Oakenfold, un roguelike por turnos – Análisis

0

¿Qué es Oakenfold?

Oakenfold es un juego desarrollado por Rutger van Djik y editado por Studio Taghua. Este título podríamos catalogarlo como un roguelike por turnos, en el que además podemos manipular el tiempo. Sus mecánicas y ambientación en general, nos recuerdan mucho a otros títulos como Into The Breach, aunque rebosa de personalidad propia.

En este videojuego, podremos pasarnos muchas horas jugando, ya que los escenarios se generan de forma procedural, lo que hará que siempre nos estemos encontrando con diferentes salas para luchar. Además, contaremos con tres tipos distintos de personajes jugables. Cada uno de ellos, nos entregará una experiencia completamente distinta de juego, puesto que tendrán habilidades base diferentes. Estos personajes serán todos Asha, una de las últimas humanas vivas en la Tierra.

Oakenfold

Así se ve Oakenfold, donde podremos anticiparnos siempre al movimiento del enemigo

El mundo se está agotando

Nada más iniciar Oakenfold, nos dejan clara una cosa: Se acaba el tiempo. Asha será la última humana en la Tierra. Sobreviviría junto a su padre en la región del Himalaya, enseñándola a apañarse por sí misma. Pero entonces… ¿A qué llaman Oakenfold? Es el nombre de una cúpula gigante, la esperanza del planeta para ser lanzada a otro lugar, buscando un nuevo hogar. La misión de nuestra protagonista será proteger y recaudar las diferentes cajas repartidas por los escenarios, ya que estas tienen bienes muy preciados, entre ellos el combustible necesario para despegar.

Como nos esperábamos, toda esta historia apocalíptica, no iba a ser fácil. Nos encontraremos diferentes tipos de enemigos a lo largo de nuestro viaje, jefes finales, trampas mortales… ¡Hasta el entorno nos tratará de eliminar!

Oakenfold

Este es nuestro hogar, esto es nuestra esperanza. Esto es Oakenfold

Los (no) personajes jugables

¿Cómo que los (no) personajes? Pues muy sencillo, Asha como os adelantábamos antes, ha aprendido diferentes técnicas de su padre. Para sobrevivir ella había aprendido a ser una auténtica superviviente, ágilcientífica, dado que estas cualidades son de las más importantes para salir con vida de nuestras pequeñas incursiones, conformando así esas tres clases jugables. 

Os detallamos las clases de Asha brevemente:

  • Científica: Tiene habilidades que facilitan el control de la zona. Bastante versátil, ya que podríamos catalogarlas como defensivas a la par que ofensivas. Somos capaces de mover a enemigos con facilidad, invocar robots para que nos ayuden en el combate o incluso atacar desde un rango bastante amplio para evitar el contacto directo.
  • Superviviente: Si lo tuyo no es solucionar los problemas con palabras… ¡Entonces «a palos»! Asha superviviente podrá pegar potentes puñetazos que incluso empujarán a los enemigos, atraer a los enemigos con un láser a la vez que les hacemos un poco de daño o lanzarles granadas desde la distancia para controlar el avance ofensivo.
  • Ágil: Sería algo así como una pícara o ladrona (que conocemos de otros juegos), basada en moverse muy rápido y asestar potentes golpes a los enemigos en el cuerpo a cuerpo. Facilidad sobre todo por tanto para la movilidad.

Cada una de las habilidades, tendrán sus tiempos de enfriamiento únicos.

¿Esto es todo? ¡No, para nada! Oakenfold nos permite mejorar nuestras habilidades en las mesas de trabajo. Estas se encuentran en los escenarios que se generan de manera aleatoria. Para utilizarlas deberemos acercarnos haciendo uso de nuestros turnos para, posteriormente, utilizar nuestra energía y tiempo (materiales obtenidos al avanzar por las diferentes pantallas) y crear nuestras mejoras. También podremos conseguir de estas mesas diferentes consumibles.

Mesa de trabajo Oakenfold

En cada mesa nos dará a elegir tres opciones aleatorias de mejoras

Muy bien, pero… ¿cómo se juega?

Como bien os comentábamos en el primer apartado de este análisis, el uso del tiempo en este juego es una mecánica esencial. Podremos hacer lo que tanto hemos querido en otros títulos, usar el «ctrl+z», o lo que es lo mismo, deshacer una acción. Esto en muchas ocasiones será muy importante, evitaremos además los fallos de juegos tan clásicos como el ajedrez de «ficha tocada, ficha que se mueve». Esta herramienta, será clave para comprobar si nuestras habilidades llegan a los enemigos, ayudarán a un correcto posicionamiento y facilitarán la combinación de los distintos ataques que hagamos.

Por cada diez tiempos que utilizamos nosotros, el enemigo tiene el ataque y movimiento. Mientras que nosotros no consumamos ese tiempo, el enemigo no podrá hacer nada. Siempre veremos dónde atacará el enemigo, pues esos ataques se verán reflejados en el suelo con un color amarillo.

También veremos cómo aparecen las diferentes criaturas, ya que se dibujan en el suelo unas ligeras marcas de color negro. Situarnos encima de ellas hará que los enemigos no aparezcan, aunque recibiremos un poco de daño. ¿Qué pasará si colocamos un objeto encima de su puto de aparición?

En el entorno podremos encontrarnos también diferentes elementos que influirán en el combate como terrenos pantanosos y teletransportadores.

En esta imagen podemos apreciar tanto los futuros ataques de los enemigos como sus puntos de reaparición

Perderemos cuando nuestra vida llegue a cero y tendremos que volver a empezar nuevamente. Nuestro deber será proteger las cajas. Tenemos un número de ellas siempre en pantalla y no deberemos bajar de la mitad o perderemos automáticamente.

Existen una gran variedad de enemigos. Todos tienen sus propias habilidades, los habrá que resuciten si no cumplimos ciertas exigencias, otros que atacan a toda una línea atravesando… ¡Incluso algunos podrán bombardear la zona!

Una mecánica que nos ha llamado la atención son los orbes. Son partículas que dejan caer al suelo los enemigos al morir. Si alguna alimaña toma un orbe, verá potenciadas sus habilidades y vida, convirtiéndose en un enemigo élite.

Algo bastante bueno de este título, es que no podremos jugar dos escenarios de igual forma, dado que durante nuestra ruta por las diversas salas, tendremos que elegir cómo queremos que sea la siguiente (algo similar a lo que sucede en juegos de su mismo género como Cult of the Lamb). Existirán varios formas de superar las salas:

  • Salas de localización: No perder las cajas ni perder la vida durante las diferentes oleadas de enemigos.
  • Salas de robot aliado: Proteger el robot mientras que desempeña tareas de reparación. También habrá cajas que proteger.
  • Salas de huida: Momentos en los que Asha necesita escapar. Deberemos sortear los enemigos y llegar a una zona marcada para recoger cajas y escapar.
  • Gusano de arena: Salas en las que además de proteger cajas y eliminar enemigos, tendremos que hacer frente a un gusano de arena que nos sigue. En caso de terminar los turnos encima de él, nos eliminará automáticamente (¡Ñam, ñam!)
  • Salas de ayuda: Tendremos que asistir a algún personaje aliado.
  • Salas de plantas: Funcionan como las de localización, aunque en estas los enemigos que se encuentran cerca de unas plantas, se verán potenciados.
  • Y muchas más: no os queremos hacer «spoiler» de todas las salas, aunque sí que os diremos, existen una gran variedad.
Oakenfold

Tras atravesar varias salas, cambiaremos de área. Cada una tendrá sus propios enemigos y entornos

Bueno sí, pero ¿y los jefes?

Al final de cada área nos enfrentaremos al jefe final de esa zona. Cada uno tendrá sus habilidades específicas y forma especial de hacerles daño. Algo que tenemos que tener en cuenta en estos imponentes desafíos, es que no únicamente estará al frente una criatura gigante, sino que también al paso de los turnos, aparecerán los ya conocidos enemigos de «menor tamaño». Todo esto será a la vez manteniendo las cajas sin ser destruidas.

Es por estos desafíos que encontramos realmente la mecánica del tiempo, ya que son muchísimos factores diferentes los que harán que podamos obtener una gran victoria ante esos enemigos finales.

Así se verá nuestro enfrentamiento contra el primer jefe final aunque… ¡Quedan muchos más!

Accesibilidad y modos de juego

El juego nos ha parecido bastante accesible en cuanto a dificultad, quizás sea también gracias a su mecánica del tiempo. Encontraremos las dificultades normal, difícil insano. No es que hayamos notado una gran diferencia entre niveles, más allá de un mayor número de enemigos élite, y más complicados de llegar a ellos o evitar que destruyan cajas.

En cuanto a sus modos de juego distinguimos dos:

  • Modo normal: El modo en el que está pensado para ser jugado de forma individual Oakenfold, avanzando por los diferentes escenarios con calma y como se pueda.
  • Modo escape semanal: Semanalmente se generarán unos escenarios para todos los jugadores. Existen tablas a nivel global y de amigos para conocer quién ha sido el que mejor puntuación obtuvo.

En el modo escape semanal todos los jugadores obtendrán los mismos personajes y mejoras

Apartado visual, sonoro y conclusiones

En su apartado visual la verdad es que nos ha gustado, aunque creemos que pueden llegar a cansar a la vista los escenarios con poca iluminación. En lo sonoro cumple, la música es bastante decente y no termina por resultar repetitiva (algo de agradecer en juegos que se basan en la repetición constante de runs). Echamos en falta alguna forma de progresar desde fuera del juego, ya que morir y no ganar nada de una partida, no nos alimentaba lo suficiente para echarnos «una partidilla rápida más». El sistema de puntuaciones globales nos ha encantado y animado a batir récords, llegando a altas posiciones el las tablas.

El juego no se encuentra traducido al español.

Algo que nos suele animar a jugar a un título, es un buen tutorial. Que expliquen lo justo y necesario en el momento que sea oportuno, que no sature y creemos que en Oakenfold realmente lo logra.

6.8

Nota

Puntuación general

Jugabilidad
7.0
Gráficos
7.0
Música y Sonido
6.0
Historia/Modos de juego
7.0
Duración
7.0
Lo bueno
  • Mecánica del tiempo
  • Juego sin fin
  • Tablas de clasificación de amigos y global
Lo malo
  • Repetitivo al poco tiempo
  • Siempre los mismos enemigos en cada zona
  • Aunque la música no sea repetitiva, es monótona

¿Quieres ver más noticias y análisis como estos? Échale un ojo a la sección de noticiasanálisis.

Autor

Sergio Calzón "Conjito"

Juego videojuegos desde que tengo uso de razón. Todo tipo de géneros, pero me despierta un particular interés los RPG, soulslike, supervivencia y gestión de recursos. Amante de la música, los videojuegos y de la educación.