Little Orpheus – Humor y aventuras en 2.5D – Análisis

0

Little Orpheus

Bienvenidos camaradas a una de las aventuras más divertidas y sencillas que vais a poder jugar, Little Orpheus. Al fin llega a Steam y consolas en su edición definitiva y remasterizada, incluyendo también el contenido de bonificación del título original. Little Orpheus, del estudio The Chinese Room, creadores del exitoso Dear Esther y Everybody’s Gone to the Rapture, con dirección artística del diseñador de la trilogía Assassin’s Creed Chronicles y que Secret Mode trae para nosotros.

Vamos a acompañar al valiente, a la par que torpe cosmonauta Ivan Ivanovich en una historia de lo más sorprendente y extraña, llena de referencias y guiños a películas clásicas como Flash Gordon o Simbad, entre otras, así como referencias al folclore ruso. ¡Toda una montaña rusa de diversión!

Little Orpheus

A través de un viejo televisor veremos como Ivan le cuenta a su general su fantástica historia

Viaje al centro de la Tierra

En el año 1962 y mientras la NASA trata de llevar al hombre a la Luna, en tierras rusas nuestro protagonista, el camarada cosmonauta Ivan Ivanovich, el más torpe y casi inútil de su promoción, desciende por un volcán apagado a bordo de su cápsula, la Little Orpheus, con la misión de explorar el centro de la Tierra…pero algo sale mal y desaparece durante tres años.

Tras ese lapso de tiempo, regresa a su madre patria y jura haber salvado el mundo, habiendo perdido la bomba atómica que llevaba a bordo de su nave. Sin creerle nada de lo que dice, le encierran en un bunker donde el general Yurkovoi, alguien que haría temblar al mismísimo Stalin, le interroga con firmeza a la vez que incredulidad ante lo que le cuenta el camarada Ivanovich.

¿Que habrá de cierto en las palabras de Ivan Ivanovich? Tendremos que descubrirlo a lo largo de los ocho capítulos originales de la aventura y el noveno de bonificación, para saber qué pasó con la Little Orpheus, la bomba atómica y como salvó el mundo nuestro desventurado e inverosímil protagonista.

Little Orpheus

¿Una bola gigantesca persiguiéndonos a punto de aplastarnos? ¡Chúpate esa Indy!

Lo bueno si breve, dos veces bueno

Little Orpheus llega después de un tiempo en Apple Arcade a consolas y PC (versión que hemos analizado), donde con texturas en alta resolución, nuevas animaciones, efectos de iluminación mejorados y sonido envolvente 5.1, el galardonado título trata de hacerse un hueco en el corazón de todos nosotros. Y parece que en parte, lo ha conseguido.

Con su estética Technicolor, scroll lateral y gráficos en 2.5D, rápidamente logra entrar por nuestras pupilas de una manera sencilla, amenizado todo ello con una narración que recuerda mucho a las películas de los años 50 y 60, que hacía que nos preocupásemos del protagonista en próximos capítulos. Y aquí sucederá añadiéndole un a viz cómica que siempre es de agradecer.

Pero también tendremos a Ivan narrándonos sus aventuras según avancemos en la historia y a lo largo de los capítulos, donde el cada vez más escéptico general, tratará a nuestro querido protagonista como un loco mientras éste le cuenta la historia y habla de él mismo cambiando ciertos matices a conveniencia, lo cual da momentos muy graciosos.

El título ofrece una serie de recompensas a modo de skin que podremos usar y también diseños conceptuales del juego que podremos conseguir tras repetir los niveles recolectando unos orbes.

Little Orpheus

Recogiendo orbes podremos desbloquear trajes, entre ellos el de Laika la perrita cosmonauta.

Menos es más, camarradas

Muchas veces para entretenernos con un videojuego, no necesitamos complicaciones, ni árboles de habilidades, buscar miles de notas que nos expliquen la historia o tener que hacer cientos de misiones secundarias que alargan artificialmente un título. Tener tareas simples como avanzar, trepar, mover bloques para acceder a otros sitios y pensar un poco con unos puzles sencillos para seguir avanzando, es lo que muchos jugadores necesitan entre tanto caos de tareas, requisitos y sobreexplotación de recursos para terminar un juego.

En Little Orpheus se trata de ir avanzando en la historia que se nos narra de una muy forma peculiar y que logrará cada poco sacarnos una sonrisa mientras escapamos de enormes Tiranosaurios Rex, bolas gigantescas, nos ocultamos de extraños seres, atravesamos lugares de lo más interesante, saltamos de liana en liana imitando a Tarzán y llegaremos a preguntarnos la diferencia entre un Mamut y un Elefante peludo.

Y no necesitamos más para disfrutar de este juego que logrará entretenernos de una forma muy sencilla y bonita gracias a su disfrutable historia, su carismático protagonista y resto de personajes, una preciosa música por momentos procedural que viene de la mano de Jessica Curry, ganadora de un BAFTA, y Jim Fowler.

Cada capítulo, dependiendo del tiempo que nos tomemos para explorarlo y completarlo, nos llevará más o menos una media hora y el juego en general unas cuatro horas o cinco si buscamos repetir cada capítulo y recoger todos los orbes y así conseguir las mencionadas recompensas.

Casi siguiendo la estela de anteriores títulos de The Chinese Room, podríamos decir que Little Orpheus es un «Walking Simulator» de scroll lateral en el que por momentos se podría esperar más, sobre todo a nivel jugable y puzles, porque realmente no supone un reto

Little Orpheus

Si camaradas, habrá nivel submarino…

Apartado técnico

Little Orpheus en su edición definitiva no puede disimular que es un título proveniente de una plataforma móvil. En ciertos momentos se le notan las costuras y eso le pasa factura, pero por otro lado, se nota que han querido presentar un juego con las suficientes mejoras como para que entre por el ojo. Y lo consigue.

Igual que la música, que es sobresaliente con ciertos momentos de partitura que parecen sacados de la misma era soviética y en algunos momentos tiene un estilo procedural que acompaña a la acción en base a lo que estemos realizando ese instante. Mención especial a los sonidos, que con su simpleza, logran crear una ambientación perfecta en cada bioma.

El doblaje, muchas veces sobreactuado, llega a ser caricaturesco y divertido, aunque a veces quedan en el limbo algunas frases si no avanzamos en el juego en el tiempo designado, algo que fastidia un poco la experiencia. Lamentablemente, no hay doblaje al castellano pero si está subtitulado, aunque de una extraña forma y con los subtítulos en la parte superior y muchas veces cruzando toda la pantalla.

Big Daddy…¿eres tú?

Conclusiones

Como hemos dicho, a veces menos es más y en este caso Little Orpheus es un juego ideal para todas aquellas personas que buscan entretenerse de forma casual en su PC o consola, sobre todo si se trata de una Steam Deck o una Nintendo Switch.

El título es perfecto también para niños dada su factura artística que resulta sobresaliente gracias a su paleta de colores, diseño de niveles y personajes. Así como también la simpleza de sus puzles puede echar para atrás a los más sabios del lugar, para personas que buscan algo sencillo o los ya citados infantes, es perfecto.

También su precio llama a que sea un «must have» en nuestra biblioteca, así que ya sabéis, es de buenos camaradas jugar Little Orpheus.

7.5

Nota

Puntuación general

Jugabilidad
7.0
Gráficos
8.0
Música y Sonido
8.0
Historia
8.0
Duración
6.0
Lo bueno
  • Escenarios asombrosos
  • Personajes carismáticos
  • Historia divertida
  • Sencillo de jugar
  • Preciosa banda sonora
Lo malo
  • Puzles excesivamente fáciles
  • La historia pierde fuelle al final
  • La aberración cromática

Para más análisis visita nuestra sección en Comunidad en Español
JOSHKERR

Autor

José Aguirre "Joshkerr"

Comencé en este mundillo con un MSX allá por el 84 gracias a mi padre y desde entonces he ido jugando y creciendo a la par de este hobby por el que siento tanta devoción y amor. Poseedor de un Master Race sin RGBs, Modder, Padre de gatetes y enamorado de las mujeres Pelirrojas. Rey de reyes me han llamado.