Chicken Police

Plumas, amor y cigarrillos

Érase una vez dos pollos policías, Sonny Featherland y Marty MacChicken también conocidos como los Crestectives, tras un fatídico accidente, el grupo se separó y sus épocas de gloria quedaron en el pasado. Los años no han pasado en vano, estos dos pollos no son lo que fueron y la ciudad en la que residen ha dejado su marca en ellos.

Una noche como cualquier otra una mujer espera a Sonny dentro de su apartamento, unas amenazas han llegado a su jefa y necesita encontrar al responsable. Sus habilidades no son lo que solían ser, en un principio rechaza la oferta, pero tiene una corazonada, sabe que este caso va a ser interesante y solo hay otro pollo policía en la ciudad que puede ayudarle.

Así empieza Chicken Police una de las mejores novelas visuales que se hayan creado y sin duda alguna, de lo mejor que nos ha dejado el 2020. 



Necesitamos apollo

Ya está, ya hice el chiste. Sonny va en busca de su antiguo compañero a la estación de policía y con la antigua dupla reunida, podemos dar inicio a los acontecimientos.

Blanco y negro, detectives, una ciudad corrupta, sí, Chicken Police es una oda al cine negro, de seguir con vida, Humphrey Bogart estaría muy feliz. Referencias abundan por doquier, posters de películas, diálogos y algún que otro personaje.

La relación entre nuestros protagonistas es genial, ambos se complementan muy bien y están hechos para trabajar el uno con el otro. Ir tocando todo lo que hay por el escenario solo para ver lo que estos dicen es una pasada.

No pienso entrar en detalle con la trama, puesto que se disfruta más si vas sin saber mucho. Es una historia ingeniosa, fuertemente inspirada en las películas del género, pero todo en forma de parodia, esto no significa que todo sea un chiste, al contrario, el juego se toma en serio a sí mismo y se esfuerza en crear una trama que combina el misterio con el humor. Mención especial al plot twist del final, increíble. 



Dos pollos, dos detectives

Si bien Chicken Police es una novela visual, este aprovecha su temática de detectives para añadir una serie de mecánicas muy interesantes que pondrán a prueba nuestras habilidades de deducción.

Además de leer mucho texto, de vez en cuando deberemos interrogar a ciertos personajes para recaudar información y avanzar con la trama. Los interrogatorios se basan en analizar a nuestro sospechoso y elegir las preguntas correctas, Sonny irá anotando en su libreta rasgos del personaje según sus respuestas para darnos una ayuda con las preguntas correctas. De vez en cuando, también deberemos usar las pistas recolectadas y unirlas con personajes y acontecimientos en un tablón de conspiraciones.

También hay secciones de disparos y otras de puzles, añadiendo variedad al típico gameplay de las novelas visuales lo cual se aprecia bastante. 



La ciudad salvaje y sus salvajes habitantes

Clawville, la ciudad donde toma lugar el juego, está habitada en su totalidad por animales, los humanos no son más que una leyenda para nuestros amigos antropomórficos. Todos los personajes tienen una historia propia, cada uno de ellos cuenta con actuaciones de voz por parte de un elenco increíble. El doblaje está perfectamente cuidado, desde nuestros protagonistas hasta los personajes que aparecen una vez tienen una voz propia y de calidad.

El diseño de niveles tiene características de point and click, dándonos a elegir diferentes opciones para interactuar tanto con el entorno como con los personajes. Podemos hablar y también podemos preguntar, lo cual nos ayuda a expandir el lore y enterarnos un poco más de las cosas relevantes que han pasado por Clawville.

Sonny llevará un registro de todo esto en su libreta, donde podremos ver lo que hemos ido consiguiendo e incentivando al jugador a conseguir los desbloqueables que se encuentran repartidos entre los niveles.

La ambientación es fenomenal, sus gráficos fotorrealistas son bastante vistosos y a pesar de que son pocos, están cuidados hasta el más mínimo detalle. La banda sonora no se queda atrás, basta con escuchar la canción del tráiler para saber lo que nos espera. Si os gusta el jazz, os va a encantar y si no os gusta, os va a encantar por igual. Cada una de las pistas encaja perfectamente con el entorno y nos sumerge de lleno en la trama.

Otro detalle que me gustaría mencionar son las cinemáticas, son pocas y la mayoría son cortas pero, hay unas que realmente valen la pena y son de gran ayuda para la narrativa.



En fin, Chicken Police ha sido una de las mejores experiencias que he tenido este año, quizás por mi gusto por el género noir, pero estoy seguro que cualquiera que lo toque lo va a disfrutar por igual. Es un pollo policía, venga ya, juego del año. 

 Disponible en: Chicken Police 


Valoraciones

Historia - 9/10

Jugabilidad - 7/10

Sonido - 9/10

Gráficos - 7/10

Valoración final

Chicken Police nos presenta una historia con pollos policías, ratas mafiosas y una gata sensual. Una carta de amor al cine negro y las historias de detectives acompañado de un soundtrack majestuoso.

8Notable!

Dejanos un comentario

  • Inicia sesión para dejar un comentario

Comentarios