Análisis Before We Leave – De la oscuridad al cielo

0

Nos encontramos con un mundo devastado, una civilización subterránea e insensata a la que un buen día le apetece volver a la superficie para comenzar desde el principio. Before We Leave es un Simulador de Colonias desarrollado por el estudio indie Balancing Monkey Games y editado por Team17 bastante simpático y relajado, ambientado sin embargo en un mundo post-apocalíptico.

Es el primer juego de Balancing Monkey Games pero sin embargo, Team17 es conocida por desarrollar o ser editora de juegos como Overcooked, Blasphemous, Going Under o Worms Rumble.

El juego del “re”

Desde un refugio subterráneo al más puro estilo de Fallout, debemos dirigir los restos de una pequeña civilización de “Compas” para que reconstruyan su civilización original.

Con ese propósito el juego nos emplaza a ir construyendo diversos edificios en islas formadas por casillas hexagonales. En dichas casillas solo puede haber un edificio, lo que convierte cada casilla en algo muy valioso. Estos edificios proporcionan recursos variados: comida, agua, piedra, más habitantes.

Mientras nuestro poblado va creciendo, los desarrolladores del juego nos plantean ir recuperando restos tecnológicos de los antepasados, para usarlo en beneficio de la comunidad. ¿Cómo usar estas antigüedades? Investigando un árbol tecnológico, reparando, reciclando, reutilizando.

El juego de momento está dividido en tres modos: un tutorial, que es una partida normal, pero guiada en parte. Luego tenemos la partida normal sin (o con) tutorial, su dificultad personalizada y demás. Finalmente nos encontramos ante los escenarios, que básicamente son partidas con características especiales a modo de “desafíos”, donde se nos recomienda primero dominar las mecánicas principales.

Algo a favor del juego, es que posee distintas velocidades, a gusto del consumidor.

¿Nos quedamos entonces en cuatro chozas, manejando unos trastos y ya? Que aburrido…

Pues no, el juego está planteado con una dificultad progresiva: según vamos avanzando, nuestra ciudad crece, reparamos cosas como barcos y demás. Necesitaremos nuevos recursos. Algunos no estarán disponibles en nuestra primera isla, muchos previamente investigados. Nuestros valientes muchachos deberán colonizar otras islas para conseguirlos.

Before We Leave nos ofrece varios biomas posibles, cada uno con sus características, sus bonificaciones o penalizaciones. Además, el clima en cada isla puede sufrir cambios, provocando a su vez cambios en el bioma. No se puede negar que aporta realismo al juego.

Before We Leave - Barco

Una de las unidades navales de Before We Leave

Esto de alguna manera incita a que el jugador mantenga entre sus colonias/islas una estrecha relación. Que no se quede anclado en una o dos islas, puesto que en un bioma no se pueden generar una serie de recursos necesarios que en otra si y viceversa. El juego obliga a expandirse, coordinar y cooperar. También una cierta atención.

Por otro lado, los nuevos pobladores no son robots sin sentimientos ni necesidades como he comentado antes, por lo que también se les debe prestar atención y todo lo que pidan. ¿Por qué? Porque su estado anímico es una mecánica muy importante. Incide directamente en su movimiento, producción de recursos. Por tanto, es vital para el buen funcionamiento en la colonia. Esta complejidad recuerda en parte a juegos como “Los Sims”, “Universim”.

Para gestionar todo esto tendremos (a parte del completo y pesado tutorial) una interfaz detallada y completa, tanto de los Compas, de la situación en los pueblos, de los recursos, de edificios, investigación.

Before We Leave - Interfaz

Interfaz principal de Before We Leave

El planeta nunca es suficiente.

Porque la vista, además de ser en 3D, podemos alternarla desde cosas clásicas en los juegos de estrategia, hasta ver literalmente el “planeta” esférico que habitan nuestros “muchachos”.

Before We Leave - planeta

Perspectiva de planeta

Pero no sólo eso, sino que nuestros compas a medida que ven satisfechas sus necesidades y anhelos, mirarán más allá de la isla. En este juego, se permite al jugador y sus compas trasladar la vista y la civilización a otros planetas con otras islas.

Demasiado bonito (y fácil) para ser verdad

Desde luego, a medida que nuestras colonias crezcan y pasen de un nivel determinado, nuestros compas exigirán nuevos bienes y servicios para su felicidad, por lo que será más costoso y difícil mantenerlos y mantener la colonia. Los propios edificios y su colocación ofrecen bonificaciones, penalizaciones.

Before We Leave - nave

De la isla al espacio

En el apartado gráfico vemos similitudes de nuevo con algún juego mencionado antes. Esta en  3D. Da la sensación de estar pensado para toda la familia. Incluso aspectos no tan agradables como un desierto o la aparición de unas ruinas presentan un aspecto amable.

La música recuerda de alguna manera a algunas series como John Adams, pero ayuda a crear una atmósfera que transmite calma en general.

Por otro lado, hay distintas “sorpresas” que nos esperan en esta “Segunda Edad del Compa”. Estas irán llegando según el jugador y sus pequeños pero valientes amigos vuelvan la mirada al horizonte, al mar o al espacio. Que también exigen nuevas investigaciones, más atención y control.

Before We Leave - Gremlims

Una de las sorpresas del juego, los Gremlims

En conclusión, en Before We Leave, nos encontramos ante un juego de estrategia relajado, en parte casual, aunque con partidas de una duración considerable. Que exige bastante paciencia, capacidad de reacción y atención, así como planificación (como muchos juegos de estrategia), con una atmósfera simpática en general. Con pocos modos, pero distritos, lo que hace de este un desafío interesante y en parte fresco, que parece más fácil de lo que realmente es. Pero que de momento le falta contenido.

Aun así un juego recomendable si te gustan los juegos tipo “The Universim” entre otros. Pero si este no es tu tipo de juegos (como es mi caso), te recomiendo igualmente que le des una oportunidad. Es un juego que lo merece.

7.5

Nota

Puntuación general

Historia
6.0
Jugabilidad
8.0
Gráficos
8.0
Música
7.0
Diversión
8.0
Complejidad
8.0
Lo mejor
  • juego de estrategia simpático, relajado.
  • Un interfaz completa.
  • Un buen tutorial.
  • Capacidad de expandir el escenario de la partida al estilo de juegos sandbox.
  • Distintos biomas que hacen el juego más complejo.
  • Multitud de recursos, edificios, investigaciones.
  • Algunas sorpresas.
  • Diferentes velocidades para jugar.
  • Dificultad creciente y progresiva.
Lo peor
  • Una historia poco original y simple.
  • Algunos bugs de sonido entorpecen levemente la partida.
  • Llega un momento en el que el jugador debe gestionar multitud de tareas a la vez, pudiendo resultar frustrante.
  • El modo normal puede resultar algo pesado y demasiado prolongado, sobre todo si estamos acostumbrados a juegos más dinámicos y breves.
  • Necesita algo más de contenido .
Autor

Bishamon

Profesor de Historia, futuro especialista de Mitología e Historia Militar. Técnico de Archivos. Apasionado de los libros. La estrategia como mayor interés dentro de esa maravillosa pasión que son los videojuegos.