Skul: The Hero Slayer



El verano, además de ser la época más calurosa del año, también suele ser una de las más ociosas. Debido a ello, juegos que requieran muchas horas para completarlos como los JRPGs o los Roguelikes encajan como anillo al dedo en el periodo estival.

El juego que hoy analizamos es Skul: The Hero Slayer, un roguelike desarrollado por SouthPAW Games y editado por Neowiz, que, aun estando en Early Access, tiene mucho contenido que disfrutar. En Skul, manejaremos (seguro que no te lo esperas) a una calavera que busca venganza contra los humanos que acabaron con todos sus seres queridos.



                         

En muchos roguelikes hay varios personajes para elegir al comienzo de cada partida, pero nosotros siempre comenzaremos con esa calavera que, como habilidad, puede lanzar su cabeza para hacer daño y luego teletransportarse hasta donde haya caído. Lo curioso en este título es que siempre tendremos dos cabezas distintas que usar y que podremos intercambiar de entre un montón de ellas, cada una con sus pasivas y ataques. Algunas son divertidísimas: podremos controlar a una calavera rockera que utilizará un amplifier para atacar y que traerá a su grupo a dar un concierto pasados unos segundos; a una versión verde de Ghost Rider con sus cadenas y, por supuesto, su moto; al protagonista de Dead Cells; a Kratos de la saga God of War; y un larguísimo etcétera.