0

La maldición de Holomento

Eventide Hollow era un reino prospero donde sus habitantes vivían en paz. Una vez fue una vasta tierra donde sus gentes campaban a sus anchas, donde los pueblos estaban en constante expansión. Ahora, esta tierra está plagada de criaturas extrañas y llena de oscuridad. Maldita con el Holomento. Es entonces cuando resurgirá un héroe que devolverá la antigua gloria de Eventide Hollow.

Pertrechos antes del viaje

Holomento es un roguelite donde tendremos que ir mejorando a nuestro héroe para poder hacer frente a los peligros que nos iremos encontrando. Estas mejoras serán representadas mediante objetos los cuales serán visibles en nuestro personaje con la opción de ocultarlos. Me ha recordado Risk of Rain 2 y esa característica amalgama de objetos de los más variopinto.

Estas mejoras las iremos hallando en cofres o al derrotar a enemigos aunque con una menor frecuencia. Básicamente nos van subiendo las estadísticas de nuestro personaje. Tales como el daño que hacemos, la velocidad de nuestro ataque o el enfriamiento de nuestras habilidades. Me ha resultado poco gratificante el conseguir nuevas mejoras, y monótono su progreso, ya que lo único que veremos es ver como sube un numero arriba un numero abajo.

Además de estos objetos, obviamente dispondremos de armas, desde las típicas como la espada o el arco, a más singulares como un lanzamisiles o anillos mágicos. Dependiendo de la arma tendremos un conjunto de movimientos o cadena de ataques determinado. No están nada mal y en general son muy “vistosos” y diferentes entre si. El problema es que no se saca todo el partido que se le podría sacar.

Tanto los objetos como las armas tienen sus rarezas, el estandarizado blanco-verde-azul-morado-naranja. Pero como iba señalando, la rareza solo influye en que tengan mejores prestaciones nuestro equipo. Todo esto nos lleva a la misma conclusión: hace falta más creatividad. Hecho de menos conseguir una espada que lance bolas de fuego o una mejora con efectos bizarros.

Mientras vamos explorando el mundo de Holomento, nos iremos encontrando cofres en lugares recónditos.

Un mundo que apreciar

En Holomento recorreremos diversos biomas, desde bosques frondosos y praderas onduladas, a áridos desiertos pedregosos, llegado el momento incluso un enorme e intricado sistema de cloacas. Sin lugar a dudas es el punto más fuerte de este título, dejándonos estampas muy bonitas y coloridas, es un placer recorrer sus escenarios. Pero no todo es apreciar las buenas vistas, pues estas regiones también esconden algún que otro secreto. Deberemos de andar con cuidado si no queremos dejarnos cofres con equipo, coleccionables, entre otras mejoras.

A pesar de los increíbles escenarios bien recreados, poco más nos podrán ofrecer. Sí, tienen alguna que otra entrada que podemos ir desbloqueando a modo de atajo, para hacer las futuras travesías más amenas. Tiene algún que otro mini puzle, pero eso es todo. Creo que se le podría sacar más partido, quitando para empezar la limitación de no poder saltar lo cual vuelve la navegación entre obstáculos muy ortopédica.

Algo que solventa y alivia un poco este problema serán las aldeas de Eventide Hollow. Pueblos que iremos reconstruyendo con materiales que nos iremos encontrando por el camino. Estos pueblos están constituidos por varios inquilinos que nos ofrecerán sus servicios. Desde pociones y equipo a un enorme y peludo ¿Gato? trajeado que nos irá dando recompensas por entregarle coleccionables. Es aquí también donde nos encontraremos unos tablones con contratos, los cuales una vez finalizados, nos proporcionaran oro y experiencia, útiles para ir mejorando las tiendas de nuestros gerentes.

En las primeras horas de gestión, resulta interesante y te mantiene algo ocupado aparte de ir luchando a diestro y siniestro, pero a medida que vas progresando y las horas pasan, te das cuenta de que al final no tiene mucha relevancia. Ciertamente el ir mejorando las tiendas repercute en una mejor selección de productos que a veces resultará útil, pero teniendo en cuenta el coste, no sale rentable. Pues conseguir madera, piedra o ladrillos requiere de mucha cantidad y de muchas partidas para ir mejorando un solo pueblo (hay más de uno), cuando en nuestros propios viajes nos encontraremos todas las pociones y equipo que podamos necesitar.

Holomento nos ofrecerá unas preciosas estampas durante nuestro recorrido.

Purga la oscuridad de esta tierra

Esqueletos, limos, ratas y armaduras poseídas, esas son las criaturas que deberemos derrotar, y nos vamos a hartar, pues lamentablemente poca variedad veremos en los enfrentamientos. Hay alguna que otra criatura más, pero básicamente las primeras que he nombrado serán las que más nos encontraremos. Es uno de los puntos que más reticente me han hecho de querer empezar una partida, pues la poca variedad de peligros y su simpleza hacían muy monótona la partida.

Luego están los jefes de zonas que no dan para hablar mucho. Una caballero demoniaco o una super rata ¿Te suenan?, ambos con un tamaño más grande de los normal y unas cuantas mecánicas de combate algo avanzadas respectos a sus congéneres. Combates muy simples en el que nos encontraremos en dos situaciones: o tenemos el suficiente daño para ir curándonos la salud con robo de vida sin importar si nos hieren, o atacar de lejos sin preocuparnos de que nos puedan alcanzar.

Para afrontar estos escasos “desafíos” dispondremos de las clases, que podremos seleccionar al empezar la partida si hemos cumplido unos requisitos previos. Desde un caballero a un pistolero del lejano oeste. Al principio parecen muy distintas entre si con una estética cuidada, pero luego al final cuando los has probado, te das cuenta de que lo único que cambia es el equipo con el que empiezan, poco más.

Ataca cuerpo a cuerpo o a distancia. Con un pistolero o un clérigo. Dispondremos de varias opciones.

Apartado técnico

Otro de los puntos fuertes de Holomento es su banda sonora, que a pesar de que le vendría bien más piezas y variedad, no deja de ser bastante buena. El diseño artístico es simple pero a la vez eficaz, creando paisajes majestuosos y combinando una gama de colores muy acertada. En cuanto a rendimiento no he tenido problemas, pero el título al estar en acceso anticipado notaremos numerosos bugs, siendo el quedarnos atascados en el terreno el más notorio. Por suerte disponemos de un “desatascador” en el menú de pausa para solucionar la mayoría de problemas. El juego solo está disponible en ingles, aunque no dispone de mucho texto para que ello suponga un problema.

Conclusión y primeras impresiones

Holomento está siendo desarrollado por Sean Weech  y publicado por Deck13. Este roguelite en acceso anticipado nos propone salvar Eventide Hollow de la oscuridad que la asola. Tiene potencial pero también tiene que mejorar mucho.

Cosas a tener en cuenta:

– Un roguelite con pequeños toques de gestión.

– Varios biomas bien detallados y diferenciados entre si.

– Un diseño artístico simple pero eficaz con una gama de colores acertada.

– Poca variedad de objetos, equipo y mejoras, además de poca creatividad en sus efectos.

– Poca variedad de enemigos y creativa en sus comportamientos.

– Clases poco inspiradas.

Planes de futuro:

– Actualizaciones en las estadísticas.

– Mejoras en el combate cuerpo a cuerpo.

– Nuevo contenido y solución de errores.

– Nueva partida+.

– Nuevos biomas, personajes, enemigos, objetos, clases y eventos.

– Soporte para mods.

Autor

Damian Carmona "JUSTER"

Disfruto de los videojuegos desde tiempos inmemoriales, lo considero un arte y una gran pasión. Doy mi punto de vista todo lo objetivamente posible. Me encanta la ciencia ficción, los RPG, los mundos abiertos y las narrativas potentes y profundas.