Análisis de Narita Boy

0

Allá por el año 2017, Studio Koba decidió lanzarse a la aventura de financiar su primer videojuego en la plataforma Kickstarter, Narita Boy, el cual no logró financiarse hasta pocos días antes de finalizar la campaña.

Hoy 4 años más tarde, el sueño de este pequeño estudio de Barcelona llega a su fin con el lanzamiento de su primer juego y que gracias a Team17 llega a Xbox One, Playstation 4, PC y Nintendo Switch.

 

Narita Boy no esconde en ningún momento sus referencias a la cultura de los años 80, y que nos recuerdan a películas como Tron o Regreso al futuro donde se mostraba la figura del Héroe y cuya misión es salvar el mundo. Un chico que es atrapado por el mundo digital cuando está jugando con su flamante consola, la Narita One, y por sorpresa es convertido en el Héroe de esta magnifica aventura con buenas ideas y un fantástico apartado visual, acompañado de una excelente banda sonora.

Creador del Mundo Digital

Creador del Mundo Digital

La historia de Narita Boy, vemos como el malvado Him ha escapado del control del Creador, un ser adorado dentro del mundo digital y ha borrado todos los recuerdos que este tenía. Con el su ejército de Stallions, quiere conquistar el mundo digital y expandirse en nuestro mundo.

Nuestra misión como Narita Boy, una vez absorbidos por la Narita One, no será otra que detener a Him y recuperar los fragmentos de memoria del Creador. El elegido capaz de empuñar la TecnoEspada y cumplir la profecía.

 

Durante nuestra misión iremos conociendo los rincones del Mundo Digital devastado por la llegada de Him y sus secuaces. Visitaremos las diferentes regiones del mundo del videojuego, mientras nos encontraremos con sus habitantes hablando en lenguaje que no termina de ser muy claro. Si bien es cierto está especialmente ceñida al lore y en cada frase encontraremos referencias a terminología de los años 80, y que dificultará nuestras misiones a los usuarios que no estén familiarizados con esta jerga.

Una de las muchas referencias ochenteras

Una de las muchas referencias ochenteras

Narita Boy, se nos presenta como un juego de acción y plataformas en el cual nuestra misión es ir avanzando por los diferentes escenarios del juego repitiendo el mismo patrón y que da la sensación de jugar a un metroidvania que no lo es.

Al llegar a cada nuevo escenario, debemos encontrar una serie de llaves que nos abrirán el acceso al jefe de esa sección, para ello debemos superar secciones de plataformas intercaladas con peleas contra jefes menores, ganar alguna habilidad extra para añadir a nuestro repertorio de golpes y ponerla en práctica contra nuevos enemigos y resolver algunos rompecabezas. Aunque en ciertas ocasiones añaden alguna mecánica extra como poder surfear con un disquete o cabalgar a lomos de nuestro ServoMontura pero que no consiguen romper ese patrón que nos presenta el juego. 

ServoMontura lista para cabalgar

ServoMontura lista para cabalgar


Surfeando con un Disquete

Surfeando con un Disquete

A nivel jugable, Narita Boy se apoya en gran medida en los combates contra enemigos que irán apareciendo a medida que avancemos por el mapeado. Los Stallions, una raza corrupta a las órdenes de Him. Hay una gran variedad de enemigos a los que enfrentarnos y que nos obligan a desplegar todas nuestras habilidades especiales que iremos adquiriendo a lo largo de la aventura con nuestra Tecnoespada.

Combatiendo contra enemigos muy básicos, los cuales apenas golpean y que caerán de un par de espadazos hasta enemigos más avanzados desde enemigos con escudo que tendremos que buscar sus puntos débiles hasta hechiceros que invocan sus propios ejércitos de enemigos. A medida que aprendemos nuevas habilidades, aumentará también la cantidad de Stallions contra las que utilizarlos.

Pese a la variedad en el combate, tanto en habilidades como enemigos a los que enfrentamos, no serán pocas veces las que caigamos derrotados debido a la imprecisión de sus controles ya que a veces los movimientos del personaje no se activan como es debido a la hora de pulsar los botones, creando cierta frustración a la hora de encadenar ataques y que el combate no se sienta muy fluido en momentos de esquiva o el sistema de colisiones contra otros enemigos.

Una de las muchas salas donde debemos poner nuestras habilidades a prueba

Una de las muchas salas donde debemos poner nuestras habilidades a prueba

Las secciones de plataformas también sufren de este problema. Los saltos del protagonista no son muy precisos ya que tenemos la sensación de que nuestro personaje se desliza por el escenario, nos hará ser imprecisos en alguna que otra ocasión y que en ciertas secciones no está del todo definida la zona a la que debemos llegar.

 

Por suerte, Narita Boy no es un juego difícil y que es apto para todo tipo de jugadores, ni los combates ni las secciones de plataformas están pensados para proponer un desafío al jugador. Si morimos en cualquiera de ellas, el juego nos llevará al punto de control anterior de la sección y podremos seguir jugando. Quizás algún jefe final si nos pondrán en algún que otro apuro, al proponernos nuevos retos y mecánicas que contra enemigos normales no pondremos en práctica.

Uno de los numerosos jefes de final de fase

Uno de los numerosos jefes de final de fase

 

A nivel técnico, Narita Boy brilla a un nivel excelente. Con un fantástico pixel-art en todas sus facetas, tanto en lo mostrado en todos los escenarios, repletos de mil y un detalles, como en los movimientos de nuestro protagonista y en la gran variedad de enemigos.

En el apartado sonoro, nos presenta una fantástica banda sonora la cual es amplia para todo tipo de situaciones, tanto de combate como en la historia. Mención especial a la canción de los créditos.

 

VALORACIÓN FINAL DE NARITA BOY

Narita Boy es un buen juego ochentero lleno de acción y plataformas que podría haber profundizado más en sus mecánicas en 2021. Con algún problema en su jugabilidad, no habrá ningún impedimento de disfrutar la historia del Elegido con su TecnoEspada y poder recuperar la memoria del Creador.

6.5

Nota

Puntuación general

Historia
7.0
Jugabilidad
6.0
Gráficos
8.0
Música/Sonido
7.0
Lo mejor
  • Todas las referencias ochenteras
  • Una historia muy emotiva
  • El sistema de combate....
Lo peor
  • ...Que se ve lastrado por fallos técnicos.
  • Fallos en el control del personaje.
  • No es muy exigente.
Autor

hector_evil

Catador de bebidas espirituosas y buen amante profesional. Próximamente rico y famoso.