0
7.7

Nota

Puntuación general

Jugabilidad
8.0
Gráficos
7.0
Música y Sonido
8.0
Diversión y duración
8.0
Lo bueno
  • Su multijugador local y online
  • Sistema de juego sencillo pero profundo
  • El humor ingenioso y divertido
Lo malo
  • Tiempos de carga fatídicos

PixelHeart ha vuelto a traer al formato físico un titulo multijugador que casa entre lo arcade y lo actual, volviendo a los orígenes clásicos del Beat’em up con buen acierto, así que agradecemos a la editora la oportunidad de disfrutar de este nuevo titulo.

Todo comienza con una brillante explosión más allá de Capitel mientras nuestros héroes están entrenando, poniéndose en marcha con rapidez.

Han robado la «Semilla Astral«, dejando tras de si, una ingente cantidad de Yokais que nos intentaran retener e impedir el paso…

Nos van guiando por el juego con una trama muy sencilla, pero los personajes y su tono de humor desenfadado e ingenioso nos sacaran sin duda más de una sonrisa, aunque algunos diálogos se dan en plena acción y podemos no estar siempre atentos a todo.

A la caza del Yokai:

La variedad de golpes y habilidades las iremos aprendiendo progresivamente, pero sin depender de niveles, si no más bien de los propios tutoriales, que nos mostraran como usarlas.
Aunque sinceramente, no estará de más practicar un poco para conseguir dominar bien a los personajes y todas las combinaciones de golpes que pueden realizar.

A parte de los golpes, también podremos esquivar con un movimiento evasivo un buen número de ataques enemigos, y si aun así no nos basta, siempre podemos repeler los ataques y hacer contragolpes devastadores.

No nos costará mucho dominar los contragolpes o la evasión, pero aun así siempre debemos estar atentos al timming, que además no siempre nos servirá para todos los monstruos.

Moviéndonos por fases muy pintorescas:

Nos vamos a encontrar con muchos tipos de escenarios, que la verdad han conseguido una muy buena ambientación y decorados, además de otros enseres que los han dotado de mucho dinamismo, quitando toda sensación de vacío o sosería.

Vamos a entrar desde cuevas extrañas, a calles rurales, selvas, ríos salvajes con rápidos, lugares en llamas o sitios que nos acercan a la verdad de autentica ciencia ficción.

Aun así, se nota la calidad y nitidez que es bastante más baja de lo habitual, gráficamente hablando, centrando todo el arte en las habilidades y en los decorados, tapando con gran certeza sus defectos. Nada fácil de lograr.

La introducción animada tampoco consigue quedar a la altura, de lo que luego nos encontramos jugablemente y que nos alentará horas de juego, más allá de su aspecto.

Las pantallas de carga son lo que encuentro inexplicablemente largas en muchas ocasiones, no sé si por falta de optimización o por inexperiencia en el tipo de trabajo en segundo plano.

Melodías para el bromista:

No sé si fue la intención de los creadores, pero nos encontramos con temas que bien pueden casar perfectamente con la temática, a otros más radicales, que nos adentran a una acción más salvaje y directa.

Esto no quiere decir que tenga temas malos, más bien todo lo contrario, de hecho creo que aunque no todos ambientan los niveles a los sucesos o la acción, son igualmente acertados y dinámicos.

Y es que, a veces viene bien salirse de la norma y encontrar la forma de introducir al jugador en plena batalla sin desanimarle.

Por el lado de la interpretación de las voces, muchas veces siento que no pegan del todo con ciertos personajes, siendo Tetsuo el que peor me suena, aunque como todo, será por gustos, ya que el humor se palpa en el ambiente.

Los Multicazadores del Local:

Destacando por ser un juego multijugador local u online de hasta cuatro jugadores en cooperativo, no nos quitará horas de diversión a nivel individual, ya que alternar en cualquier momento con cada uno de los personajes en escenario es otra de sus virtudes.

La dificultad es otro de sus alicientes, ya que solo en «Normal» algunas fases nos pueden suponer un pequeño reto, así que ya puedes imaginar como puede ser en «Difícil» o «Locura».

A todo eso le añadimos los retos, que aunque no son especialmente difíciles, si habrá alguno al que darle especial dedicación.

Conclusión final:

Engancha como los mejores, viciandote tanto si juegas solo como acompañado, sin darte cuenta pasarás de un nivel a otro, porque es adictivo hasta la médula que le falta a Tetsuo.

Autor

Yclan

Iniciado en los videojuegos a los 4 años de edad con la recreativa de Ninja Gaiden y los pinballs, no tardó en convertirse en una de mis aficiones de más envergadura, con una ingente cantidad de títulos terminados a las espaldas, pase a ser coleccionista y empecé a escribir sobre ellos con la experiencia de no pasar por alto ningún género.