Cursed to Golf: Juega al golf por tu vida – Análisis

0

Cursed to Golf es un “golf-like” roguelite en el que tendrás que jugar al golf en 18 frenéticos hoyos para volver a la vida y ganar el campeonato más importante de la historia del golf

De manos de la desarrolladora indie Chuhai Labs, y de la distribuidora Thunderful Games, nos llega Cursed to Golf. Este título nos presenta una premisa interesante, combinando las mecánicas de un roguelite con las de un juego de golf en 2D, y unos gráficos pixel art magníficos, todo ello acompañado de una banda sonora impecable. Por supuesto, aún quedan cosas por pulir que comentaremos en breves. Sin más preámbulos, comencemos el análisis.

18 hoyos de puro caos

Cursed to Golf comienza con nosotros como el protagonista, el golfista legendario, a punto de ganar el torneo más importante de nuestra vida. El que marcará un antes y un después en la historia del golf. Sin embargo, justo antes de dar el último golpe, un rayo nos alcanza y nos envía al Purgatorio del Golf, donde somos recibidos por el afable Escocés. Éste nos cuenta cómo podemos escapar: ascendiendo tras completar los 18 hoyos del Purgatorio.

Para realizar esta hazaña, dispondremos de tres tipos de palos de golf distintos: Driver para distancias largas, Wedge para distancias cortas y ángulos complicados, y por último Iron como término medio. También podremos usar una selección muy variada de power-ups en forma de las Cartas Ace, que nos permiten maniobras como frenar nuestra pelota en el aire, o crear portales. Por último, también tendremos una vista de águila para revisar el nivel, y una mecánica desbloqueable, algo más compleja, llamada Spin. El Spin nos permite dirigir la bola justo antes de que aterrice para mayor maniobrabilidad.

cursed-to-golf-1

¡Avanza con tu palo de golf por los 18 hoyos para ascender!

En cuanto a los distintos hoyos, cada uno de ellos es elegido aleatoriamente dentro de una lista de posibles mapas con más de 80 opciones, muy diferentes entre sí. Todos están pensados para completarlos por muchos caminos diferentes, y con distintos atajos dependiendo de los power-ups que tenga el jugador en ese momento. Tendremos que usar todas las herramientas a nuestro alcance para llegar a la bandera antes de quedarnos sin PAR. El PAR es nuestra “vida”; empezamos con 5 cada nivel, gastamos uno cada vez que lanzamos y lo regeneramos rompiendo distintos ídolos.

Busca el Green por toda la eternidad

Cada run comienza con el jugador en el Eterni-tee, una franquicia de tiendas propiedad del Escocés. Ahí tenemos disponible una zona de pruebas en caso de que queramos probar power-ups o practicar nuestro swing, así como la posibilidad de salir al mapa. Éste es similar al de juegos como Slay the Spire, donde veremos un grafo de puntos interconectados con distintos tipos de salas. Cofres de oro o de Cartas Ace, tiendas, hoyos y hoyos malditos (hoyos en los que iremos recibiendo maldición tras maldición mientras permanezcamos en ellos) son las distintas opciones que veremos en el mapa. Además, al final de cada piso tendremos que luchar contra un jefe para poder avanzar al siguiente. Los hoyos de jefe son niveles en los que lucharemos por llegar antes a la bandera que el personaje presentado al principio del piso. Sin embargo, al derrotarlos no volverán a aparecer en las runs siguientes.

Cursed-to-Golf-2

¡Enfréntate a épicos bosses en un duelo 1 contra 1!

Los controles del juego son muy agradables e intuitivos, pero pueden llegar a complicarse según la situación; Cursed to Golf es la clara definición de la frase “Fácil de jugar, difícil de dominar”. Para poner en contexto, debemos pensar que Cursed to Golf tiene alma de plataformas, en el que no controlamos al jugador directamente, sino que le aplicamos fuerza para moverlo hacia donde queremos. Hay que considerar cuánta fuerza hay que darle a la pelota, con qué dirección y con qué tipo de palo antes de hacer un lanzamiento, así como cuánto estamos dispuestos a arriesgarnos. Por supuesto, esto es algo que iremos aprendiendo conforme juguemos. Debemos añadir que usar ciertos power-ups puede hacerse algo complicado, aunque son extremadamente satisfactorios de usar.

Un homenaje a los más míticos

Cursed to Golf destaca con un apartado artístico muy vistoso y bonito. Con unos gráficos pixel art coloridos, unas animaciones adecuadas y una interfaz organizada, es fácil identificar lo que sucede en pantalla. Los obstáculos suelen estar identificados con marcas o colores fácilmente reconocibles, incluso por alguien que no ha jugado nunca a este tipo de juegos, y que permiten trasladar conocimientos de la vida real al juego. Por poner un ejemplo, hay obstáculos con una calavera dibujada, otros con un color rojo fácilmente reconocible, otros que directamente son pinchos… Aunque es cierto que no hay una consistencia clara entre los distintos tipos de indicadores.

Cursed-to-Golf-3

¡Juega al golf en 4 biomas totalmente únicos!

En cuanto al apartado sonoro, Cursed to Golf nos ofrece una banda sonora compuesta por Mark Sparkling, basada en una mezcla de sonidos retro y otros más orgánicos muy basada en el uso de sintetizadores. Además, es un homenaje claro a bandas sonoras de otros juegos de deporte, sobre todo a los Mario de la época de la Super Nintendo y la Nintendo 64, aunque también referencia otros como el Wii Sport y Celeste. En general, acompasa muy bien el gameplay del videojuego y es agradable de escuchar según el jugador avanza por los distintos hoyos del Purgatorio del Golf. Todo ello está acompañado por unos efectos de sonido muy agradables y convincentes.

No todo puede ser hoyo en uno

Hemos dejado claro que estamos ante un roguelite muy interesante, a la par que divertido y rejugable. Sin embargo, está claro que no todo es perfecto. A la hora de jugarlo, hemos encontrado pocos bugs, la mayoría errores visuales que ya nos habían avisado que estaban trabajando en arreglar. Las físicas están muy bien hechas, aunque a la hora de elegir la dirección en la que disparamos puede hacerse complicado en caso de tener que colar la pelota por un hueco muy estrecho. Esto hace que fallar por no haber hecho clic en el momento exacto pueda ser algo frustrante, ya que la pelota puede irse a cualquier obstáculo que reduzca aún más nuestro PAR. Esto mismo también se aplica a algunos power-ups, que pueden hacerse complicados de usar.

Cursed-to-Golf-4

El mapa de selección de niveles es bonito y llamativo pero con poca variedad. Normalmente solo encontraremos cofres con cartas y oro (que solo sirve para comprar cartas), tiendas para comprar más cartas, o niveles malditos (con gran variedad de maldiciones, eso sí) que nos darán cartas de recompensa. Además, los niveles de jefe al final de cada bioma no son repetibles, a pesar de ser muy divertidos. Por último, el juego está traducido al español, aunque tiene erratas y términos no traducidos. Nosotros lo hemos jugado en inglés, aunque el juego es entendible en español.

Conclusión

Cursed to Golf es un juego que en su estado actual es muy divertido, desafiante y gratificante de dominar. Es cierto que tiene detalles que pueden echar un poco para atrás, pero sin duda destaca enormemente en los apartados artísticos y de gameplay. Tiene un gran potencial que sus desarrolladores sin duda sacarán a brillar. Desde Comuesp podemos recomendar este “golf-like”, que nos ha dado multitud de horas de diversión.

8.0

Nota

Puntuación general

Jugabilidad
8.0
Gráficos/Diseño artístico
9.0
Banda sonora/sonidos y efectos
8.5
Historia
7.0
Lo bueno
  • Muy divertido
  • Controles y físicas pulidas
  • Apartado artístico muy bonito
  • Buena banda sonora
  • Rejugable
  • Historia y personajes bonitos
Lo malo
  • Historia simple y corta
  • Encuentros contra jefes no repetibles
  • Complejo al inicio
  • Poca variedad de situaciones
  • Traducción imprecisa al español

Si te gusta nuestro contenido, revisa la sección de noticias

Autor

Umbra

Amante de libros y videojuegos por igual. Siempre con ganas de sumergirme en un nuevo mundo de fantasía. Jugador de RPGs, Metroidvanias y Roguelites, pero con ganas de todo.