Análisis de The DioField Chronicle – tragedia en el paraíso perdido

0

El día 22 de septiembre de la mano de LANCARSE ltd y Square Enix llegaba al mercado The DioField Chronicle. Un juego RPG con fuertes elementos de estrategia en 3D. LANCARSE es una empresa japonesa responsable de otros juegos como Monark. Por otra parte tenemos a la archiconocida Square Enix, desarrolladora y editora también japonesa con infinidad de proyectos a sus espaldas, entre otros Triangle Strategy, gran parte de las entregas de Final Fantasy, algunos Tomb Raider y muchos más. El juego está disponible en PC (Steam), también en PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X/S y Nintendo Switch.

Un mundo maravilloso y violento te espera

The DioField Chronicle nos lleva a un mundo de fantasía integrado por un continente, un océano y una isla. Esta isla es DioField, en la cual se desarrolla la mayor parte del juego. Este mundo de fantasía mezcla mitología con magia, una estética medieval e incluso elementos de la Inglaterra victoriana y del siglo XXUna mezcla curiosa que le da cierto atractivo a la historia. Este mundo se encuentra en una guerra entre dos naciones continentales: Schoevian Empire y Rowetale Alliance. Dos potencias a las que se suma una tercera: Kingdom of Alletian, este reino, que tiene doscientos años de antigüedad está formado por toda la isla de DioField (en teoría) y al principio del juego es ajeno a este conflicto.

El inicio

¿Logrará escapar?

A pesar de no formar parte de la contienda, la isla de DioField tiene sus propios problemas. Tras un atentado que supuestamente acaba con la vida de un miembro de la familia real, se vive una época de inestabilidad política. A pesar de contar con un rey, un heredero fuerte y un gobierno poderoso, el reino se divide en una serie de facciones encabezadas por nobles del «Lords Council».

Cada facción incluye una serie de territorios de influencia, intereses propios y puede que ejércitos privados. De hecho puede que esos intereses vayan en contra del bien del reino. Dichos nobles apoyan a uno de los distintos herederos de la familia real. Un panorama que podemos asimilar a ciertas épocas históricas de la humanidad. El juego está traducido a varios idiomas, pero el castellano no es (de momento al menos) uno de ellos.

La fiebre del Jade

Además de este escenario complicado en la cabeza de esos nobles, familia real y demás hay una terrible certeza: que la guerra del continente se trasladará más pronto que tarde a la isla. ¿Por qué están convencidos de ello? Por la existencia de grandes depósitos ricos en mineral de «Jade» en la isla. El Jade en este juego es un mineral con grandes capacidades mágicas. Con este elemento se puede aprender y estudiar distintos tipos de magia. También se usa para desarrollar y fabricar armas muy poderosas, por lo que es normal que todo el mundo en DioField Chronicle ambicione ese recurso. Tanto las tres potencias, sus líderes y…nosotros.

El ascenso de los Blue Foxes

En este contexto aparecerán nuestros primeros protagonistas: Andrias, Fred e Izelair. Tres amigos que entrarán en combate para salvar a Lorraine, una oficial al servicio de una de esas facciones que hay en la isla. Tras el combate, Lorraine ofrece a los tres amigos formar parte de una especie de ejército privado llamado «Blue Foxes». A partir de aquí nuestros tres amigos entrarán en un letal juego de intrigas, traiciones, giros argumentales, luchas y mucho más.

El argumento del juego es profundo, atractivo, te incita a saber más y a pensar que nada es lo que parece. Por desgracia, muchos personajes secundarios también parecen tener un trasfondo interesante, aunque desaprovechado. Incluso algunos giros argumentales son un poco forzados. Desde luego como en otros títulos de Square Enix la historia es algo importante y trabajado. Cómo hemos mencionado anteriormente, la mayor parte de la acción y del argumento se desarrolla en DioField.

Prepárate para ocupar un lugar en la historia

El juego tras una introducción y unas bellas ilustraciones, nos lleva a esa primera batalla que mencionamos antes. The DioField Chronicle cuenta con un tutorial bastante completo que se extiende a lo largo de varios capítulos del juego según se van desbloqueando ciertas características y mecánicas. En esa primera batalla con nuestros tres guerreros se nos explica el sistema de combate. 

Un sistema basado en combates en tiempo real con pausas. Una sorpresa, ya que había ciertas sospechas de que esté juego sería algo más cercano a un sistema por turnos de un Final Fantasy Tactics. En esta primera batalla se ven cosas muy simples: objetivos, pausas cuando vamos a dar una orden a una o varias unidades, enemigos, objetivos. Más adelante hablaremos en profundidad del sistema.

TP

Ejemplo de una batalla con su interfaz

Tareas propias de un Estado Mayor

De momento, debemos mencionar que la partida se divide en dos fases: la fase de Cuartel General y la fase de Combate. El juego se divide en siete capítulos apasionantes con una historia profunda que afecta a ambas fases del juego. En la fase de Cuartel General pasaremos la mayor parte del tiempo

Hay partes en las que será una simple tienda pequeña debido a que estaremos cerca del «frente». Pero normalmente será una especie de barracones relativamente amplios con bastantes tareas y cosas por explorar ¿Qué se puede hacer en el Cuartel General? De todo: ir a las misiones, hablar con los distintos personajes que integran el ejército privado de «Blue Foxes», equiparlos, estudiar entre otras cosas. En algunos puntos recuerda a Fire Emblem Three Houses, aunque más simple y con menos posibilidades.

DioField Chronicle

Cuartel General

Si acudimos a la definición de Estado Mayor de la Real Academia Española veremos lo siguiente: «realiza la planificación, coordinación y control de las actividades que se deriven de la misión, funciones y cometidos asignados a la unidad de la que forma parte sin que pueda llevar a cabo acciones de mando ni de gestión ni ejecutivas». En parte en esta fase de la partida nuestras tareas serán parecidas. Pero nosotros sí llevaremos a cabo acciones de mando, gestión y ejecutivas.

¿Cuál es el plan, comandante?

Dos de las primeras opciones en el Cuartel General son el Equipamiento y Editar Unidades. No todas las opciones del Cuartel General están desbloqueadas al principio. En el primer caso como su nombre indica se basa en preparar a las distintas unidades de que disponemos para el combateEn The DioField Chronicle hay cuatro clases distintas de personajes: soldado, caballería, francotirador y mago. Dentro de cada clase hay subclases, determinadas por el arma que usan. Por ejemplo: dentro de los soldados tenemos la subclase «daga» , la subclase «espada y escudo» o la subclase «hacha». Cada clase se especializa en una tarea: el soldado daga se especializa en hacer un daño mayor.

DioField Chronicle

Menú de equipamiento

El soldado espada y escudo consiste en realizar una tarea de tanque, absorber daño e incluso incapacitar momentáneamente al enemigo. Cada clase tiene sus funciones (daño, distancia, apoyo) subclases, permitiendo distintas estrategias y combinaciones para los combates. Según avancemos en la historia, más personajes irán uniéndose a esos tres protagonistas originales. Cada personaje puede usar un tipo de arma predeterminado, las clases no se pueden cambiar. Esas mismas armas son las que determinan las habilidades que podrán usar las unidades en combate. Este sistema recuerda por ejemplo a Final Fantasy IX, dónde cada arma aportaba habilidades. Sin embargo, si cambiamos de arma las habilidades disponibles cambian.

Planificación profunda

Además de las armas y las habilidades activas hay otros objetos: botas, cascos, collares. Estos otros objetos también cambian los atributos del personaje. Esos atributos son: HP, Attack, Defence, Technique , Luck. Esos atributos tienen su propia explicación y función, es vital conocer lo que implican. Debemos tenerlo en cuenta ya que no sólo cambian estas cosas, también aportan habilidades pasivas ¿Cuáles? Daño extra contra unidades concretas (magos), mayor evasión.

Finalmente hay otro elemento importante en la sección de Equipamiento. Se trata de una especie de árbol de habilidades individual de cada personaje accesible a través de una cruz bajo el arma en el retrato de la unidad. Ese árbol permite mediante AP points mejoras del personaje: atributos, reducción del enfriamiento para usar habilidades etc., para conseguir puntos AP debemos subir de nivel a los personajes.

Sin prisas comandante, tómese su tiempo.

Podemos preparar a los cuatro integrantes del grupo para las batallas. Equiparles armas, objetos, habilidades. Hay una tienda que se desbloquea en los primeros capítulos para comprar esas armas y objetos. A medida que avancemos en la historia podremos obtener mejores objetos (y venderlos). No sólo avanzando en la historia, también mediante misiones secundarias que afectan al «Unit Rank» ¿Qué es esto? Una especie de nivel de ejército con cinco valores que aportan distintas mejoras interesantes: las unidades reciben menos daño en combate, nuevos objetos para la tienda, mayor recompensa al superar las misiones. Podemos ir ascendiendo poco a poco, con el tiempo. En el tema de la tienda está bien estructurado: contra más avancemos y mejoremos nuestra unidad, mejores objetos obtendremos.

DioField Chronicle

A la derecha el Unit Rank, muy importante

A pesar de ello hay un gran desfase: a partir de los capítulos cuatro-cinco, los precios aumentan de manera muy exagerada. Primero debemos decir que los objetos tienen distintos niveles mostrados a través del color de la imagen del propio objeto. Podemos pasar de un objeto morado de doce mil guld (moneda del juego) a otro dorado de cuarenta mil. Eso en las armas; en otros accesorios pasamos de ocho mil, a cuarenta y seis mil guld, y luego a otro de sesenta y nueve mil. Este aumento exagerado te obliga a acudir más de lo normal a otra mecánica del Cuartel General: las batallas de práctica, alargando el juego.

¿Qué tal un poco más de entrenamiento?

Estas batallas permiten repetir misiones ¿Con qué fin? Subir de nivel a los personajes y conseguir dinero. Las otras recompensas no se pueden volver a obtener de una misión. Aunque si no pudimos conseguirlos durante la misión si que podemos obtenerlos al repetirla. Debemos tener en cuenta que además de superar la misión estos recursos exigen condiciones especiales. Debido a ese estallido de precios debemos invertir algo de tiempo en estas batallas para equipar adecuadamente a nuestros soldados. Quizás hubiera sido mejor unos precios iniciales algo más altos e ir subiendo de manera menos drástica.

El juego se termina alargando tal vez innecesariamente. Además el contraste es notable: al principio es muy barato y se pueden adquirir únicamente con las misiones principales y secundarias, junto a unas pocas batallas de repetición. Pero al llegar a esos capítulos necesitas repetir más veces misiones que aportan mayor recompensas en dinero y experiencia.

Ciencia al servicio de los zorros

También tendremos una especie de laboratorio «Institute» para desarrollar armas (que luego hay que comprar), un árbol de mejoras para las habilidades ¿Cómo se mejoran? En parte ascendiendo en el «Unit Rank«. También consiguiendo «SP points» para las habilidades, por recompensas de las misiones tanto principales como secundarias. Mediante recursos como Oro y Platino para desarrollar armas (también por recompensas de misiones». Esas habilidades dependen de la clase del personaje y de las armas que porten. Finalmente hay una tercera opción que es el desarrollo de los Magilumic Orb. Estos orbes son literalmente las «invocaciones» de los Final Fantasy. Son pocas invocaciones distintas, pero muy poderosas. 

DioField Chronicle

Maravillosas ilustraciones

Estas invocaciones son capaces de desplegar devastadores ataques en zona, estados alterados o incluso habilidades de curación y bonus a nuestro grupo de ataque. Veremos cómo se usan al explicar la fase de Combate. Pero para mejorarlos y aplicarles distintos efectos se necesita un tercer recurso posible obtenible también cómo recompensa en las misiones: el Jade. Estos recursos especiales son escasos y hay que emplearlos con cuidado.

Organizando un escuadrón de élite

Otro elemento importante del Cuartel General es el menú de Edit Unit. Este menú nos permite organizar quién va a ir a primera línea en las próximas misiones. Hasta cuatro personajes que son «líderes». Junto a estos cuatro podemos asignar otros cuatro personajes a modo de adjuntos. Estos adjuntos aportan habilidades extra en combate al líder. Esto es muy importante ya que permite muchas combinaciones posibles para hacer frente a cualquier situación o amenaza en la batalla. Esta opción es un acierto, además los adjuntos también reciben experiencia al terminar las misiones cómo los líderes, aunque el adjunto recibe menos experiencia.

También podremos hablar y desbloquear varias misiones secundarias por capítulo. Esas misiones aparte de las recompensas ya citadas, nos dejarán mejorar las instalaciones del Cuartel General, incidiendo directamente en la Unit Rank. También podremos descubrir ciertos aspectos de la historia de nuestros personajes. A pesar de todo, algunos personajes con historias interesantes no llegan a tener un papel suficientemente relevante, incluso su historia que parece ser profunda es poco tratada. Una lástima. Una parte de estas características y mecánicas las podemos usar al principio de la misión, por si hemos cometido algún error o podemos hacer cambios de última hora.

Menú de habilidades

Aquí podemos mejorar aspectos individuales de cada personaje

¿Quieres ser un buen estratega, político o súbdito del reino? Entonces debes estudiar

La historia y la situación política en The DioField Chronicle es compleja y podemos perdernos fácilmente. Por ello hay una parte del Cuartel General que es la «Library«. Allí podemos obtener información sobre personajes, enemigos. También las relaciones de poder, contexto político del reino. Alianzas. Algo muy positivo para aumentar el grado de interés en el argumento, la comprensión del mismo y la inmersión. A esto se une una especie de repetición de batallas.

¡Zorros, formación de combate!

Ha llegado el momento de hablar de la otra parte fundamental de The DioField Chronicle: el Combate. Ya comentamos todo lo relacionado con ese primer combate. Nos encontramos ante un sistema en tiempo real con pausas. Las pausas se dan cuándo vamos a dar órdenes concretas a las unidades o al usar habilidades e invocaciones. Las unidades tanto nuestras (azules) cómo las enemigas (rojas), tienen ataques normales y habilidades. Las batallas se desarrollan en escenarios de cierta belleza que son mostrados en conjunto antes del combate.

En el caso de los enemigos requieren unos segundos de preparación. En ese período podemos ver la zona afectada por la misma, tanto si es lineal, circular o demás ¿Qué tipo de enemigos tendremos? De muchos tipos: soldados con las mismas clases  que nuestros guerreros. También enemigos enormes y salvajes como demi-humans, Gigas, dragones, lobos e incluso no muertos. Algunos invocarán refuerzos. Además de esos enemigos habrá jefes: enemigos más poderosos de lo normal con una o varias marcas a modo de círculos rojos encima de su barra de vida.

Una guerra dinámica y corta

Esa marca nos dice que ese enemigo tiene varias barras de vida y hay que derrotarlas varias veces. Pueden ser líderes enemigos. Como norma general, la mayoría de las batallas tienen una duración corta (pocas veces superior a los diez minutos). Incluso al principio, cuándo no dominamos el sistema y las mecánicas. Esto es un arma de doble filo: por un lado las batallas no resultan demasiado densas causando frustración y aburrimiento en el jugador . En otros juegos de estrategia RPG, algunas batallas son más densas y duraderas. En DioField Chronicle hay batallas rápidas a pesar de las pausas dinámicas.

Librería

Hora de estudiar

Sin embargo, esto tiene una parte mala: la historia de DioField Chronicle transmite en algunos puntos épica, urgencia y la cercanía de batallas colosales. Por ejemplo una operación anfibia inminente en una base naval. Un ejército que se encuentra sorpresivamente cerca de la capital del reino tras cruzar una región bien defendida sin ninguna oposición. Pero al ir a la batalla estas situaciones críticas duran menos de diez minutos. Un contraste demasiado fuerte, que se acentúa tras entender el modo en el que funcionan las mecánicas. Una de las razones de que esos combates sean rápidos es que hay pocas unidades (cuatro nuestras) y pocas del enemigo, aunque el enemigo suele tener superioridad numérica.

Nuestros zorros requieren una buena dirección de campo

Los enemigos pueden ir apareciendo en varias fases durante el combate, no están todos sobre el terreno a la vez. Durante el combate nuestras unidades salvo que el enemigo esté muy cerca, requieren de órdenes nuestras para entablar batalla. Todo lo que hemos hecho en el Cuartel General en DioField Chronicle determinará gran parte del desempeño de nuestro escuadrón, aunque no todo. Uno de los primeros consejos acertados que recibimos es tener una unidad que atraiga la atención del enemigo y situar otras por la espalda. Al emplear esta táctica una unidad absorbe el daño y las otras hacen daño extra de emboscada por atacar la retaguardia del enemigo.

Durante el combate en DioField Chronicle podemos usar esas habilidades que nos proporcionan las armas. Las habilidades pueden ser desde ataques poderosos a individuos o de zona a potenciadores estados alterados, provocar al enemigo. Para usarlas nuestros personajes además de los puntos de vida tienen una barra rosa de EP points. Cada habilidad tiene un coste determinado de EP, aunque mediante diversas mejoras se puede reducir. No hay que descuidar tampoco las pasivas, sobre todo aquellas que permiten a uno de los nuestros causar daño extra a tipos de enemigos concretos.

Invasión

Más problemas para el reino

Un poder abrumador

Las habilidades hay que tratar de usarlas con cuidado, teniendo en cuenta el coste, en el momento del combate en DioField Chronicle. Se pueden recuperar los puntos de EP mediante orbes rosados que aparecen en el escenario. Por otro lado tenemos Los Magilumic Orbs que son esas invocaciones clásicas de Final Fantasy. Podemos tener equipadas dos distintas en combate, aunque hay varias, como Bahamut. Para usarlas hay que activar un pequeño círculo dorado con varios huecos que aparece en la parte inferior derecha de la interfaz en combate, es el TP Gauge. Esos círculos se llenan recogiendo orbes azules o derrotando enemigos. Al principio hay pocos huecos en el círculo, pero mediante mejoras del Cuartel General se pueden ir aumentando ¿Qué pueden hacer las invocaciones? Un daño extremo, curar a nuestras tropas y restaurar la barra de EP. Causar estados alterados.

Durante el combate nuestras tropas pueden verse en distintos objetivos de misión: eliminar a todos los enemigos de la zona, escoltar un carruaje, eliminar a un enemigo concreto o proteger una barricada. En general las misiones son repetitivas además de cortas. Hay poca variedad. Sin embargo, no son fáciles y sí entrañan riesgos. Podemos vernos rodeados por varios enemigos que en teoría llegan al combate pero que en pantalla aparecen por generación espontánea.

Pueden venir de varias direcciones y en varios grupos, así que tendremos que reaccionar rápido, atacando a un primer grupo, usando habilidades para ralentizarlos. Además del objetivo principal hay otros adicionales con recompensas que ya hemos mencionado: Oro, Platino, Jade. A los que se suma el dinero y la experiencia. Pero debemos superar la misión, si no, no hay recompensas. Para algo les pagan literalmente.

Mira a tu alrededor y actúa

También podemos hacer uso de diversos elementos del entorno, como barriles explosivos que tras ser golpeados explotan en un área circular causando mucho daño al enemigo…o a los nuestros. También hay barricadas que permiten contener nuestro avance o el del enemigo. Incluso armas de artillería enemigas y aliadas; que sirven como apoyo pero sobre todo según avancemos en la historia causarán cada vez menos daños. Ya comentamos que nuestras unidades pueden tener asignadas un adjunto que le permite usar habilidades extra aumentando nuestro repertorio de tácticas. También podremos relevar unidades hasta tres veces por combate por si la batalla nos exige un cambio o varios.

DioField

Planeando la siguiente batalla

A pesar de lo que pueda parecer, el juego te incita a tener al menos dos equipos de cuatro personajes distintos y preparados en todo momento para el combate. Con un nivel adecuado, bien equipadas y mejoradas ¿Por qué? Porque hay partes de la historia en el que algunos personajes nos abandonan y ya no podemos alinearlos en combate. O se divide el grupo para hacer varias misiones «simultáneas» por lo que el equipo «A» requiere de uno o más miembros del equipo «B». Si no tenemos a esa segunda unidad en plena forma las misiones se harán más complicadas o puede que haya que repetirlas.

Hora de admirar el paisaje

Entre la planificación y las batallas podemos hablar un poco de los gráficos en The Diofield Chronicle. Las ilustraciones de personajes, texturas, escenas y demás recuerdan a muchos cuadros y pinturas, así cómo a una de mis saga preferida: Final Fantasy. Hay que mencionar que detrás de este juego hay compañías veteranas y contrastadas, con mucho trabajo y experiencia a sus espaldas. Son exquisitas, acordes con la narración de la situación. Transmiten en algunos casos sensación de movimiento aumentando o reduciendo tamaño o a partir de una primera imagen ir añadiendo elementos. Los escenarios de combates parecen una mezcla entre maquetas y dioramas. Poseen un buen contraste con efectos luminosos, los modelos de las unidades. Desde luego el apartado gráfico sin llegar al nivel de una «A» es muy bueno y acorde a otros aspectos del juego. A pesar de ellos es posible que nuestros personajes parezcan demasiado juveniles o infantiles. Sobre todo para una tarea tan inmensa que deben llevar a cabo.

Históricamente muchos nobles de la Edad Media y Edad Moderna eran instruidos desde temprana edad en el arte de la estrategia y de las armas. Esto supone que a la edad de los personajes de este juego esos jóvenes terminaban siendo soldados muy peligrosos y algunos buenos generales. Aunque no al nivel que podemos ver en el juego, no es del todo realista. Por parte de la banda sonora también nos encontramos ante un muy buen trabajo. Dependiendo del escenario y la situación podemos percibir distintos conceptos: solemnidad, urgencia, épica, serenidad, etc.

Gigas

Un ejemplo de enemigos: los «Gigas»

Conclusión

Nos encontramos ante un buen RPG con elementos de estrategia y gestión. En parte un clásico de Square Enix. DioField Chronicle una historia profunda, con muchos elementos y buenas mezclas. A pesar de estar en general bien hiladas, posee giros argumentales un tanto forzados. Los personajes están bien pensados, cada uno con su historia que puede diferir mucho de la del resto. Con secretos, anhelos e incluso oscuros pensamientos. También hay otros personajes poco aprovechados sin duda. Una lástima.

En el tema de las mecánicas vemos que en el tema del Cuartel General hay multitud de tareas. Muchos aspectos a tener en cuenta para preparar bien las batallas. Hay elementos de gestión, diversas opciones para mejorar el Cuartel General y nuestros soldados.  Incluso si queremos profundizar algo más en la historia del juego y lo que la rodea. Esta parte del juego contrasta fuertemente con la otra parte: el combate, mucho más corto. Requiere un tiempo invertido en la preparación, pero las batallas son rápidas. Incluso a pesar de la dificultad de algunas de esas misiones y de la situación que nos plantea el argumento. Los capítulos en general al menos hasta el capítulo cinco pasan rápido y pueden dejarnos con ganas de más.

Finalmente en el tema de gráficos vemos en DioField Chronicle bellas ilustraciones con atractivos paisajes en forma de maquetas, miniaturas y dioramas. Unos gráficos en parte a la altura del resto del juego. Junto a esto, una banda sonora que puede dejar huella fácilmente en los jugadores. Una pena que el juego no esté traducido al castellano. Si quieres estar al tanto de más reseñas, noticias, ofertas y las cosas que hacemos en YouTube, no dudes en darte un paseo virtual por nuestras secciones. Los grandes mundos te esperan.

Tráiler The DioField Chronicle

8.0

Nota

Puntuación general

Historia
9.0
Jugabilidad
7.0
Gráficos
8.0
Música
8.0
Diversión
8.0
Lo mejor
  • -Muy buenos gráficos
  • -Muchas mecánicas
  • -Batallas rápidas
  • -Gran banda sonora
  • -Historia profunda e interesante
Lo peor
  • -Fuerte contraste entre Cuartel General y Combate
  • -Argumento y personajes en parte desaprovechados
  • -No esta traducido al castellano
Autor

Bishamon

Profesor de Historia, futuro especialista de Mitología e Historia Militar. Técnico de Archivos. Apasionado de los libros. La estrategia como mayor interés dentro de esa maravillosa pasión que son los videojuegos.