Microsoft adquiere Bethesda, propietaria de Doom, Elder Scrolls y Fallout


El día de hoy se ha producido la que probablemente sea la compra más importante en la historia de los videojuegos.
Microsoft ha comprado ZeniMax Media, propietaria de Bethesda Softworks, por la friolera de 7.500  millones de  dólares (cerca de   6.400  millones de  euros al cambio).


Gracias a esta compra, Microsoft adquiere todos los derechos sobre las siguientes franquicias:

Dishonored
Doom
Fallout
Quake
Prey
Rage
The Elder Scrolls
The Evil Within
Wolfenstein


Por supuesto, esta compra incluye los actuales juegos en desarrollo (Deathloop, Ghostwire: Tokyo y Starfield), además de los motores propietarios de ID, como idTech y anteriores.

Con esta compra, microsoft adquiere los estudios Alpha Dog, Arkane, Bethesda Game Studios, id Software, MachineGames, Roundhouse Studios, Tango Gameworks y ZeniMax Online Studios, pasando así de 15 a 23 estudios.

Esto representa un gran impulso para Xbox Game Pass, ya que a partir de ahora, todos los suscriptores podrán jugar desde el primer día juego los esperados lanzamientos de Bethesda.

Las escandalosas cifras de esta compra pueden ser comparadas con otros grandes movimientos de la industria, para hacernos una idea de su importancia:

Microsoft compró Mojang (Minecraft) por 2.500 millones.
Disney adquirió Marvel por 4.240 millones y 4.000 por Lucasfilm.

Por si esto no pareciese suficiente, Zenimax tiene 2.300 empleados en plantilla actualmente. Empleados que ahora pasan a ser parte de la plantilla de Microsoft.


Como nota curiosa,  los dos próximos lanzamientos de Bethesda, Deathloop y Gosthwire Tokyo son exclusivos temporales de las consolas de Sony, y no saldrán durante 6 meses  en las consolas de Microsoft.

Dejanos un comentario

  • Inicia sesión para dejar un comentario

Comentarios