Lacuna Análisis: Detectives, conspiraciones y jazz

0

Lavándole la cara a un viejo conocido

Las historias de detectives llevan años formando parte del entretenimiento. Libros, películas y videojuegos han usado esta temática para contarnos historias llenas de crimen y misterio. Lacuna toma esta temática y la maneja con maestría, presentándonos una serie de sucesos que nos mantendrán al filo del asiento.

Si eres amante de las buenas historias y quieres sumergirte en un mundo envolvente y misterioso, Lacuna es el juego ideal para ti.

Sin tiempo para negociar

El título nos pondrá al control de Neil Conrad, uno de los miembros del Departamento Central de Inteligencia (DCI). Durante una plática para decidir el futuro del sistema solar, un embajador es asesinado y será nuestra tarea resolver el misterio que se oculta detrás de su muerte.

Una historia simple, ¿no? A primera vista, sí, Lacuna es un juego de detectives y sigue las normas establecidas en estas historias. No obstante, aquí la trama se va complicando conforme avancemos, resultando en que las cosas no son lo que parecen.

Además de los detectives, el juego usa recursos de la ciencia ficción, dando como resultado un juego al puro estilo Blade Runner. Las referencias son más que claras, pero, Lacuna no abusa de esto y es capaz de forjarse una identidad por cuenta propia.

Aunque nuestra tarea será investigar el asesinato del embajador, conforme avancemos en la historia otros acontecimientos saldrán a la luz. Todo esto resulta en una historia profunda, con giros de trama, personajes interesantes y un misterio mucho más grande de lo que se puede esperar.

¡Bienvenidos al futuro!

Todos los acontecimientos anteriormente mencionados toman lugar en 1840, pero, no cualquier 1840, sino uno futurista. Pese a que ese año es el pasado para nosotros, en la historia de Lacuna es el futuro. La vida ya no se lleva a cabo en la tierra y no hay pistas de que haya existido, todo esto lo viviremos en un sistema solar distinto con sus propios planetas.

Si bien el entorno es diferente, los habitantes siguen siendo seres humanos. Esto nos demuestra que sin importar donde, nuestros conflictos productos de la condición humana permanecerán con nosotros. La ambición, el amor, los conflictos internos, la complejidad de las relaciones interpersonales, todo esto y más se toca en mayor o menor medida a lo largo de la historia.

La ambientación de Lacuna es increíble. Todos los elementos que se usan narrativa y gráficamente colaboran para crear una inmersión profunda. Gracias a esto, nos será fácil empatizar con Conrad y percibir el mundo desde otra perspectiva.

Es hora de resolver un crimen

Mecánicamente hablando, Lacuna toma mecánicas de novela visual y point and click. Para resolver los escenarios, contaremos con distintas herramientas. Por su estatus futurista, estas herramientas son tecnología de punta que nos facilitarán llegar a las conclusiones adecuadas.

Tenemos un modo detective que nos permite ver los objetos con los que interactuar, un registro de las conversaciones, noticias de prensa e información sobre las pistas que vayamos encontrando. Todos estos recursos deben ser utilizados para rellenar correctamente un cuestionario de opción múltiple.

Algo interesante aquí es que nuestras decisiones pueden cambiar drásticamente el transcurso de los acontecimientos. Y no es solo que puedas variar cosas para obtener un final distinto, sino que, verdaderamente las acciones que tomas tienen peso en los demás personajes y en la conclusión de la historia.

Esto no solo le da rejugabilidad a Lacuna, sino que permite explorar distintas situaciones al jugador, obligándolo a mantenerse atento a los detalles y a cuestionarse constantemente cuál es la opción correcta.

Por mínimos que parezcan algunos diálogos u el orden de ciertas acciones, cada una de estas cosas influyen al final, donde habrá un recuento de todo lo que pasó y el destino de los personajes.

¿Es más importante el bienestar personal o el bien común? Este tipo de preguntas serán hechas de forma regular. Las decisiones en Lacuna no son fáciles de tomar y hay que pensar muy bien antes de escoger.

Cyberpunk noir

Tomando prestado de aquí y de allá, Lacuna logra forjar una identidad única. Pese a que estos dos géneros han sido mezclados en otras obras, el título logra hacerlo de una buena manera. Debido a esto, el resultado es una experiencia como pocas veces se ha visto.

El juego está hecho en Unity, pero, en pixelart. Esto permite al juego combinar elementos 2D con 3D, añadiendo partículas, sombras y reflejos que dan vida al mundo.

Por otra parte, la banda sonora apoya a la inmersión de Lacuna, con pistas que encajan perfectamente con la ambientación. Cada una de las canciones consiste en una mezcla de jazz y sonidos futuristas.

Algunas son más clásicas y otras tienden más a experimentación, pero, al final, todas son usadas en el momento adecuado. La calidad de las mismas también es digna de mención, cada pista está dotada de originalidad y transmite distintos sentimientos al jugador.

Resumiendo todo, Lacuna es un juego único. Su gran historia que nos mantendrá intrigados, sus personajes interesantes, su apartado artístico que combina lo mejor de dos mundos y unas mecánicas que pondrán a prueba nuestras habilidades de deducción, lo catapultan a ser uno de los mejores títulos independientes del año.

Adéntrate en este mundo corrupto, lleno de peces gordos que manejan los hilos y ayuda a Conrad a evitar que se salgan con la suya en Lacuna, una aventura noir de ciencia ficción.

8.0

Nota

Puntuación general

Historia
9.0
Gráficos
7.0
Jugabilidad
7.0
Música / Sonido
8.0
Ambientación
9.0
Lo bueno
  • Una historia misteriosa que nos mantendrá atentos.
  • Ambientación perfectamente lograda.
  • Mecánicas interesantes para resolver acertijos.
  • Banda sonora atrapante.
Lo malo
  • Actualmente no está disponible en español.
  • Bugs menores.

Si las historias de detectives son lo tuyo, no olvides pasarte por nuestra reseña de Chicken Police, una novela visual con animales antropomórficos y una banda sonora espectacular.

Autor

Daarcket

Desde que tengo memoria he sentido un gusto especial por los videojuegos y el cine. Soy amante de los juegos independientes, las buenas historias y el pixelart. Escribir es algo que me apasiona bastante y lo trato de plasmar con cada nuevo análisis que hago.