Mulaka





     

           Mulaka es un juego de aventura desarrollado por Lienzo, un estudio mexicano y que salió en PC en 2018. Inspirado en la cultura Tarahumara, ocuparemos el papel de Mulaka, un Sukúrame (chamán Tarahumara) que intenta liberar el mal sembrado por Terégori en la Sierra de Tarahumara.


“Si no crees que naciste para correr, no solamente estás negando tu historia, estás negando a quien eres” - Christopher McDougall

Para poder lograr nuestra misión, deberemos recorrer diferentes escenarios, todos basados en regiones del norte de México como Salamayuca o Arareko en busca de las bendiciones de los semidioses, que nos otorgarán nuevas habilidades. Descubrir cada una de ellas es una experiencia por demás sorprendente. Asimismo, Mulaka cuenta con dos habilidades desde el principio, la “visión sukúrame” y la gran velocidad con la que corre nuestro personaje. Esta última hace un claro gesto a la comunidad Tarahumara o Raramuri, cuyo significado en español es “pies ligeros”.

Mulaka fusiona estilos como aventura, acción (Hack and Slash), plataforma e incluso cuenta con algunos puzzles sencillos de resolver. Cada nivel está representado por un escenario, todos muy variados, y para terminar cada uno de ellos, debemos conseguir 3 piedras. El modo de conseguirlas será distinto. El juego no es lineal y aunque los escenarios no son tan amplios, los fondos dan la sensación de inmensidad. Es posible perderse y aunque no contamos con mapa, podemos orientarnos con la visión sukúrame tanto como para seguir nuestro objetivo principal o la búsqueda de algunos coleccionables.

 

En la cultura Tarahumara, la mujer tiene cuatro almas y el hombre tres

Lo más destacable de Mulaka es la intensa investigación realizada por Lienzo, lo que da como resultado una aventura, que además de entretener, nos enseña sobre esta gran cultura. Es impactante el nivel de detalle con el que nos encontramos: desde el alma que perdemos cuando nos atacan hasta la mira tienen referencias a la cultura Tarahumara. Asimismo, es posible interactuar con todos los personajes del juego, y aunque no sean relevantes para la aventura, cada uno tendrá su propio diálogo. También podemos realizar diferentes pociones, a medida que vamos avanzando, a partir de las diferentes plantas que encontramos. 


Kórima, agradecimiento de la sierra, energía creada por la bondad

El diseño de los enemigos es muy bueno, ya que cada uno tiene sus propias fortalezas y debilidades, que se nos informarán la primera vez que nos enfrentemos con ellos. Sin embargo, no son muy numerosos en los escenarios, sino que se concentran en una “arena de batalla”, de la que no podemos salir hasta matarlos a todos. En estos momentos el juego se pone bastante difícil, ya que combinamos enemigos muy distintos, y nos atacan por oleadas. Además, para recuperar vida, el personaje hace un pequeño ritual… Muy simpático al principio, no tan divertido cuando los enemigos nos están atacando. Los jefes también son bastante difíciles, es necesario idear una estrategia para cada uno de ellos.

 

El sistema de combate es algo básico, podremos realizar ataques rapidos, fuertes, esquivar, atacar a distancia y un ataque especial que se obtiene luego de una serie repetida de combos, como si fuese una barra de energía que se llena. Al matar enemigos recibimos como recompensa kórima, palabra usada para describir la energía positiva. Esta puede ser intercambiada para mejorar algunas de nuestras habilidades.

El apartado visual de Mulaka no pasa desapercibido, siendo un juego que los mismos desarrolladores consideraron “low poly” (consiste con construir objetos con escasos polígonos). Lienzo supo darnos unos hermosos escenarios, con un excelente manejo de las luces. El uso del motor Unity deja al descubierto algunos problemas con las físicas, pero pasan desapercibidas. El toque final es la musicalización de Mulaka, donde Lienzo utilizó los instrumentos indígenas e incluso se grabaron sonidos en los diferentes lugares de las sierras mexicanas. El resultado de este increíble trabajo brilla por sí solo.