Análisis: Creaks



La desarrolladora Checa, Amanita Desing, creadores de magníficos juegos como Machinarium, Botanicula o Samorost cuyo apartado artístico no deja indiferente a nadie, vuelven con un nueva aventura llena de misterios y puzzles donde pierde algunas señas de identidad y conserva otras vistas en sus anteriores juegos como la narrativa contada sin un dialogo a través de gestos y ruidos, marca de la casa y un apartado artístico cuidado con mimo.




En Creaks nuestra aventura comenzará en nuestra habitación donde nos encontramos a nuestro protagonista totalmente relajado, hasta que una serie de extraños sucesos no harán abandonar nuestra estancia y descubrir una ciudad subterránea y a sus pintorescos habitantes. Una historia sencilla pero directa que nos harán estar pegados mientras dure nuestra aventura.




El cambio mas notable respecto a sus anteriores juegos nos lo encontraremos en el nuevo sistema de control del personaje, donde antes  nos manejábamos a golpe de ratón como en cualquier aventura gráfica, ahora tendremos control total del personaje, ya bien sea a través de un mando o de nuestro teclado.
Al abandonar el sistema point and click, nos encontramos de lleno con aventura lineal en 2D pero con toques plataformas donde debemos resolver innumerables rompecabezas para poder avanzar.
Y aquí es donde nos encontramos a la principal característica del juego, los puzzles. A través del control de nuestro personaje debemos sortear el problema que nos encontramos en cada sala, si bien no son muy exigentes, tienen una curva de dificultad excelente, siempre que nos introducen una nueva mecánica para resolver el rompecabezas nos enseñaran a utilizarla para después poner a prueba nuestra materia gris.




Como mecánica principal en cada sala nos encontraremos enemigos con diferentes patrones, pero con una debilidad en común, la luz. A medida que avancemos en nuestra aventura, nos encontraremos nuevos problemas, que van desde interruptores, nuevos enemigos o el poder encender y apagar la luz a nuestro antojo para bloquear o transformar a nuestros enemigos en elementos decorativos que nos servirán para alcanzar un nivel superior o activar un interruptor .
El poder utilizar la luz en nuestro beneficio, ya bien sea como refugio o transfomrar a los seres que nos encontramos en cada sala para poder pasar a la siguiente , es algo constante que nos encontramos en el juego y si no sabemos utilizarlo bien nos darán caza acabarán y con nosotros obligándonos a repetir el rompecabezas, que gracias al sistema de autoguardado en alguna ocasión no debemos empezar de nuevo.




Al completar cada sala, inmediatamente nos obligaran a ir hacia la siguiente ya que se trata de un juego de desarrollo lineal y en alguna ocasión nos encontraremos con pequeñas cinemáticas que nos contarán algo más de sobre la historia, también y a modo de descanso entre puzzles, nos encontraremos cuadros interactivos que funcionan a modo de coleccionables y algunos de ellos en los que podremos interactuar como si de un minijuego se tratase. Un gran acierto para darnos un pequeño descanso entre puzzles para que no se haga tan repetitivo.





A nivel audiovisual, como en cualquier juego de Amanita Design, es una autentica delicia. Artísticamente es un juego notable, con una  puesta en escena con gráficos pintados a mano que recuerda a la empleada en Machinarium.
En los escenarios, las diferentes salas del juego y los cuadros están dotados con todo tipo de detalles, todo un lujo que se plasma en nuestra pantalla. Destacar también que las animaciones de los personajes en un juego de este calibre son excelentes, ya que debido a a la ausencia de diálogos, destacan por su gran expresividad que logran que empaticemos con ellos.
Un gran trabajo de nuevo de Amanita Desing en la que esta vez nos ofrecen un arte algo más oscuro de lo que nos tienen acostumbrados.

Por supuesto la banda sonora no se queda atrás, compuesta por Hidden Orchestra encaja a la perfección en el juego y todo lo que sucede, y que funciona de manera especial en Creaks.
Ante la ausencia de pistas como en otros juegos de Amanita, aquí la banda sonora cobra aun mas importancia ya que gracias a que funciona de forma dinámica cada vez que realizamos los pasos correctos en la resolución de puzzles para que nos nos estanquemos y podamos continuar nuestra aventura.





Creaks, otra genial aventura de Amanita Desing en la que cambian de rumbo de sus anteriores juegos, nos ofrecen una aventura de entre unas 6-8 horas en las que tendremos que estrujar nuestra materia gris y con un nivel audiovisual brillante.


Valoraciones

Historia - 7/10

Jugabilidad - 8/10

Gráficos - 9/10

Sonido - 9/10

Duración - 6/10

Valoración final

Creaks, otra genial aventura de Amanita Desing en la que cambian de rumbo de sus anteriores juegos, nos ofrecen una aventura en las que tendremos que estrujar nuestra materia gris y con un nivel audiovisual brillante

7.8Notable!

Dejanos un comentario

  • Inicia sesión para dejar un comentario

Comentarios