Ocean’s Heart Análisis: Mazmorras en el mar

0

Hora de zarpar a las profundidades

Cuenta la leyenda que, dentro de las profundidades del océano, se oculta un poderoso artefacto capaz de otorgar el poder para controlar los mares (el Ocean’s Heart).

Nos pondremos al control de Tilia, una joven pueblerina que se verá envuelta en una serie de eventos extraños. Resultando en que se vea obligada a dejar su hogar, en busca de recuperar a su padre y salvar su pueblo de los malvados piratas.

Cerca del mar siempre se está mejor

Ocean’s Heart está fuertemente inspirado en los juegos de The Legend Of Zelda, desde su apartado visual hasta su diseño de niveles recuerdan mucho a esta saga. Pese a esto, el título nos cuenta una historia diferente y añade mecánicas únicas, que lo ayudan a entregar un producto que se siente refrescante como la brisa del mar.

Desde que abres el juego y te quedas con esa cálida pero melancólica melodía del menú, sabes que se viene algo bueno. La ambientación que posee el juego es fenomenal, el apartado visual es muy sencillo pero cumplidor, acompañado de su música y sus carismáticos personajes, ayudan a que el mundo tome vida.

Quisiera describir Ocean’s Heart como un verdadero viaje marino, porque aquí la historia pasa un poco a segundo plano. Está bien, sí, pero no va mucho más allá de eso, lo importante aquí no es el destino sino el viaje. Se puede decir que el título prioriza el resto de apartados, dejando a la historia en último lugar.

Grandes navíos y calabozos marinos

Nuestra querida protagonista empezará su aventura con un diario, el cual será nuestra guía de misiones. Como un buen juego de rol, tendremos misiones principales y secundarias; las primeras para hacer avanzar la historia y las segundas para descubrir un poco más del mundo y conseguir mejor equipamiento.

El diseño de niveles de Ocean’s Heart está bien planteado, las mazmorras son muy intuitivas y es fácil avanzar por ellas, dejando la dificultad como algo secundario. Los enemigos no representan una gran amenaza e incluso los jefes puedes ser derrotados fácilmente con un poco de paciencia.

Por otra parte, las trampas sí que son un poco más complicadas, flechas escondidas y pisos que se caen nos podrán matar en reiteradas ocasiones si no nos andamos con cuidado.

Si bien los enemigos no son muy complicados, Ocean’s Heart contiene una numerosa variedad de estos. Cabe destacar, que cada uno cuenta con un patrón de ataque y forma de derrotarse. Por esto, deberemos aplicar la estrategia antes que la fuerza bruta.

Un mundo lleno de secretos y apacible de explorar

La cantidad de secretos que hay ocultos dentro del juego es increíble. Cada parte del mapa tiene un pequeño rincón, donde podremos encontrar mejoras de salud o poderes que nos serán de ayuda en la aventura.

Perderse en Ocean’s Heart es bastante fácil, pero da gusto hacerlo, ir por ahí explorando y descubriendo cosas, es algo que relaja bastante. Su apartado sonoro cumple una función primordial en esto, sus composiciones llenas de sonidos marinos y un aire misterioso, es lo que personalmente más he disfrutado.

La música se mezcla con esos bonitos gráficos pixelart, dotando al título de un aspecto retro y conocido. Esto afianza la sensación del viaje y nos motiva a descubrir lo que el mundo tiene que ofrecer.

Ocean’s Heart es un juego muy bonito que ha logrado entregar una historia muy divertida con una ambientación de primera. Sumérgete en esta divertida aventura y acompaña a Tilia a derrotar duras amenazas en busca del corazón del mar.

6.8

Nota

Puntuación general

Historia
5.0
Gráficos
6.0
Jugabilidad
7.0
Música / Sonido
8.0
Diversión
8.0
Lo bueno
  • Mazmorras divertidas y fáciles de explorar.
  • Enemigos variados y con debilidades propias.
  • Secretos y mejoras por doquier.
  • Buen sistema de combate.
Lo malo
  • Morir por trampas es muy fácil.
  • Las hitboxes no están muy bien hechas.

Te recomendamos la reseña de Sword Of The Necromancer, el cual posee un combate similar pero con una historia y ambientación muy diferente.

Autor

Daarcket

Desde que tengo memoria he sentido un gusto especial por los videojuegos y el cine. Soy amante de los juegos independientes, las buenas historias y el pixelart. Escribir es algo que me apasiona bastante y lo trato de plasmar con cada nuevo análisis que hago.