Qué hacer si roban tu cuenta de Steam

1

Los timos en Steam están a la orden del día. Todos los que tenemos cuenta de Steam hemos sufrido intentos de robo, y algunos incluso han caído en los diferentes timos. Aquí os explicamos qué hacer si roban tu cuenta de Steam.

He caído en un engaño y me han quitado todo

Ante todo, tranquilidad. A nadie le gusta perder su cuenta de Steam, y es un problema. Pero debemos tener claro que la cuenta vamos a recuperarla. Ahora bien, necesitamos darnos prisa antes de que el que se ha quedado con nuestra cuenta engañe a nuestros contactos.

Debemos pensar que los timos en Steam funcionan como un virus. Si nos roban nuestra cuenta, el ladrón intentará hacer lo mismo con las cuentas de nuestros contactos. Es por ello que debemos darnos prisa, para evitar que la gente caiga en la trampa, independientemente del método.

Es MUY IMPORTANTE avisar a nuestros contactos de que nos han robado la cuenta. La forma más rápida es contactando por otros medios con ellos (redes sociales, Telegram, Whatsapp…). Si nuestro grupo de contactos es pequeño, debemos avisar primero al contacto con el cual tengamos más contactos en común, para que se lo comunique al máximo de personas posible.

No somos idiotas por caer en un timo y te roban tu cuenta de Steam. Todos podemos caer en estas trampas, ya que algunas de ellas son realmente elaboradas.

Ahora bien, necesitamos actuar deprisa para que no roben a nuestros contactos ni nuestra cuenta se vea comprometida con un ban de algún tipo, ya que puede llevarse un ban del mercado de Steam o incluso de algún juego si el ladrón planea utilizar una cuenta con cientos o miles de horas de juego en algún título específico para poder robar haciendo que su víctima caiga más fácilmente al confiar. No creeríais la cantidad de gente que cae en timos al ver que la cuenta que le está timando es una cuenta fiable “porque juega muchas horas a CS:GO”, por ejemplo.

Despídete de tu inventario

Así es. Tu cuenta solo tiene valor como método para que el timador se pueda ir moviendo por más cuentas, como si de un virus se tratase. A ningún ladrón le interesa tu cuenta por los juegos que poseas. Lo que le interesa es tu inventario. Todo lo que tengas en tu inventario lo moverá a otra cuenta, y no podrás recuperarlo. Valve no se hace cargo de los artículos robados en los intercambios.

¿Tenías un estupendo cuchillo de 300€ en tu inventario? Bueno, sintiéndolo mucho, nunca volverás a verlo en tu cuenta. Ni te molestes en reclamar a Valve.

 

Hora de recuperar la cuenta

Decenas de miles de personas han perdido su cuenta de Steam en algún momento. Afortunadamente, recuperarla es tan fácil como mostrarle a Valve un resguardo de compra de algún juego en Steam, o alguna clave de un juego que hayamos activado y lo hayamos comprado en otra tienda.

Puede que el ladrón haya cambiado el email asociado a la cuenta, y la contraseña. Pero tranquilo, que el login no se puede cambiar, y eso le dirá a Valve cual es exactamente tu cuenta.

Vamos a ir a la página que Valve tiene habilitada para iniciar el proceso de recuperación.

Podemos observar que nos recomiendan analizar nuestro equipo con software antivirus y antispyware. Esto es relativamente importante. Solamente en los casos extremos habrán introducido un keylogger en nuestro equipo. Aún así, por si acaso, está bien que revisemos periódicamente nuestro equipo.

También debemos cambiar la contraseña de nuestra cuenta de correo asociada a Steam. Esto depende mucho del método que hayan utilizado para robar nuestra cuenta. Si hemos sufrido phising, y hemos dado nuestros datos de acceso a Steam en una página que ha sido creada para suplantar una página oficial de Steam, no es necesario cambiar la contraseña de nuestro email.

Tras pedir a Valve que recuperen nuestra cuenta, debemos aportar pruebas que demuestren que somos los propietarios. Como ya hemos mencionado, debemos tener a mano un recibo de una compra en Steam o una clave de activación de un juego que hayamos añadido a nuestra cuenta.

compra en steam

Estos correos tienen un número de transacción. Lógicamente, si tenemos ese número, podremos recuperar sin problema la cuenta.

Ahora bien, eso también significa que no debemos comprar cuentas de terceros en Steam, ya que con un email de estos, el vendedor podría recuperarla alegando que se la han robado.

Es mejor prevenir que curar

Está claro que té vas a sentir mal si roban tu cuenta de Steam. Por eso, lo mejor que podemos hacer es intentar evitar que nos roben nuestras preciadas cuentas. Ya sea por conservar nuestro inventario o por ayudar a conservar el inventario de nuestros amigos.

Por eso, los consejos básicos:

  • Desconfía de todos. No sabes quien está al otro lado hablándote.
  • Cuidado con aquellos que te añaden con argumentos extraños. Pregunta siempre por qué te añaden, y si su motivo no te cuadra, elimínalo de contactos.
  • No añadas a nadie que te ha hablado desde fuera de Steam. Si te hablan por Discord con algún argumento como que te han reportado erróneamente, bloquea y reporta a esa persona.
  • Ningún empleado de Valve hablará contigo por Steam. No añadas cuentas que dicen ser moderadores o administradores. Solo buscan robarte.
  • No “logees” en páginas de Steam a las cuales hayas accedido por medios externos a Steam. Si alguien te pasa un enlace, y estás deslogeado, desconfía. Seguramente sea un enlace malintencionado.
  • No te fíes de cuentas que aseguren tener mucha reputación. Los “impersonator” son individuos que se hacen pasar por otras cuentas simplemente utilizando su nick y su avatar.

Desde Comuesp, os recordamos que para que Steam sea un entorno seguro, debemos colaborar entre todos evitando que los ladrones vayan robando cuentas y se multipliquen al robar las cuentas de los contactos del primer engañado.

Autor

Rundull

Llevo 30 años entre videojuegos, más de la mitad de ellos en Steam, y poseo una pasión por los videojuegos, tanto actuales como pasados. Pero más que los videojuegos, me gusta la gente interesada en los mismos. Esa gente que tiene un algo que le hace especial, y que es capaz de ver los juegos como algo más que un pasatiempo.