Análisis de Potion Permit – Los males de Moonbury tienen las horas contadas

0

El 22 de septiembre de 2022 se lanzó al mercado el juego Potion Permit. Un juego indie RPG con elementos de pixel art y simulación entre otros, de la mano de la desarrolladora MassHive Media y la editora PQube. Dicho juego está disponible en Steam, Xbox One, Xbox Series X/S, PlayStation 4 , PlayStation 5 y Nintendo Switch.

MassHive Media es un estudio indie indonesio responsable de juego cómo Azure Saga: Pathfinder entre otros. Por otra parte, PQube es una editora británica con juegos cómo Curse Of the Sea Rats  o Tormented Souls entre otros.

Historia de una tragedia

Potion Permit nos pone en la piel de un alquimista de la «Asociación Médica» enviado de manera urgente al pueblo de Moonbury. El contexto del juego nos habla de unas relaciones casi inexistentes entre ese pueblo y esa asociación durante años.

Esto es debido a unos sucesos ocurridos años atrás que provocaron desconfianza y odio desde los habitantes del pueblo a todo aquello relacionado con alquimistas, la asociación y la «Capital». Durante mucho tiempo las enfermedades y todas aquellas necesidades del pueblo se resolvían de manera autosuficiente, médicas incluidas. Al mismo tiempo el rencor hacia esos alquimistas y el recuerdo de lo sucedido iba in crescendo.

Sin embargo, un hecho significativo ha dado un vuelco a la situación. La hija del alcalde ha caído enferma. A pesar de los esfuerzos de todo el pueblo, con el curandero a la cabeza han fracasado. La muchacha está cada vez peor y tras fracasar los medios tradicionales, el alcalde se ve obligado a recurrir a un antiguo «mal». Este padre, dispuesto a lo que sea para salvar a su hija recurre a la odiada Asociación Médica para que envié a alguien capaz de resolver esta crisis ¿Quién es ese alguien? Lo has acertado: nosotros.

Inicio

Comienza el viaje

Es en ese momento cuándo empieza nuestra aventura. Algunos compañeros y nuestro jefe nos informan de nuestra primera tarea, que será salvar a esa chica. La ocasión parece perfecta para arreglar esta relación rota con Moonbury si hacemos bien nuestro trabajo.

 El duro oficio del alquimista

Si acudimos a la Real Academia Española  la Alquimia se define como: «conjunto de especulaciones y experiencias, generalmente de carácter esotérico, relativas a las transmutaciones de la materia, que influyó en el origen de la química». En Potion Permit un alquimista es una especie de médico que se dedica a curar dolencias y elaborar pociones con distintos ingredientes. Ya hemos comentado que nuestra primera misión es ir a Moonbury y curar a la hija del alcalde. Tras un breve informe de nuestros compañeros «médicos» llegaremos al pueblo siendo recibidos por el propio alcalde, Cáldez.

Potion

El alcalde

Allí, tras decidir el aspecto de nuestro avatar, recibiremos una amable bienvenida por unos pocos. Así una despectiva bienvenida juntos a abucheos y acusaciones por parte del resto. Seremos ubicados dentro de una cabaña en mal estado que perteneció a anteriores alquimistas. Un paraíso sin duda. Cómo compañía tendremos una mascota que será importante durante la partida, pero no adelantemos acontecimientos.

¿Jugamos a los médicos?

Nos encontramos ante un juego que se caracteriza por tener una amplia gama de mecánicas. Durante toda la partida habrá unos tutoriales a medida que aparezcan mecánicas nuevas. Dichos tutoriales explican brevemente en qué consisten esas mecánicas. Unos tutoriales que se pueden volver a consultar en cualquier momento gracias a un menú que nos recordará las misiones, las criaturas que hemos encontrado, los NPCs y otras cosas más.

 La partida se divide en días y noches con sus horas al estilo de Stardew Valley o Graveyard Keeper entre otros. Es algo vital ya que en el juego debemos acudir a algunos edificios del pueblo para mejorar nuestro hogar, las herramientas. Al igual que pasaba en esos juegos antes mencionados la hora influye en nuestro personaje, si es «de madrugada» alrededor de la 1:30 am y nuestro personaje no va a dormir de inmediato en Potion Permit se desmayará y se levantará varias horas más tarde de lo normal, por lo que tiempo perdido.

Potion

Haciendo el trabajo del ilustre Panoramix

También hablar con los lugareños, mejorar la clínica en la que trataremos primero a la hija del alcalde y más adelante a quién haga falta. Algunos edificios cómo el ayuntamiento o la carpintería tienen sus horarios de cierre y apertura. Los habitantes dependiendo del horario puede que estén en un sitio o en otro. Incluso muchas misiones tienen sus horarios para hacerlas. La primera mecánica relacionada con esa primera misión que nos ha llevado a Moonbury es la elaboración de pociones.

En ese caldero podremos crear distintas pociones para curar, no sólo a la hija del alcalde, sino a otros habitantes que enfermen. Para crear esas pociones debemos recolectar una serie de ingredientes en forma de plantas, minerales y demás. Después hay que introducirlos en un mini juego mezcla de puzle con una especie de figuras de «Tetris». El caldero tiene un límite de piezas que se pueden usar para completar el puzle en Potion Permit, más allá ya no deja usar más. A pesar de esto el caldero se puede mejorar para aumentar ese límite.

Médico, cazador-recolector…

¿Dónde podemos encontrarlos? Moonbury consta de la zona del pueblo y otras tres zonas-biomas. En esas tres zonas (pradera, nieve y desierto) encontraremos ingredientes para nuestras pociones…entre otras cosas. Además se nos proporcionarán tres herramientas para su recolección: martillo, hoz y hacha

Cada herramienta es adecuada para algunos materiales, inútil para otros. Por ejemplo: con la hoz no podemos conseguir madera, necesitamos usar el hacha. Esas herramientas se pueden mejorar. Para recolectar debemos tener en cuenta algo que se puede ver en la interfaz durante la partida: una barra azul que muestra la energía. Si esa barra se agota no podemos usar las herramientas.

Potion

Hora de recolectar

También habrá criaturas que al ser liquidadas nos proporcionen materiales. Algunas en principio son inofensivas hasta que se las ataca, como el armadillo. Otras cómo los osos nos atacarán en cuanto estemos cerca de ellos. No todas las zonas están desbloqueadas al principio. Una vez con las pociones debemos usarlas para curar a los pacientes. Pero primero hay que saber que les ocurre (diagnosticar).

Los NPCs nos dirán en qué zona del cuerpo les pasa algo, mediante otros divertidos minijuegos. Tras encontrar la dolencia y la poción necesaria podemos elaborarla. La satisfacción del paciente es importante, así cómo el tiempo. Si no tratamos  al paciente en un número de días determinado este se enfadará y se irá con la «competencia»: el curandero del pueblo, que nos odia. También incidirá en otra mecánica importante: la confianza.

Este concepto aparece en el juego representado en forma de una mano verde con el pulgar hacia arriba; o una mano roja con el pulgar hacia abajo en la interfaz ¿Qué supone? Si no tenemos aceptación (roja), no podremos hablar con los habitantes. De hecho, acorde con el contexto y la bienvenida empezamos con mano roja y los habitantes en general nos ignoran y desprecian.

Con la mano verde podremos acceder a esos habitantes, mejorar las relaciones, hacer amigos, desencadenar eventos y misiones muy importantes. No se puede tomar esa confianza y la relación con los personajes a la ligera ¿Cómo podemos influir en el juego de las manos? Curando (o no) a los personajes. Cómo hemos visto esos pacientes estarán en un edificio concreto: la clínica. Allí se les podrá diagnosticar y tratar. Edificio también mejorable.

Entonces…¿Habrá que luchar?

Desde luego: hay criaturas que debemos vencer para conseguir materiales en misiones cruciales. Por desgracia, el sistema se limita a usar las herramientas para liquidar animales y criaturas con las herramientas de recolección. A pesar de esto tiene algunas cosas interesantes. Por ejemplo, algunas criaturas están acorazadas (con un icono de armadura encima de ellas). Estas criaturas tienen un método concreto para acabar con ellas: usar el martillo para hacerlas daño y romper su armadura (icono). Al romperse quedarán unos segundos aturdidas y vulnerables.

Potion

La cocina

Hay otras unidades que en vez de armadura tienen un escudo con su propio icono. En ese caso hay que usar el hacha pero el método es parecido a los acorazados. Nuestro avatar tendrá una barra roja de vida (mejorable) , si las criaturas nos quitan toda la vida caeremos desmayados y algunos habitantes nos llevarán a nuestra cabaña. Durmiendo más de lo necesario. No se pueden bloquear ataques de los enemigos, pero podemos rodar para esquivarlos. Esta mecánica quizás adolece de demasiada simpleza.

Pluriempleo

Puede que cuando nuestro personaje firmase el contrato no se diera cuenta de que  sus funciones serían las de Alquimista…entre otras. En Potion Permit habrá que llevar a cabos más tareas. Tras mejorar nuestra cabaña por primera vez podremos usar la cocina. En ella con determinados ingredientes recolectados de diversas maneras podremos crear comida. Su función es recuperar vida y energía. Muchas recetas están bloqueadas, se desbloquean gracias a las relaciones con otros habitantes, misiones, eventos. Muchos ingredientes se pueden conseguir pescando, cazando o comprándolos. Tanto la energía como la vida se pueden recuperar también en el balneario.

El juego tiene su propia moneda en forma de oro. Con ese oro se pueden financiar mejoras de los edificios, del caldero, de las herramientas entre otras, comprar materiales en el pueblo. En general las mejoras además de oro exigen madera y piedra. Debido a esto y al tema de pacientes y pociones en el juego pasaremos mucho tiempo recolectando o pescando. Volviendo al oro se puede conseguir mediante la venta de pociones en el buzón de correos junto a nuestra cabaña, curando a pacientes, resolviendo algunas misiones y encargos del tablón del ayuntamiento.

También con una mecánica especial llamada «trabajos a tiempo parcial», que son pequeños minijuegos con tiempo en algunos edificios: comisaría, iglesia o ayuntamiento. No proporcionan mucho dinero y consumen dos horas de tiempo. Pero al principio o para una urgencia son útiles. Dentro de la taberna, en la planta baja hay una zona que emula a un casino dónde podremos jugar a otros minijuegos. No tiene extrema relevancia pero sí algunos eventos y misiones de la encargada de la planta baja.

Nuestra dieta requiere un poco de pescado

Por otro lado, habrá en ocasiones que algunas misiones nos exijan una «investigación» de un residuo, dolencia. Esto desemboca en otra pequeña mecánica en la mesa de investigación de nuestra cabaña. Allí con otro minijuego descubriremos pociones especiales que sólo podemos crear una vez para determinadas misiones.

Potion

Una de las zonas de pesca

En cuanto a la pesca recibiremos de algunos habitantes una caña de pescar. Junto con el cebo que se puede comprar pescaremos en zonas determinadas y señaladas en el mapa. Cada zona requiere una caña y un cebo de una calidad mínima ¿Cómo lo conseguimos? El cebo se puede comprar, pero la caña sólo se puede mejorar con misiones y eventos debidos al aumento del nivel de amistad con determinados personajes. La pesca requiere otro minijuego parecido al que se veía en Spiritfarer: una vez la presa ha caído en el cebo, hay que recoger el sedal sin que se rompa en una especie de tira y afloja.

¿Quieres ser vecino y amigo del Alquimista?

Al principio del juego seremos despreciados por la mayoría de ciudadanos de Moonbury. Gracias a mecánicas antes descritas podremos mejorar estas relaciones. Hablando con los habitantes. Regalándoles algunas cosas, curándoles. No sólo para hacer amigos, sino para conseguir mejoras, nuevos platos de comida. También misiones o eventos que mejoren el propio pueblo. Conoceremos la historia de los personajes, tal vez estrechamente relacionada con el origen del odio a la Asociación Médica, a la Capital y a los alquimistas. Requerirá tiempo, pero merecerá la pena. Por el momento hay tres niveles : azul, verde y amarillo.

Balneario

Balneario

La mayoría de NPCs de Potion Permit hablan mediante texto o mediante una especie de rostros redondos con distintas expresiones encerrados en bocadillos de texto al estilo cómic. Bastantes cómicos por otra parte. Nuestro avatar se comunica sólo mediante estos rostros. Además de otras tareas ya mencionadas puede que terminemos haciendo hasta de psicólogos, esto no esta pagado.

Dúo dinámico

Otro elemento importante es nuestra mascota. Podemos ponerle nombre. Durante la partida nos seguirá mientras nos desplazamos por el pueblo o por los biomas. Pero no entrará a los edificios. Hay que cuidarle mediante alimentos y caricias. Tiene su propia barra de amistad y nos ayudará a encontrar a otros NPCs. El mundo del juego es amplio. Pero hay un sistema de viaje rápido: unos estandartes con una bandera roja y un caballo que permiten trasladarnos entre zonas. Hay que activarlas primero. Por desgracia este es uno de los bugs del juego: a veces al usar los estandartes podemos terminar en zonas del juego que en teoría no podemos recorrer (incluso fuera del mapa). La única solución es salir del juego y empezar el día de nuevo, ya que la partida se guarda cuándo nos echamos a dormir.

Minijuego

Uno de los minijuegos para diagnosticar

En cuanto a los biomas el primero (pradera) está desbloqueado casi desde el principio, pero los otros dos exigen tener unas «insignias de aprobación». Algo que concede el alcalde y los miembros de la Asociación médica en una serie de misiones e investigaciones. Tras conseguirlas y cumpliendo ciertos requisitos se desbloquearán. Cada zona tiene materiales mejores, más dificultad de recolección y enemigos más fuertes.

La canción de Moonbury

Ya hemos tratado las principales mecánicas que posee el juego. Es hora de hablar de la música. Cada zona (el pueblo, los tres biomas) tiene su propia canción. La diferencia es notable entre zonas. La música de Potion Permit es relajante y adecuada para la inmersión del jugador. Pero nada espectacular. El juego una vez que el jugador ya se siente parte del mismo se puede ver un poco agobiado por la cantidad de tareas que realizar. Sobre todo algunas que tienen su horario. Sin embargo, la música es relajante.

Admirando el paisaje

El mundo de Potion Permit goza de un estilo pixelado atractivo, tanto los edificios, zonas cómo los personajes lucen bastante bien y en algunos puntos le da toques de humor. No al punto del humor ácido de Graveyard Keeper, pero si para arrancar algunas sonrisas. Recordemos que estamos hablando de un indie y pixelado, por lo que si deseamos efectos visuales realistas, que no escatiman en detalles, este no es nuestro juego.

 

Veredicto

En definitiva Potion Permit es un gran indie consecuencia del legado que Stardew Valley y similares dejaron en el mundillo hace ya varios años. Un juego con muchas mecánicas, mucho por hacer. Combinando acertadamente elementos RPG con simulación. Una trama interesante que incita a querer saber más. A pesar de estos algunos aspectos, sobre todo en algunas mecánicas dejan que desear. Sobre todo en comparación con otras de este mismo juego, más complejas e interesantes, mientras que las primeras son demasiado simples , más viendo su importancia. La relación entre mecánicas te invita a que tengas en cuenta todo y te organices el «día» para poder llegar a todo o al menos a lo que tienes planeado.

Diagnóstico

La primera paciente del juego

Por otro lado, hay algunos bugs que estropean la experiencia y entorpecen la partida. Pero por lo general el juego es estable y no sufre caídas de FPS, cierres inesperados, problemas con la música. Algo de agradecer viendo otros juegos lanzados últimamente. Esperemos que los pocos bug y algunos defectos del juego se arreglen pronto, ya que el juego es un excelente trabajo.

Si quieres estar al tanto de este y otros análisis, así como noticias, ofertas y demás no dudes en visitar nuestras secciones.

Tráiler Potion Permit

8.0

Nota

Puntuación general

Historia
7.0
Jugabilidad
9.0
Gráficos
7.0
Música
8.0
Diversión
9.0
Lo mejor
  • -Multitud de mecánicas
  • -Gran inmersión
  • -Estilo pixelado atractivo
Lo peor
  • -Algunas mecánicas demasiado simples
  • -Ciertos bugs
Autor

Bishamon

Profesor de Historia, futuro especialista de Mitología e Historia Militar. Técnico de Archivos. Apasionado de los libros. La estrategia como mayor interés dentro de esa maravillosa pasión que son los videojuegos.