Análisis de Down in Bermuda

0

De los creadores de Agent A: A puzzle in disguise, el estudio australiano Yak & Co con sede en Melbourne, nos hace entrega de otra aventura repleta de puzzles: Down in Bermuda.
Un juego de puzzles, aventura y point and click, todos géneros muy conocidos, pero los integra de una forma no tan común. Salimos de los clásicos point and click en dos dimensiones, para sumergirnos en un mundo completamente tridimensional.

 

La historia de nuestra aventura nos pone en la piel de Miltonun aviador que termina naufragando como consecuencia de una tormenta y este pasa los siguientes 30 años en las islas de la Bermuda tratando encontrar la forma de volver a su hogar. Las fotos que encontremos nos cuentan un poco más, pero en sí es bastante simple. Para lograrlo deberemos ser ingeniosos, observadores y pacientes, resolviendo los diferentes puzzles que nos encontremos.

De regreso a casa

Down in Bermuda, cuenta con seis islas, en cada una de ellas descubriremos criaturas parlantes que las habitan, algunas amigables y otras hostiles. Para poder regresar a nuestro hogar deberemos obtener los orbes y colocarlos en los portales, lo que nos permitirá avanzar a la próxima isla. Pero también es posible ir desbloqueando las islas sin necesidad de jugarlo en orden, aunque nos perderemos la continuidad de la historia.
Cada portal nos indica la cantidad de orbes necesarios. Los obtenemos resolviendo distintas situaciones, todas involucran puzzles de diferentes dificultades: desde los más sencillos que implican mover palancas o apretar botones; hasta los más complicados que requieren utilizar nuestro ingenio, siendo algunos realmente desafiantes. También debemos agudizar nuestra observación en búsqueda de estrellas, que se encuentran escondidas en los rincones de la isla.
Incluso interpretar el mapa implica ya de por sí ejercitar el cerebro, ya que es necesario ubicarse en un mundo 3D a partir de una vista aérea. La cantidad de puzzles que se presentan a lo largo del juego es muy adecuada: no abruma ni aburre.

 

Es posible jugarlo con joystick, teclado o mouse ya que cuenta soporte completo para todos, no obstante, debido a los constantes cambios en la perspectiva de la cámara, aconsejo su juego con mouse, aun así, los movimientos no son del todo precisos, sus desplazamientos carecen de delicadeza y esto puede llevarnos a complicarnos un poco algunos de los puzzles.

 

Los escenarios son muy completos y variados, es posible interactuar con todos los pequeños detalles que encontramos. El diseño gráfico es un low poly bien colorido y bastante pulido, con escenas animadas tipo cartoon. La banda sonora es agradable, cumple perfectamente para un ambiente tranquilo donde nuestra cabeza se deberá centrar más en cómo en la resolución de los rompecabezas que en otra cosa.

 

Down in Bermuda no es un juego demasiado largo, puede llevarnos unas 2 a 3 horas, dependiendo de la experiencia del jugador en este género. Desbloquear todos los logros puede llevar un poco más de tiempo. Va a estar disponible en las plataformas para PC Steam, Epic Games, y GOG, además también podemos encontrarlo en Nintendo Switch y la consola XBOX.

Conclusión

Down in Bermuda es un juego ideal para fanáticos de los rompecabezas, tiene muchísimos y muy variados. El objetivo de este juego es claro: pasar un momento de distensión y entretenimiento mientras agudizamos nuestra mente.

Podés adquirirlo en: Steam

8.0

Nota

Puntuación general

Historia
6.0
Jugabilidad
7.0
Gráficos
8.0
Música / Sonido
8.0
Innovación
9.0
Lo Mejor
  • Variedad de puzzles
  • Visualmente agradable
  • Buenas mecánicas
Lo Peor
  • Historia poco desarrollada
  • Demasiado corto
Autor

Aldebaran

Mi primer acercamiento con los videojuegos fue allá por los años 90 con la consola Family Game (NES) y sus juegos de 8 bits. Pero no fue sino hasta conocer Baldur´s Gate que los videojuegos tomaron protagonismo en mi vida, siendo el rol mi género preferido.