Moonscars – Un sangriento análisis

0

Moonscars es un título desarrollado por Black Mermaid y editado por Humble Games. Se trata de un título indie en dos dimensiones, que podríamos asignar a diferentes géneros de videojuegos debido a su mezcla. Tiene aspectos de soulslike, pues posee su propia «moneda de cambio» que al morir perderemos. Otra tipología asignable a Moonscars es la de metroidvania, debido a su «plataformeo» y su acción frenética.

Como podemos imaginar, la mezcla de estos géneros nos da el resultado siguiente: un juego emocionante con algún toquecillo de frustración ya sea por muertes tontas o dificultad.

Durante todo este análisis evitaremos spoilers, aunque sí que pondremos diferentes fotos de zonas que (sin el contexto ni llegar) se entienden, así que ¡no tengáis miedo!

Para que veáis cómo hemos comenzado Moonscars, os dejamos este pequeño vídeo en el que podéis ver con nosotros cómo empieza la aventura de Irma.

Una trama confusa e intrigante

La historia de este juego puede parecer en un principio confusa y enrevesada. Nuestra protagonista (Irma), que está hecha de arcilla, es abandonada tras sufrir una grave herida. A partir de este momento, nos dejan movernos libremente por el mapa. ¿Cuál es nuestro objetivo? Encontrar a nuestro escultor, la persona que nos ha creado. Irma irá realizándose diferentes preguntas a lo largo de la trama y querrá ver a los compañeros que estuvieron con ella en esa pelea para recibir respuestas ante su abandono.

La historia en sí, no está contada como estamos acostumbrados en los soulslike como Dark Souls, ya que sí que encontraremos abundantes diálogos pese a que la forma de hablar que tendrán los personajes no será demasiado común.

Algo que sí que se parecerá a otros títulos del género será los personajes secundarios. Estos tendrán sus propias misiones que nos enteraremos a través de conversaciones, por tanto… ¡Presta mucha atención a lo que te dicen! Algunas recompensas pueden ser bastante buenas, como amuletos que nos mejorarán las habilidades.

Irma en Moonscars

Irma se encuentra con una copia de ella misma en… ¿un molde?

Mecánicas intrigantes

Moonscars presenta mecánicas nuevas para el género. Los populares puntos de control, hogueras, bancos o como queramos llamarlos, en este caso serán los espejos. Alguno de ellos se encuentra corrompido o roto, necesitando crear un clon de nosotros mismos para arreglarlo.

Esta generación de personajes similares al nuestro, nos hace perder nuestras habilidades pasivas que llevemos equipadas, las cuales vamos obteniendo según subimos de nivel. También perderemos nuestras habilidades especiales (desbloqueables tras enfrentamientos memorables) hasta que lo derrotemos.

Según avancemos más en la historia, los clones adquirirán más de nuestras características, llegando a ser enemigos más que respetables.

Así repararemos los espejos… ¡Pero si somos la misma persona!

Podremos reclutar aliados en determinadas zonas. Encontraremos unos pequeños montones de arcilla con los que podremos interactuar para crear nuestros propios compañeros.

Como el título del juego «MOONscars» nos recuerda a la Luna, muchos nos hemos preguntado… ¿En dónde aparece? Pues precisamente será una mecánica importante, pues cuantos más enemigos matemos iremos avanzando al astro de fase, llegando a una «luna sangrienta», con la que serán más frecuentes los enemigos ensangrentados, que tendrán mayor salud y daño que el resto de enemigos comunes.

Este será el aviso que nos llegue en nuestra primera luna peligrosa

Tendremos tres estadísticas diferentes a las que estar atentos. Estas pueden ser mejoradas encontrando objetos perdidos por el mapa, así que presta atención a tu entorno y no dejes rincón sin revisar. Son las siguientes:

  • Salud: La clásica barra del mundo de los videojuegos, cuando se acaba, «game over».
  • Igor: La barra de igor es bastante peculiar, nos permite utilizar hechizos y curarnos. Se regenera pegando enemigos (como en títulos como Hollow Knight).
  • Daño: Inicialmente parecerá que hacemos mucho daño, pero poco a poco nos daremos cuenta de que nunca es suficiente.

Una mecánica también interesante es el uso del entorno. Muchas de las paredes y suelos de Moonscars son pinchos que podremos utilizar para empalar a nuestros enemigos. Para estas muertes especiales solamente necesitaremos darles un pequeño empujón o activar diferentes palancas que veremos repartidas por el escenario.

Mirad qué cuadro tan bonito hemos colgado en esta pared

Mecánicas «viejas conocidas»

Al igual que os nombrábamos las mecánicas nuevas, nos gustaría remarcar otras que quizás nos suenen más. La primera son los dos tipos de «moneda de cambio»:

  • Icorarias: Pequeñas frutillas que nos servirán para comerciar, calmar la luna (devolviéndola a su estado natural), intercambiar nuestra habilidad especial y obtener efectos positivos hasta el siguiente espejo.
  • Polvo de huesos: Son dejados tras la muerte de los enemigos. Funcionan como las «almas» en los Dark Souls. Son utilizadas para aprender magias.
Magias Moonscars

El arbol de magias de Moonscars será muy amplio

No todo serán enemigos con poca vida o ensangrentados, también nos encontraremos con los clásicos jefes. Estos enfrentamientos nos podrán recordar a los vividos en Blasphemous, pues notamos una clara inspiración en ellos. Lo cierto es que cada jefe está lleno de personalidad, eso sí, ¡no serán muchos!

El equipamiento en Moonscars es esencial, pues habrá objetos que nos desbloquearán determinadas acciones como realizar dos «acelerones» seguidos. Esto será obligatorio para acceder a alguna zona. También encontraremos amuletos menos importantes, que potenciarán aspectos como las magias y el daño.

Podremos acceder a nuestra propia «base», que será el Taller de Moldeado. En él podremos acceder a diversos diálogos y comerciantes.

Taller de moldeado moonscars

En el taller nos encontraremos con NPCs con los que comerciar e iniciar misiones secundarias

Combate

El combate en Moonscars se siente realmente bien. Tendremos para usar los parrys, con los que activándolos en el momento justo no solo desviaremos el ataque del enemigo, sino que le haremos un gran daño. El dash, que es acelerón en el que mientras que esprintamos seremos inmunes al daño (esto es conocido como «iframes»).

Encontraremos enemigos contra los que será mejor utilizar ataques físicos o magias. Un ejemplo son los enemigos voladores, contra los que será recomendable utilizar magias para lanzarles rocas.

Un aspecto que quizás no nos ha gustado mucho y catalogaríamos como dificultad artificial llega en determinadas zonas del juego. Comenzarán a aparecernos menos enemigos a los que podemos dañar con ataques físicos y nos veremos forzados a utilizar únicamente magias. Esto vuelve al juego mucho más difícil según en qué situaciones, llegando incluso a frustrarnos.

Moonscars Irma

Irma cargando contra un enemigo en un entorno oscuro

Una tétrica ambientación

Salta a la vista el apartado gráfico de Moonscars. En sus cinemáticas podemos apreciar unos dibujos en algún material similar a las acuarelas. Si ampliamos un poco la pantalla más que Pixel Art parece ser pintado y disminuida su resolución. Realmente este aspecto en Comuesp nos ha parecido muy atractivo. Quizás no tanto su paleta de colores, que busca resaltar únicamente el color rojo y negro, que al cabo de unas horas jugadas comienza a fatigar visualmente.

Su apartado musical es bastante bueno y sobre todo los sonidos de combate ayudan al mismo, pues en ocasiones sabemos cuándo tenemos que ejercer un parry gracias a la relación entre oído-ojo.

Una de las escenas de cinemáticas, con ese estilo «pintado a mano»

Conclusiones sobre Moonscars

Moonscars es un gran título a tener en cuenta. Su duración no es demasiado larga (entorno a las diez horas de juego), aunque consideramos que es la justa medida para no agobiarse. Destacamos sus mecánicas, que resultan muy entretenidas, haciendo que en nuestro gameplay se sienta realmente dinamismo a la hora de pelear. La compatibilidad con la Steam Deck es perfecta y nos ha encantado poder disfrutar de este videojuego relajados en el sofá, pues en alguna situación… ¡hacía falta relajarse!

No tenemos ninguna duda sobre personalidad que desprende Moonscars, ya que aunque tenga inspiraciones claras en otros títulos, es capaz de transformarlas y hacerlas suyas. Realmente demuestran lo cuidado que resulta este título.

Cabe destacar también un aspecto que nos gusta siempre mucho y es que el título sigue viviendo actualizaciones con diferentes parches para solucionar algún que otro problema que pueda tener, aunque nosotros no hemos tenido contratiempos a la hora de jugar.

8.3

Puntuación general

Puntuación general

Jugabilidad
9.0
Gráficos
7.5
Música y Sonido
8.0
Historia/Modos de juego
8.0
Duración
9.0
Lo bueno
  • Mecánicas divertidas y entretenidas
  • Gameplay frenético, nunca aburre
  • Buena ambientación
Lo malo
  • No tiene audio en español
  • El apartado gráfico llega a agotar visualmente tras un rato jugando
  • Dificultad artificial

¿Quieres ver más noticias y análisis como estos? Échale un ojo a la sección de noticias y análisis.

Autor

Sergio Calzón "Conjito"

Juego videojuegos desde que tengo uso de razón. Todo tipo de géneros, pero me despierta un particular interés los RPG, soulslike, supervivencia y gestión de recursos. Amante de la música, los videojuegos y de la educación.