Análisis de Pombero: El Señor de la Noche

0

Desde Paraguay, Sudamérica, nos llega el primer juego de la desarrolladora Inside StudiosPombero: El Señor de la Noche, un indie – survival horror enfocado en dar a conocer un poco la mítica de la cultura paraguaya y del noreste argentino.
El Pombero es un personaje mítico que deambula por las afueras de las ciudades y bosques del Paraguay, también conocido en guaraní, lengua oficial de Paraguay y en la provincia Corrientes (Argentina) como «Karai Pyhare» o Señor de la Noche. De fisionomía musculosa, baja estatura y peludo, que en las noches silva suavemente asustando a las personas. Según cuenta la leyenda, al Pombero le atraen las mujeres, a quienes frecuentemente seduce con sus poderes, es travieso y le gusta soltar animales de los corrales. Para calmarlo hay que hacerle una ofrenda con licor, tabaco y miel.

Karai-pyharé – Señor de la Noche

Ahora que ya conocen un poco de la historia de quien es este personaje, vamos a hablar del juego. Pombero: El Señor de la noche es un título de terror psicológico en primera persona, donde deberemos resolver un misterio utilizando nuestro ingenio con las pocas pistas que nos dan.
Pombero peca de tener dos tramas buenas, pero no llegan a ser cohesivas y, por lo tanto, se roban el protagonismo entre ellas. Mientras que la leyenda de Pombero se cuenta en hojas que vamos encontrando y se vive en carne propia en un principio; luego nos sumergimos en una macabra realidad sobre experimentos en humanos en la época nazi, desarrollados por un personaje que podría ser Mengele, aunque nunca se muestra. Tampoco está demasiado, claro hacia a dónde vamos… ¿Combatimos a Pombero? ¿O investigamos los crueles experimentos?

 

Lo que no se puede negar, es que Pombero tiene todos los ingredientes para ser un excelente juego de terror: Claustrofobia y oscuridad, persecuciones, screamers, cambios repentinos de ambientaciones y gore, mucho gore. Todos estos elementos están equilibrados como para no ser repetitivos, no aburren y dan ganas de seguir jugándolo hasta el final.
En su jugabilidad no innova demasiado y podemos encontrarlo similar a Slender: The Arrival donde podemos correr, agacharnos, encender y apagar un zippo al cual se le agota la bencina y esta escasea por lo que hay que aprovechar la iluminación del entorno.  Pombero es un juego muy intuitivo, ya que no contamos ni con mapa ni con señalizaciones que nos indique dónde se encuentran las piezas para seguir avanzando y explorando, lo que aporta un grado de dificultad extra para quienes no estén familiarizados con este género.

“Temor pombero, cual madre espero… “

 

El apartado gráfico es bueno, aunque todavía se encuentra en proceso de optimización. Algunas texturas son realmente excelentes al igual que las físicas, se destaca la ambientación pertubadora y la poca iluminación resaltando los lugares cerrados de manera extraordinaria. Carece opciones gráficas y presenta algunos crasheos ocasionales, pero igualmente y a pesar de esto, la experiencia resulta positiva.
Respecto al sonido es de alta calidad, cuenta con una arquitectura envolvente 8D con buen realce en los bajos, por lo que aconsejo jugarlo con auriculares que la experiencia sea completa.

Conclusión

Con una duración aproximada de unas 5 horas y nula re jugabilidad, Pombero: El Señor de la noche, incluye dentro elementos de la cultura paraguaya de hoy, utilizando bandas sonoras de grupos locales como Banda Paiko, La Tercera y Die At War e imágenes de algunos de streamers paraguayos, si bien no cuenta con una trama muy desarrollada, sirvió perfectamente para dar a conocer al mundo el desarrollo de los videojuegos en Paraguay. De esta manera Inside Studios logra posicionarse como un competidor de grueso calibre entre otras grandes empresas del género.

Podés adquirirlo en: Steam

7.0

Nota

Puntuación general

Historia
6.0
Jugabilidad
7.0
Gráficos
8.0
Música / Sonido
7.0
Innovación
8.0
Lo Mejor
  • Sonido envolvente 8D
  • Texturas de gran calidad
Lo Peor
  • Bastante lineal
  • No logra tener cohesión con sus 2 argumentos
  • Algunos bugs poco frecuentes
Autor

Aldebaran

Mi primer acercamiento con los videojuegos fue allá por los años 90 con la consola Family Game (NES) y sus juegos de 8 bits. Pero no fue sino hasta conocer Baldur´s Gate que los videojuegos tomaron protagonismo en mi vida, siendo el rol mi género preferido.