0

LEGO: Builder’s journey ahora para Nintendo Switch y para PC

Allá por diciembre de 2019, Light Brick Studio lanzaba LEGO: Builder’s Journey para dispositivos IOS, y ya en su momento nos encontrábamos con una sorprendente aventura de puzles que nos presentaba una emotiva narrativa junto a los famosos bloques de construcción que todos ya conoceréis. Ahora el estudio ha lanzado una versión ampliada para Nintendo Switch y PC, con más puzles y una muy impresionante implementación del raytracing.

Sutilidad hecha videojuego

LEGO: Builder’s Journey no se oculta en ningún momento. Nos encontramos ante un juego de puzles, donde deberemos combinar los diferentes bloques de LEGO para, básicamente, ir del punto A al punto B. Elegir qué piezas poner, cuáles quitar o el qué y hacia dónde construir, será el reto que tendremos que afrontar en cada nivel.

Además, el juego nos cuenta una bonita historia sobre la relación entre un padre y un hijo, todo ello de manera muy sutil, sin diálogos o cinemáticas. La integración de la narrativa y las mecánicas está creada a la perfección ofreciendo una experiencia muy fluida y agradable.

Aunque, si que remarcaría el hecho de que el juego se siente algo corto, apenas dura más que una película. En mi caso me lo he pasado en cerca de dos horas. Este es un aspecto que denota su origen como juego de smartphone, donde sí que puede estar más en la media de la duración de este tipo de experiencias.

Muy original, aunque sencillo

A nivel de diseño jugable, LEGO: Builder’s Journey es una maravilla, aquí también se aplica un concepto similar al punto de la narrativa que comentaba en el anterior párrafo. Las mecánicas se van introduciendo constantemente a lo largo del juego sin ninguna explicación o ayuda, más allá del tutorial, que también es muy minimalista y efectivo. Este es un punto que le pega muy bien a LEGO, ya que la sensación de estar jugando realmente con los bloques, fomentando la creatividad y la experimentación, está muy conseguida.

A lo largo de la historia deberemos enfrentarnos a multitud de pequeños giros en las mecánicas. Éstas irán de, simplemente crear un pequeño puente para que nuestro personaje avance por un río; a otros más complejos y creativos, donde deberemos estar atentos a cada uno de los detalles del entorno para resolver el acertijo.

Si he de ponerle un pero, diría que el juego puede resultar demasiado fácil y poco retador a los jugadores que estén acostumbrados a los juegos de puzles. Recuerdo que The Witness me hacía estrujarme los sesos hasta niveles de casi tener una hemorragia nasal. Eso hacía que, al resolver un acertijo complejo, la satisfacción fuera muy superior a la que sentimos en el titulo que hoy analizamos.

Una de las mejores implementaciones del trazado de rayos

El juego luce un apartado artístico muy llamativo y vistoso, la plasticidad de los bloques ralla al nivel del fotorrealismo. En algunos momentos parece un corto animado con stopmotion, algo conseguido gracias a las animaciones, muy originales y resultonas. En todo caso, el verdadero “plus” de esta versión es la implementación de trazado de rayos, una de las más completas que he visto hasta la fecha. Como se puede ver en las siguientes imágenes comparativas, la diferencia entre ambas puede no parecer muy grande; y eso en mi opinión, habla bien del juego, ya que “de serie” ofrece ya una iluminación bastante buena.

Lo que ofrece realmente el raytracing en LEGO: Builder’s Journey es una mejora en el realismo de los reflejos, las sombras o el rebote de la luz por poner algunos ejemplos. Por lo que la sensación de que estás viendo bloques de LEGO reales. Si tienes una tarjeta compatible con esta tecnología, recomiendo jugar activándola y, si por el contrario no la tienes o lo juegas en Nintendo Switch, podrás disfrutarlo perfectamente ya que el juego sigue ofreciendo un buen apartado gráfico solo que “menos realista”.

Tristemente, aquí nos encontramos con también una de sus sombras. Y es que el rendimiento del título es bastante mejorable, yo he jugado la versión de Steam y, aún con el DLSS activado, el titulo ponía mi RTX 3080 al 100% en la mayoría de los niveles. Algo que no me parece que esté justificado y, aunque no sea algo que suela ser importante para un juego de puzles pausado como este, puede hacer que equipos más modestos no sean capaces de llegar a los 60 fotogramas por segundo constantes.

Conclusión

En resumidas cuentas, LEGO: Builder’s Journey,es un buen juego de puzles, muy sorprendente y con un apartado artístico que le da un feeling único y muy original, sobre todo en la versión de PC.

Por otro lado, es una lástima que el título palidezca en temas como su duración, el rendimiento, o la escasa dificultad. Costando en torno a los 20€ en España, creo que algunos de esos puntos se podrían haber solventado quizás con un poco más de trabajo. En todo caso recomiendo el juego, pues sus puntos negativos se ven totalmente compensados por su estilo artístico, la variedad de puzles, las mecánicas y con ello no tendremos en ningún momento la sensación de que se haga repetitivo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

6.8

Nota

Puntuación general

Duración
5.0
Jugabilidad
8.0
Gráficos
8.0
Desafío
5.0
Innovación
8.0
Lo bueno
  • Apartado artístico muy notorio
  • Buena implementación del raytracing
  • Mecánicas muy intuitivas
Lo malo
  • Rendimiento mejorable
  • Puzles demasiado fáciles
  • Precio
Autor

DooMknight87

Entusiasta de los videojuegos desde la primera vez que estuve en contacto con uno. Soy desarrollador de aplicaciones gracias a ellos. Actualmente mi plataforma principal de juego es el PC, aunque también me interesa cualquier hardware relacionado con este mundillo.