Nine Witches: Family Disruption Análisis

0

Como en los viejos tiempos

Un par de décadas atrás, los videojuegos empezaban a sentar sus bases y a expandirse en todo el mundo. Durante los años ‘90, un género se hizo especialmente relevante por su innovación: las aventuras gráficas, resultado directo de ilustrar las aventuras conversacionales que fueron sensación en los ordenadores de los años 80. Nine Witches: Family Disruption nos presenta este género de una forma interesante.

Las aventuras gráficas han evolucionado y tomado otro rumbo, sin embargo, a día de hoy, los clásicos de LucasArts como Grim Fandango y la saga de Monkey Island siguen dando de qué hablar. Una vez puestos en contexto, es hora de hablar de Nine Witches: Family Disruption. Un juego muy divertido que rinde homenaje a esa época de los videojuegos, en un viaje nostálgico, cargado de humor y mucha originalidad.

Alemanes, brujas, zombis y fantasmas

Los acontecimientos de Nine Witches: Family Disruption toman lugar en 1944, durante la Segunda Guerra Mundial. El pueblo de Sundäe ha estado reportando una extraña actividad paranormal y será el trabajo de Alexei Krakovitz, un experto en ciencias ocultas y Akiro Kagasawa, su torpe, pero leal asistente, el de investigar lo que se está llevando a cabo en este pequeño pueblo noruego.

La malévola Okkulte-55, una división alemana comandada por El Canciller y el malvado profesor Von Darka, ha llevado a cabo un ritual ocultista con ayuda de una bruja. Una misteriosa luna oscura amenaza con destruir el mundo y seremos nosotros los encargados de frustrar dichos planes.

Como la buena aventura gráfica que es, Nine Witches: Family Disruption nos plantea situaciones que poco a poco empiezan a escalar en absurdidad. Todo esto acompañado por un elenco de personajes muy divertidos y originales. Cada uno con diálogos graciosos y una personalidad que nos hará recordarlos por un buen tiempo.

Las risas no van a faltar, el título no se toma en serio así mismo y los personajes se atreven a romper la cuarta pared de forma constante. En consecuencia. se generan situaciones hilarantes que involucran al jugador como parte del chiste.

Hablando con los muertos y resolviendo acertijos

Nine Witches: Family Disruption basa su gameplay en el point and click. Sin embargo,usamos los botones para interactuar y movernos, dando como resultado un gameplay que ya conocemos adaptado a los estándares modernos.

El profesor Alexei Krakovitz es tetrapléjico, por lo cual, es incapaz de moverse. No obstante, tiene la particular habilidad de poder hablar con los muertos, esto lo logra entrando en una especie de trance en la que puede liberar el alma de su cuerpo y moverse como si fuera un fantasma. A medida que avancemos en la historia, el profesor aprenderá nuevas habilidades que podrá usar en este estado y que nos serán de ayuda para completar algunas tareas.

Por otra parte, el nipón Akiro Kagasawa será el encargado de hacer todas las labores manuales debido a la discapacidad de su compañero. Por esta razón, llevará una lista con las tareas que deberemos completar y de cargar todos los objetos que encontraremos a lo largo del mapa. Los acertijos no son muy complicados, la mayoría de ellos se explican solos a través de los diálogos y algunos otros se resuelven con pura intuición.

Ambos personajes aportan variedad, teniendo una diversidad significativa en el gameplay, añadiendo incluso tiroteos donde deberemos esquivar y acertar disparos mientras nos cuidamos de no morir.

Retro y original

El apartado artístico de Nine Witches: Family Disruption está cuidado de forma impecable, sus visuales en pixelart que pueden parecer sencillos en una primera impresión, en realidad están muy bien hechos. La estética de Sundäe es única y cada una de sus zonas tiene elementos que nos hacen relacionarnos fácilmente con el entorno. La paleta de colores verdosa que nos introduce en ese ambiente boscoso y la constante oscuridad, son un buen refuerzo para la historia que nos quiere contar el juego.

El apartado sonoro está también muy inspirado en las aventuras gráficas clásicas, la música cumple con el propósito de ambientación, sus pistas son buenas, pero, no hay nada muy destacable.

Nine Witches: Family Disruption es un juego de la vieja escuela hecho en tiempos modernos, fácilmente pudo haber sido publicado por LucasArts en su tiempo. Si eres amante de las aventuras gráficas, este título te va a encantar, y si nunca has jugado una, considero que este es un excelente punto de partida. Una historia interesante y original, con personajes muy carismáticos y un apartado artístico totalmente retro. Indiesruption ha hecho un trabajo magnifico y espero que nos sorprendan con algún nuevo proyecto.

8.0

Nota

Puntuación general

Historia
9.0
Gráficos
7.0
Jugabilidad
8.0
Música / Sonido
6.0
Diversión
10.0
Lo bueno
  • Historia divertida.
  • Puzles intuitivos.
  • Muchas referencias.
  • Variedad en las mecánicas.
Lo malo
  • La banda sonora es simple.

Si te ha gustado, queremos invitarte a leer el análisis de Ocean’s Heart, un juego que homenajea a The Legend Of Zelda con una historia de piratas.

Autor

Daarcket

Desde que tengo memoria he sentido un gusto especial por los videojuegos y el cine. Soy amante de los juegos independientes, las buenas historias y el pixelart. Escribir es algo que me apasiona bastante y lo trato de plasmar con cada nuevo análisis que hago.