, la desarrolladora Frictional Games nos trajo uno de los juegos de terror más influyentes de la historia de los videojuegos, Amnesia: The Dark Descent. Juego que aterró a millones de jugadores que se atrevieron a adentrarse y a sobrevivir a las criaturas del castillo de Brennenburg con una historia inspirada en las obras literarias de H. P. Lovecraft.

SOMA llegó 5 años más tarde y con un nuevo motor gráfico, nos sorprendieron con otro título de terror y con mayor carga argumental, en el que debemos sobrevivir en PATHOS-II, una antigua instalación abandonada en el fondo del océano Atlántico.

Y este 2020 nos llega a PC y Playstation 4 una nueva entrega, Amnesia: Rebirth, un regreso a las raíces en el que unen las grandes características de sus anteriores juegos como la tensión, jugabilidad y la atmósfera terrorífica de Amnesia: The Dark Descent y la genial narrativa de SOMA.




Este nuevo título nos sitúa en la Argelia de los años 30 y encarnamos a Tasi Trianon, la cual despierta varios días más tarde tras un accidente aéreo.
Sin recordar nada, debemos adentrarnos en pleno desierto para encontrar al resto de la tripulación que viajaba con nosotros y a medida que exploramos unas más que misteriosas cuevas, iremos descubriendo recuerdos de nuestra protagonista o apuntes de la tripulación relatándonos su pasado, inquietudes, etc. Todo ello cuidadosamente apuntado en el libro de notas que lleva Tasi para no perdernos ni un ápice de esta fantástica historia.






Si habéis jugado al Amnesia original, recordaréis su propuesta jugable y que funcionó de maravilla. Al igual que en su predecesor, en Rebirth, la oscuridad y la luz vuelve a tener un peso fundamental en lo jugable.

Tendremos que ir recogiendo cerillas para encender antorchas, candelabros o velas para alumbrar nuestro camino y que debemos usar con cabeza ya que se consumen rápidamente si realizamos giros bruscos o echamos a correr a través del escenario, también debemos gestionar el aceite del farol que a efectos prácticos es mejor que las cerillas pero encontraremos menos cantidad en nuestra aventura y poder alumbrar grandes instancias y oscuros laberintos.
Por supuesto también tendremos que lidiar con algún rompecabezas, no muy difíciles pero que alguno puede llevar su tiempo y perfectamente intercalados con la exploración y la historia del juego.



Cuaderno de notas, recuerdos e inventario desde el que podremos manejar los objetos para los rompecabezas y el objetos consumibles.



Otra mecánica que regresa del primer Amnesia y que funciona de maravilla es el uso de la luz y la oscuridad, la luz será nuestra mayor aliada, no solo para saber por dónde ir, sino también para que nuestra protagonista no pierda la cordura, la cual hará que tengamos visiones si permanecemos mucho tiempo en la oscuridad, aunque en alguna ocasión necesitaremos estar a oscuras para escondernos de las amenazas.





¿Y qué sería de un juego de terror como Amnesia sin enemigos? Como en el título original, no podremos hacer frente a estas amenazas y tendremos que ser inteligentes, como andar agachado para no hacer ruido o evitar usar cualquier fuente de luz y utilizar el escenario a nuestro favor para poder escondernos y huir sin ser morir en el intento.

Y aquí los puntos más desfavorables del juego. Los encuentros con nuestros enemigos se resuelven dependiendo de la situación, o bien con una persecución en la que acabamos huyendo o bien escondiéndote de ellos para poder avanzar. Encuentros muy escasos con y muy poca variedad de monstruos y que en el caso de muerte, el juego nos llevará un punto de guardado sin nuestros enemigos teniendo vía libre para avanzar con tranquilidad.
Perdiendo la sensación de tensión
 constante que si transmitía The Dark Descent, mecánica opcional que teníamos en SOMA pero que por alguna razón aquí han puesto sin opción a deshabilitarla.


Viviremos tensos momentos de persecución





En el apartado audiovisual no hay ningún pero. Si bien no estamos ante un portento gráfico y aunque sea limitado gráficamente, los escenarios que recorremos desde el inicio en el desierto, cuevas subterráneas o un fortín abandonado logran su cometido, meternos de lleno en el juego, haciendo un fantástico uso juego de la luces. En el apartado sonoro cumple muy notablemente con sus terroríficos efectos de sonido y un muy buen doblaje al inglés (Con subtítulos en Castellano) haciéndolo uno de esos títulos en los que es recomendable jugar con cascos y la luz apagada para meternos de lleno en la experiencia.

Algunos escenarios nos dejan autenticas postales terroríficas



En conclusión, Amnesia Rebirth es un juego de terror muy notable donde Frictional Games han sabido aplicar lo aprendido en sus anteriores títulos y que otros han intentado imitar la fórmula con más o con menos éxito, ofreciéndonos una gran historia de terror de entre 8-10 horas a través de los ojos de Tasi y que veremos como el miedo acecha en cada esquina o puerta que abra, con la misión de encontrar a la tripulación desaparecida a través de escenarios donde se mezclan supervivencia, rompecabezas y exploración.

Valoraciones

Historia - 9/10

Jugabilidad - 8/10

Gráficos - 8/10

Sonido - 9/10

Duración - 8/10

Valoración final

Juego de terror muy notable donde Frictional Games han sabido aplicar lo aprendido en sus anteriores títulos ofreciéndonos una gran historia de terror a través de los ojos de Tasi Trianon.

8.5Notable!

Dejanos un comentario

  • Inicia sesión para dejar un comentario

Comentarios